Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las recaídas del bisturí

Guardiola superó en un quirófano las lesiones de isquios, un método que no ha funcionado con Dembélé y otros muchos

Messi, junto a Dembélé.
Messi, junto a Dembélé. AFP

Los isquios, esos músculos de la parte trasera del muslo que tanto les fastidian a los velocistas, entraron en el lenguaje cotidiano del barcelonismo hace más de 20 años, cuando Pep Guardiola pasó una temporada infame (el cuatro del Barça solo pudo jugar 14 de los 57 partidos de la temporada 97-98) por culpa de los isquios, de lesiones de las que recayó varias veces. Después de polémicas, discusiones y diferencias de opiniones en los servicios médicos del club, una visita en junio del 98, al quirófano del doctor Sakari Orava en Turku (Finlandia) acabó con el problema.

Los problemas musculares de Ousmane Dembélé han vuelto a poner a los isquios en boca de todos en el Barça, donde, quizás inconscientemente, se ha instaurado la doctrina Guardiola (el bisturí finlandés) para combatir sus males. Entre marzo de 2014 y septiembre de 2017, el médico del primer equipo, Ricard Pruna, que ya trabajaba en el club en los años de Guardiola futbolista, ha puesto en manos de Orava y sus cortes a no menos de cinco jugadores del juvenil, del filial o de la primera plantilla del FC Barcelona con lesiones de isquios (bíceps femoral, semitendinoso, semimembranosos y sus respectivos tendones).

La mayoría de los operados fueron jugadores de entre 18 y 21 años. Después de varias lesiones y recaídas, Joan Campins se operó dos veces, y Pol Calvet otras dos. Wilfried Kaptoum y Thomas Vermaelen solo pasaron una vez por el quirófano de Orava. Ninguno se recuperó plenamente, algunos han dejado el fútbol y todos andan perdidos, pese a que en un artículo científico publicado en The Orthopaedic Journal of Sports Medicine, Pruna y Orava, dos de sus autores, las calificaran de “éxito” y concluyeran que “las lesiones del tendón de los isquiotibiales se pueden reparar quirúrgicamente con éxito después de recaídas agudas y repetidas”.

A Dembélé, de 20 años entonces, le operó Orava en septiembre de 2017 después de su primera rotura de bíceps femoral. Se le operó sin esperar a que recayera y sin intentar tratarle con fisioterapia, el método de primera elección en la mayoría de los clubes del mundo, que ha conocido importantes avances científicos y de aplicación en la última década.

Cuatro días antes que Dembélé, el miércoles 13 de septiembre, sufrió una lesión similar Pogba, el centrocampista francés del Manchester United, compañero de Dembélé en la selección campeona del mundo. Aconsejado por su técnico, Jose Mourinho, Pogba visitó a Orava y sopesó operarse. El centrocampista del Manchester United, de 24 años, sufrió una lesión idéntica a la de Dembélé cuatro días antes y también acudió a la consulta de Orava, quien le aconsejó el quirófano. Pogba, sin embargo, rechazó la operación y decidió tratarse la lesión con un tratamiento fisioterapéutico fuera de la estructura del club. El 18 de noviembre, dos meses después, Pogba volvió a jugar. No se ha vuelto a lesionar.

En los menos de dos años transcurridos desde su regreso tras la operación, en enero de 2018, Dembélé ha sufrido cuatro recaídas en el mismo muslo izquierdo. En ellas podría haber influido la cicatriz dejada por el tajo del bisturí. Pero lo que deja más perplejo, y les hace pensar en factores que se escapan a los especialistas, Dembélé ha sufrido también dos lesiones en los isquios de la otra pierna, la derecha, en los que no hay cicatriz.

Las lesiones de isquios (las más comunes en el fútbol) son las que más preocupan en los grandes clubes de Europa. El último estudio publicado en el que ha intervenido Grégory Dupont, el preparador físico del Real Madrid, es una encuesta sobre cómo gestionan el retorno a la actividad (RTP) tras las lesiones de isquios. Dupont, cuya mayor preocupación es la traslación de la investigación científica al campo práctico, subraya que falta a veces toma de decisiones colectivas por todo el staff de los clubes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >