Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Márquez y la cosecha del 93

Con su octavo título mundial a los 26 años, el español eleva su palmarés a la categoría de leyenda del motociclismo y lo hace antes que ningún otro piloto

titulos de marc marquez
Márquez celebra la victoria en el GP de Tailandia. AFP

Marc Márquez no tiene muchas manías pero dentro de un circuito sigue unas rutinas al pie de la letra. Come dos horas antes de la carrera, para terminar a tiempo de ver competir a su hermano Álex en Moto2, no se para a charlar con nadie fuera de las áreas restringidas, se pone primero el guante derecho y prefiere salir a la pista con un mono de piel que esté dado de sí. La rutina es la rutina, y la suya es ganar y ganar y ganar. Este domingo venció en Tailandia tras superar a Fabio Quartararo en la misma línea de meta —Viñales fue tercero, Rossi octavo y Lorenzo, 18º— y abrochó así a lo grande, a lo campeón, su octavo Mundial, el sexto en MotoGP, con solo 26 años. Un ciclón.

“Mirando la ventaja con la que hemos ganado, se puede pensar que el campeonato es aburrido pero muchas carreras se han decidido en la última vuelta”, señaló Márquez tras su última demostración de poderío y voracidad. El catalán se coronó ganando, cómo no. El campeón confesó que la noche antes a la carrera, recibió un mensaje de la cúpula de Honda: “Trata de cerrar el campeonato”. Dicho y hecho.

La consecución del octavo título mundial agranda la era de Márquez en el Mundial de motociclismo. El de Cervera no es el primer piloto que logra acumular ocho coronas pero sí es el que más joven lo consigue. Márquez nació en 1993, como así recuerda en su dorsal, y ha conquistado el doble póker con 26 años, más tempranero que Mike Hailwood, que tenía 27 cuando lo logró, y Giacomo Agostini, 28 años. Valentino Rossi se lo apuntó con 29 y Ángel Nieto y el italiano Carlo Ubbiali ya eran treintañeros cuando cazaron el ocho. Márquez también se ha erigido como el más joven de la historia en ganar seis títulos de la máxima cilindrada. Lo ha hecho con tres años de anticipación con respecto al récord de edad, 29 años, que compartían Agostini y Rossi. El nombre de Márquez reluce en el cuadro de honor del Mundial. Debutó en 2008 y no ha dejado de ganar.

Cuando en 2013 aterrizó en MotoGP, cargaba en la maleta la consecución de los títulos de 125 centímetros cúbicos, 2010, y de Moto2, 2012. Llegaba con la etiqueta de corredor prometedor y ya en el año de su estreno en la clase reina cazó seis victorias y rompió una regla que había imperado durante 63 años de Mundial: nunca un debutante era campeón. Márquez, sí. Desde entonces, solo se le escapó el título en 2015, cuando claudicó ante Jorge Lorenzo. El balear, con tres títulos, y Álex Crivillé, campeón en 1999, son los únicos españoles que también han reinado en la máxima categoría. El reciente campeón rehuye los recuentos y estadísticas que lo presentan como un destructor de récords y se limita a comentar que los datos de los logros sirven para recordar que “el tiempo pasa volando”.

Ahora, con su sexto trofeo de MotoGP, rebasa a quien fue el dominador absoluto del campeonato en el último tramo del siglo XX, Mick Doohan. El australiano arrasó entre 1994 y 1998 y se embolsó cinco títulos de manera consecutiva. Su tiranía puso fin a la era de los estadounidenses. Wayne Rainey, Eddie Lawson y el icónico Kevin Schwantz dejaron una profunda huella en los circuitos pero su bagaje victorioso se queda corto ante los números de Márquez. Schwantz solo logró ser campeón en 1993, Rainey se adjudicó tres títulos antes de que un accidente en Misano lo dejara en silla de ruedas y Eddie Lawson alcanzó cuatro.

La relación con el ‘46’

Echando la vista atrás, otros pilotos de leyenda como Freddie Spencer, Kenny Roberts y Barry Sheene también han quedado superados por el ciclón Márquez. El niño de 15 años que se hacía fotos con Valentino Rossi para entregarle un coche en miniatura que uno de sus patrocinadores había fabricado para el italiano, hoy está a punto de igualar el legado de quien fue su ídolo. El periodista Emilio Pérez de Rozas, autor de aquel retrato fechado en Montmeló en 2008, recuerda el trato “excelente” que dispensó Rossi al adolescente Márquez cuando éste fue a buscarle al box.

La relación entre ambos se ha torcido con el paso del tiempo, y Márquez tiene a tiro de piedra atrapar los nueve Mundiales de Rossi. “Puede superar mis récords, sí, pero eso ahora no me preocupa”, ha reconocido El Doctor públicamente. El italiano tenía 30 años cuando alcanzó su noveno trofeo y hace una década que permanece estancado en esa marca. También cosecharon nueve campeonatos Mike Hailwood y Carlo Ubbiali. Un poco más lejos del alcance de Márquez siguen, por ahora, los 12+1 de Angel Nieto y los 15 de Giacomo Agostini. Pero el 93 tiene cuerda.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información