La crisis del coronavirus

El Almería, vacaciones en confinamiento

El club andaluz fija un periodo de descanso hasta el 3 de mayo para evitar un conflicto laboral si las competiciones vuelven en verano

Guti, en el banquillo del Almería.
Guti, en el banquillo del Almería.Javier Navarro / DIARIO AS

El 2 de agosto de 2019, el millonario saudí Turki Al-Sheikh se hacía con la propiedad del Almería después de pagar 20 millones de euros por el 96% de las acciones de Alfonso García Gabarrón. El club andaluz, como nueve años antes el Málaga, quedaba en manos de un jeque que desde un principio llamó la atención por su forma de proceder. Ni dudó en gastarse 17 millones en fichajes (más que ocho equipos de Primera) ni tampoco lo hizo cuando puso al luso Pedro Emanuel al frente del primer equipo. Al-Sheikh lo mismo sorteaba dos coches de alta gama por partido que destituía a Pedro Emanuel para darle el Almería a José María Gutiérrez, Guti, con el equipo situado en puestos de ascenso. En medio de charlas con entrenadores del prestigio de José Mourinho, Unai Emery y Quique Setién en su residencia de Arabia, el Almería se instalaba en la parte alta de la clasificación de Segunda hasta que estalló la crisis del coronavirus.

Con el equipo tercero en la clasificación con 50 puntos, Turki Al-Sheikh ha vuelto a llamar la atención con la respuesta del club ante el impacto del virus en el fútbol español. Hasta este momento, eran dos los procedimientos empleados por los clubes para pelear contra la crisis. Uno ha sido acogerse a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Otro, los pactos a los que se han llegado con los jugadores para rebajarse el salario e impedir, de esta forma, la formalización de un ERTE que pudiera perjudicar a los empleados del club. Pues el Almería, ni lo uno ni lo otro. Sencillamente, ha optado por dar vacaciones a los miembros de la plantilla del primer equipo y del filial desde el pasado jueves 9 de abril hasta el próximo 3 de mayo. El día 4, los jugadores, si las autoridades sanitarias lo permiten, volverán al trabajo. Es el primer club del fútbol español que ha adoptado esta medida. “Fue una propuesta del club que aceptaron los jugadores. Es una forma de dejar claro y garantizar la disponibilidad del futbolista si hay competición en verano”, afirmaron a este diario fuentes del club andaluz. Es decir, el Almería evita así un posible conflicto con las vacaciones veraniegas si en ese periodo hay que concluir la Liga.

“El club nos comunicó la propuesta a principios de la semana pasada. Nos indicaron que habían pensado en darnos vacaciones desde el pasado jueves hasta el 3 de mayo. Algunos compañeros no entendieron bien la idea. El club nos informó a los capitanes de que era una medida totalmente legal. De esta forma, se impedía un ERTE, que afectaría jugadores y empleados, y también una reducción de salario. Todos la aprobamos”, comenta Fernando, portero del Almería y uno de los capitanes. “Hemos cobrado nuestra nómina de marzo con normalidad y entendimos que la propuesta es muy razonable. El ERTE nos hubiera parecido una medida extrema, que afectaba además a los trabajadores. Desde el club siempre nos han dicho que su intención era cubrir los sueldos pasara lo que pasara con la competición y eso es algo que nos tranquilizó mucho”, añade el guardameta.

Durante este periodo de vacaciones los jugadores seguirán realizando el plan de trabajo diario diseñado por los preparadores físicos. Son, por lo tanto, unas vacaciones algo especiales. “No nos importa hacer el trabajo que nos mandan. Sabemos que nos encontramos en una situación muy especial en el fútbol español y todos queremos que vuelva la competición lo antes posible para acabar la Liga. Sea como sea. Estamos de vacaciones hasta el 3 de mayo y el 4 debemos regresar. Si no contamos con el permiso del CSD, pues seguiremos entrenándonos en casa para volver cuanto antes”, aclara el capitán del Almería.

“La competición se debe acabar. Creemos que es lo más justo”, finaliza Fernando, uno de los capitanes del equipo almeriense. Los jugadores hacen dobles sesiones físicas todos los días. El trabajo es supervisado por los dos preparadores físicos del club, que se han repartido la plantilla de 25 futbolistas en dos grupos.

Lo más visto en...

Top 50