Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arturo Vidal: “Si no siento que soy importante, tendré que ampliar horizontes”

El centrocampista del Barcelona, de nuevo reivindicativo, amenaza con su salida en diciembre o a final de curso si no dispone de más titularidades

arturo vidal
Arturo Vidal, durante el duelo ante el Leganés. Europa Pres

No está conforme Arturo Vidal con los minutos que juega en el Barcelona, futbolista competitivo y esforzado como pocos, secundario en un equipo donde De Jong se lleva muchos de los piropos junto a las actuaciones de Arthur, más determinante que antaño. Pero atraviesa una situación similar a la de Rakitic, que también aireó su consternación en una entrevista con Jorge Valdano porque estaba “triste” al haberle “quitado la pelota”. Incluso se encuentra varios escalones por delante de Aleñá, quien parece predestinado a encontrar una salida a modo de cesión durante el próximo mercado invernal. Pero el chileno lo tiene claro: o juega o se marcha. Amenaza, en cualquier caso, que requiere de un club que le pague la generosa ficha que tiene y contente al Barça porque el centrocampista tiene contrato hasta 2021.

En una entrevista concedida para TV3, el chileno lanzó el órdago: “Pasaron varios partidos que no jugaba. A veces, lo hacía bien y al otro encuentro no me tocaba. Eso me tenía, me tiene, triste. He de ser objetivo y vivir el día a día. Si en diciembre, o cuando acabe la temporada, no siento que soy importante aquí, tendré que buscar una solución y ampliar horizontes para ser importante”. Un mensaje directo que ha sorprendido un poco en la ciudad deportiva del Barcelona, más por lo reivindicativo que por el hecho en sí, puesto que entienden que eso demuestra el carácter competitivo del jugador. Unas exigencias, sin embargo, que no son nuevas porque ya lo advirtió en el día de su presentación -“vengo a ganarme un puesto de titular y salir todos los partidos a la cancha”-, lo reclamó unos pocos meses más tarde –“estoy muy bien físicamente, pero en los últimos partidos he estado un poco molesto. Vienen muchos partidos importantes ahora y espero ser titular”- y lo completó con mensajes en las redes sociales. Como esos tres emoticonos de enfado cuando solo disputó tres minutos contra el Tottenham. “Se equivoca en las formas, pero tiene su lado bueno que un tío de 31 años muestre ese orgullo cuando ya lo ha ganado casi todo… Además, es para lo que vino, para dar raza, carácter y competitividad antes que para hacer filigranas”, le justificaban por entonces desde el área deportiva, al tiempo que de puertas para dentro resolvían darle un toque de atención.

Queda por ver cómo se resuelve la situación ahora, toda vez que Valverde lo ve más como un jugador revulsivo, también idóneo para los encuentros que plantea de ida y vuelta. Pero el equipo está acostumbrado a la posesión y la coyuntura no se da en demasiados envites, por más que en este curso sume 498 minutos, por detrás de De Jong (1.468) y Arthur (846), aunque por delante de Rakitic (366) y Aleñá (45). Pero eso tanto le da a Vidal, que también lo aclaró en el día que se presentó en sociedad: “Escuché lo del ADN, pero lo más importante es ganar y levantar copas al final del curso”.

Precisamente, el chileno firmó por el Barça para conquistar laureles y sobre todo la Champions. Y mandó un mensaje también al vestuario: “Uno podría decir que todo está bien, pero para lograr los objetivos, para levantar la copa a fin de campeonato, el equipo tiene que mejorar mucho. Estamos a tiempo. Tenemos que empezar a dar el máximo, o a trabajar mucho más”. Y completó: “La Champions se ve bastante dura. Hay equipos muy fuertes. El Liverpool ya demostró que el año pasado lo ganó físicamente porque pasó por encima de todos los bloques”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información