Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La efervescencia de Ferran

El canterano, dotado de una elegante zancada y una depurada técnica, es clave en el resurgimiento del Valencia de Celades

Ferran Torres celebra un gol al Levante en el último derbi valenciano.
Ferran Torres celebra un gol al Levante en el último derbi valenciano. Getty Images

“Tenemos un tatuaje. Fue como un recordatorio para que no nos dejáramos hundir por nada ni por nadie”, cuenta Arantxa Torres, mientras levanta su pantalón a la altura del tobillo para que la cámara pueda apreciar la figura de un ancla que corona la frase Refuse to sink (Me niego a hundirme), que hace un par de años ella y su hermano dibujaron sobre su piel. “A mí padre le costó asimilarlo, pero ahora a mis abuelos les encanta”. Arantxa es la hermana mayor de Ferran Torres (Foios, 2000) y su nombre aparece grabado en las botas de último niño maravilla alumbrado en Paterna. Al momento de Ferran, en plena efervescencia, quiere anclarse este domingo (21.00, Movistar LaLiga) el Valencia en la bahía de Mestalla para resistir las acometidas de otro gigante acorazado. Cargada de bajas, la guerrilla de Celades recibe al Real Madrid, que se presenta a la cita sin laterales izquierdos [Marcelo, lesionado y Mendy, sancionado] y con Casemiro a una amarilla de perderse el clásico del próximo miércoles.

Con Maxi Gómez y Gameiro fuera de combate por lesión, el canterano de Foios es una de las alternativas que baraja el técnico para formar junto a Rodrigo en la punta. El último mes de Ferran, al que le molesta que se acentúe por error su nombre, ha sido magnífico. Lleva siete partidos con especial incidencia en el equipo. Cuatro goles y tres asistencias, desde que el 5 de noviembre el Valencia arrasara al Lille (4-1). Ese tanto ante los franceses dio paso a tres más frente a Granada, Villarreal y Levante. Además, asistió a Maxi en el Villamarín, a Gameiro en el Ciutat de València y a Rodrigo en Ámsterdam.

“Celades le ha dicho en el descanso que se atreva en el uno contra uno, que encare, porque es desequilibrante”, desveló Gayà, tras ser preguntado sobre la espléndida segunda mitad, con exhibición de zancada, centro y gol, que disputó el extremo de Foios en la citada tunda al Lille. Y Ferran se ha atrevido. Con Albert Celades es, definitivamente, el jugador que había asomado con Marcelino y en las categorías inferiores de la selección. Sus habilidades ya fluyen. La elegante carrera, siempre con la cabeza arriba, la conducción con las dos piernas, sus dañinos centros combados y su golpeo ambidiestro han disparado al Valencia. La confianza del técnico catalán, más protector y comprensivo que el asturiano con los jóvenes talentos, ha estimulado la eclosión de Ferran, al que se aprecia suelto y con mayor seguridad en su fútbol.

Campeón y mejor jugador del último Europeo sub-19 de Portugal, con dos tantos en la final, sus méritos, en cambio, no lo han distinguido en votos en el reciente trofeo Golden Boy 2019 que otorga el diario italiano Tuttosport. Sus estadísticas van engordando. A los 19 años, cumplió sus primeros 50 partidos de Liga con el Valencia ante el Betis a finales de noviembre, mientras que en el duelo con el Lille se convirtió en el jugador más joven de la historia de su club en marcar en competición europea.

Una de las furgonetas de la flotilla de vehículos de Peter Lim circulaba por Singapur el pasado verano personalizada con las figuras de Carlos Soler, Kang In, Gayà y Ferran, abanderados de la fábrica de Paterna. El propietario ha dado luz verde para la renovación de Ferran y de Carlos Soler, que acaban contrato en junio de 2021. Sin ninguna experiencia en estos menesteres, el presidente Anil Murthy, que se ha subido el sueldo para asumir junto a Kim Koh las funciones de Mateu Alemany, conduce ambas negociaciones. La cláusula de Ferran es de 100 millones de euros y la de Carlos Soler es de 80.

A Ferran, los ojeadores de la Juventus lo siguen desde que tenía 16 años y el interés bianconero en él suele ser portada recurrente en Italia. El Borussia Dortmund también lo tiene monitorizado. En edad infantil, tras un torneo en Brunete, los cazatalentos madridistas le birlaron al Valencia a Víctor Chust, actual defensor del Castilla, y tentaron a Ferran. El jugador y su padre visitaron Valdebebas invitados por el Real Madrid , pero prefirieron quedarse en Mestalla. La prioridad del Valencia es convertirlo en uno de sus estandartes.

Ligado emocionalmente al equipo que lo captó en categoría prebenjamín, procedente del fútbol sala escolar, Ferran, para desconectar, pasea a menudo junto a su hermana y sus dos perros por la pequeña playa de Foios, al norte del espigón de la playa de Meliana y el malecón artificial que protege la autopista CV-21 de las embestidas del mar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información