Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Osasuna le falla la puntería

Somete a un Betis que fue una máquina de perder balones, pero no estuvo acertado en el remate

Bartra despeja una aproximación de Osasuna.
Bartra despeja una aproximación de Osasuna. EFE

En Pamplona esperaron casi hasta el final del partido que arreciara esa lluvia que se anunciaba torrencial. La grada también esperaba que los delanteros locales afinaran la puntería. Empezó a llover pero los goles no llegaron, porque Osasuna no supo y el Betis no pudo. El equipo navarro sigue invicto en su campo, pero no gana; el sevillano intenta hacer un fútbol productivo, pero para recoger hay que sembrar, así que ambos acabaron repartiéndose el botín. A ninguno de los dos le dejó satisfecho el partido.

Osasuna
OSA
0
-
0
BET
Betis
Osasuna
Rubén, Pervis Estupiñán, Aridane, Nacho Vidal, David García, Roberto Torres, Oier, Rubén García (Brandon, min. 77), Fran Mérida (Jon Moncayola, min. 89), Chimy y Adrián (Robert Ibáñez, min. 70).
Betis
Joel, Mandi, Alfonso Pedraza, Bartra, Emerson, Guardado (Ismael Gutiérrez, min. 77), Canales, Javi García, Nabil Fekir (Álex Moreno, min. 72), Juanmi (Joaquín, min. 67) y Borja Iglesias.
Árbitro
Carlos del Cerro Grande
Oier (min. 8), Mandi (min. 3) y Guardado (min. 23).
Estadio:El Sadar

El Betis, que sigue siendo el Betis aunque vista de rosa por cuestiones comerciales, que en los tiempos que corren parecen primar más que el amor a unos colores, está dispuesto a inmolarse por sus ideas; justo lo contrario que Osasuna que, precisamente, trata de sobrevivir gracias a las suyas. Ambos, eso sí, son coherentes con lo que Rubi y Arrasate plantean en la pizarra. Osasuna puede decir que le ha ido bien escuchar las demandas del entrenador vizcaíno: un ascenso y muchos partidos invictos en su campo. Lo que pueda ofrecer el técnico del Betis es todavía una incógnita con la perspectiva de la quinta jornada.

Así que cuando las ideas béticas se imponían a la presión osasunista, —pocas veces—, los sevillanos podían disfrutar de minutos de tranquilidad e incluso de algunas opciones en el área pamplonica. Fekir tuvo la más diáfana nada más comenzar, en un saque de falta de Canales que cogió medio despistada a la zaga local.

Al Betis, sin embargo, le costó adaptarse a la atmósfera del partido salvo en contadas ocasiones. Fue la presión osasunista la que asfixió por momentos al equipo verdiblanco. La salida del balón desde del área propia, que el Betis intenta incrustar en el ADN de sus jugadores, se transforma en un calvario frente a un equipo que, como Osasuna, convierte la eliminación de espacios en campo contrario en una religión. El partido vivió casi toda la primera parte en campo del Betis. Chimy Ávila fue una pesadilla para Bartra, Joel tuvo que esmerarse para neutralizar el remate de Adrián después de una pérdida a unos metros del área. Otro robo, acabó en un disparo de Roberto Torres, un pelín cruzado, y la mejor opción navarra se fabricó en un contragolpe brutal con seis osasunistas frente a tres béticos, que Joel salvó ante Ávila.

Salió más aseado el Betis tras el descanso, pero la alegría le duró menos de un cuarto de hora, hasta que Osasuna ensambló las piezas y regresó a la presión que le había ido tan bien, salvo de cara a portería, en la primera parte. Tomó la pelota, impidió que el Betis la pudiera manejar, y se lanzó en tromba hacia el área bética. En las bandas, Estupiñán y Nacho Vidal se comían a los volantes andaluces. Joel sufrió un bombardeo constante, mirando siempre de reojo a Chimy Ávila y a Adrián, que fabricaron la mejor ocasión del partido, otra vez después de una salida mal concebida de la pelota por parte bética, que acabó en un centro largo, el control primoroso de Adrián y el remate posterior de Ávila que se estrelló en el travesaño.

El Betis no respondía salvo en acciones aisladas. Era Osasuna el que inclinaba el campo a su favor, pero a los hombres de Arrasate les faltó puntería. Se marcharon frustrados del campo con el empate, que sin embargo, alivió a un Betis superado siempre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información