Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla, cinco de cinco en Europa

El equipo andaluz, único equipo que ha ganado todos los partidos en la Liga Europa, derrota a un defensivo Qarabag

Chicharito controla ante Huseynov. Ampliar foto
Chicharito controla ante Huseynov. EFE

El Sevilla se muestra implacable en Europa. Su triunfo ante el Qarabag le hace ser el único equipo de la Liga Europa que ha vencido en sus primeros cinco compromisos de la fase de grupos. Un logro en el que han ayudado el potencial de su plantilla y, también, el flojo nivel del grupo que le tocó en suerte. Un gol del joven Bryan Gil abrió el camino del triunfo. Hubo que esperar a la segunda mitad, donde el Sevilla apretó un poco el acelerador después de un primer tiempo muy flojo. El Qarabag, muy defensivo y lejos del nivel mostrado hace dos ejercicios ante el Atlético en la Champions, quedó eliminado con la derrota. El Apoel acompañará a los andaluces en la siguiente fase de la competición, ya en eliminatorias. 

Sevilla

4-2-3-1

Julen Lopetegui

13

Bounou

6

Carriço

3

Sergi Gómez

15

Alejandro Pozo

18

Escudero

21

Cambio Sale Pepe Mena

Óliver Torres

9

1 goles Gol

Dabbur

11

Munir

7

Cambio Sale Bryan Gil Salvatierra

Marcos Lopes

17

Gudelj

14

Cambio Sale Franco Vázquez

Chicharito

1

Begovic

3

Ailton Ferreira

55

Huseynov

30

Cambio Sale Abdullayev

Huseynov

5

Medvedev

4

Rahil Mammadov

8

Cambio Sale Dani Quintana

Míchel

20

Richard

17

Abdellah Zoubir

2

Garayev

9

Cambio Sale Mahir Madatov

Jaime

FK Qarabag

5-4-1

Gurban Gurbanov

No debió ser fácil para Lopetegui la preparación de un partido con tan poco en juego. Si acaso, los 570.000 euros con los que la UEFA premia cada triunfo en la fase de grupos de la Liga Europa. El Sevilla, ya clasificado como primero de grupo, recibía en su feudo al Qarabag, en un ambiente algo frío, alejado de la habitual pasión de la grada andaluza con su competición fetiche. El entrenador del Sevilla diseñó un once completamente nuevo del que ganó en Valladolid en LaLiga y se aupó a la tercera plaza. Fue la ocasión de ver a jugadores con ganas de reivindicarse, caso de Chicharito, Munir, Dabbur, Pozo o Rony Lopes. No salió demasiado bien el invento de Lopetegui. En primer lugar, por lo poco que había en juego. El tufo de partido intrascendente acabó por contagiar a los futbolistas del Sevilla, incapaces, por ejemplo, de levantar la mano y decirle a Lopetegui que están aptos para competir en LaLiga. No hubo rebelión, por ejemplo, para que algún futbolista le dijera a Lopetegui que está en disposición de sustituir a Ocampos, castigado con tres partidos de sanción por su expulsión en Valladolid y posterior falta de respeto al colegiado. El segundo factor que condenó la posibilidad de un partido vistoso fue el ultraconservador planteamiento del Qarabag, plagado de defensas amontonados al borde de su área. El Sevilla, por tanto, hizo una primera parte muy mala, con un fútbol lento y poco fiable. Solo una falta en el minuto 43 obligó a Begovic, portero del Qarabag, a hacer una buena parada. El resto fue un pleno aburrimiento.

El Sevilla mejoró algo en la segunda mitad. Tuvo la virtud de imprimir algo más de ritmo y velocidad. Fue el canterano Gil el que abrió el camino del triunfo con un disparo desde fuera del área que tocó en un defensa azerí y se coló en la meta del Qarabag. Gil fue uno de los jugadores que apretó y que aprovechó la oportunidad de mostrarse en este tipo de partidos. Dabbur, después de una floja actuación, hizo el segundo gol en el tiempo de alargue. El Sevilla recibe el próximo domingo en LaLiga al Leganés en partido que se jugará a las doce de la mañana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información