Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Queralt Castellet: sin dinero no hay Copa del Mundo

La española en la élite del snowboard renuncia a la mejor competición esta temporada discrepancias económicas con la Federación

Queralt Castellet posa en Montjuïc (Barcelona). Ampliar foto
Queralt Castellet posa en Montjuïc (Barcelona).

“Me encanta ir rápido, volar alto, eso te da una sensación de libertad”, así describe Queralt Castellet (Sabadell, 30 años) lo que le produce estar sobre una tabla de snowboard y practicar el halfpipe. La rider ha buscado esta libertad no solo en su tabla sino también en el manejo de su programa, sus entrenamientos y sus ayudas económicas. Empezó su carrera en el snowboard en 2005 y al año siguiente ya estaba clasificada para los Juegos Olímpicos de Turín. En 2010 decidió buscar otro camino al que le dictaba la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI): “Las circunstancias de entonces no eran las que yo necesitaba para mejorar, quería un programa más intenso”. Y agrega: “En ese momento negociamos que se me diera la ayuda económica y así hemos trabajado”. Su medalla de plata en el Campeonato Mundial de Snowboard de 2015 y el séptimo puesto en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018 convirtieron a Queralt en la deportista con más ayudas económicas por parte de la RFEDI, el doble que otros deportistas.

Sin embargo, Castellet ha comunicado que no participará en la Copa del Mundo de Snowboard que se celebrará en 2020 por falta de recursos: “Hay dinero que aún no se me ha terminado de pagar”. Y explica: “Siempre he hecho un esfuerzo por ir (a las competiciones) pero llega un punto en el que no puedes”. Los éxitos conseguidos en esta temporada, una medalla de plata en los X-Games, el cuarto puesto en el Mundial y segunda en la general de la Copa del Mundo, la ponen en su mejor momento. Aunque su ausencia en la Copa del Mundo no le afectaría para conseguir su objetivo principal, la clasificación a los Juegos Olímpicos de invierno 2022, comenta: “Competir en una Copa del Mundo siempre es importante, pero vienen otras competiciones que me tienen muy motivada”. Los Juegos de Pekín 2022 se convertirían en los quintos de la atleta y llegaría a igualar a María José Rienda, la Secretaria de Estado para el Deporte, hasta el momento la deportista española con más participaciones en unos Juegos de invierno.

Castellet se entrena esta semana en Saas-Fee, Suiza, con el equipo de este país: “Estos entrenos me los gestiono yo y tienen costos elevados”. La atleta olímpica asegura que la ayuda que le aportan sus patrocinadores ha sido vital para competir: “Gracias a ellos, he podido llegar a donde estoy ahora”.

El director deportivo de la RFEDI, Olmo Hernán, acepta que: “Entre lo que la federación puede ofrecer y lo que ella espera de la federación hay una distancia que no estamos sabiendo gestionar”. Pero defiende que hay un interés real en que Queralt pueda participar en la mayor cantidad de competiciones: “No tendría mucho sentido que nosotros como federación no quisiéramos apoyar a una atleta de ese nivel”. Y reconoce: “Saldríamos en ese caso perdiendo”. Sin embargo, aclara que para que esta situación se dé, la federación necesita que se cumplan ciertas condiciones: “Estos requisitos son los mismos de siempre, que ella debería intentar cumplir de cara al futuro. Algunas veces le ha costado cumplirlos”. La federación considera que Castellet no ha utilizado en ocasiones las marcas de los patrocinadores de la RFEDI, no ha comparecido en las presentaciones de los equipos nacionales y ha elaborado un calendario propio del que no ha informado a los responsables federativos. En cuanto al tema de si se le debe dinero a la atleta por competiciones anteriores, Hernán comentó: “Hay cuestiones internas del contrato que no se pueden hablar”.

La federación afronta una pérdida de la subvención pública para el ciclo olímpico de 2018 de un 36% con respecto al de 2014. A pesar de ello, la lista de deportistas a los que apoya ha pasado de nueve a 39 en los últimos cinco años. “Las ayudas que gestionamos para todos los deportistas son considerablemente más altas”, comenta Hernán. Para esto la búsqueda de patrocinios privados se ha intensificado: “La federación ha buscado patrocinadores externos que al final son los que pagan a los atletas”. Recalca que por eso es importante que los atletas se comprometan con los requerimientos de estos patrocinadores. Además de estos patrocinios, la RFEDI desde 2015 ha puesto a disposición de los deportistas la Casa España en Saas-Fees, Suiza. Lugar en el que hoy se encuentran alojados 90 deportistas, entre ellos, el olímpico Lucas Eguibar y el bronce olímpico Regino Hernández. “Las instalaciones que tienen ahora no son iguales a las que tenían hace 10 años”, comenta Eguibar. “Antes nos metían a todos en un apartamento y hasta nos teníamos que cocinar”. Además asegura que su rendimiento al entrenar en estas condiciones ha mejorado: “Ahora me enfoco solo en entrenar, tengo a mis disposición todo el equipo médico, cocineros que se ajustan a mis necesidades”. En cuanto al tema del apoyo por parte de la federación, dice: “Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero se ha solucionado hablando”. Tanto Eguibar como Hernández se preparan para la Copa del Mundo.

Pese a su renuncia a la Copa del Mundo del próximo año, Queralt tiene otras competiciones marcadas en su calendario para las que asegura estar entrenándose fuerte: “Soy muy competitiva, y estas pruebas hacen que saques lo mejor de ti”. Asegura que el anuncio de su ausencia en la Copa del Mundo la hizo pensando en las personas que le apoyan. “Ellos tienen que saber por qué no estoy en esas listas”, sentencia. Desde la Federación, Hernán sostiene: “Queremos que Queralt siga ganando todo lo posible, pero para eso tenemos que sentarnos a hablar”. Por el momento Queralt se concentra en su preparación para el LAAX Open que se llevará a cabo en enero de 2020.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información