Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xiong y Domínguez tropiezan por cansancio

Ambos deberán ganar la 2ª partida frente a Duda y Grischuk, respectivamente, para estar en cuartos

ajedrez xiong y dominguez Ampliar foto
Jeffery Xiong, durante su partida de hoy

El cansancio mental es más difícil de recuperar que el muscular, como se ha visto hoy en Janti Mansiisk (Rusia), durante la primera manga de los octavos de final de la Copa del Mundo. El asombroso juvenil Jeffery Xiong (EEUU) perdió una posición equilibrada ante el polaco Jan Duda. Y el cubano-estadounidense Leinier Domínguez cayó en una posición de tablas técnicas frente al ruso Alexánder Grischuk. Ambos derrotados habían disputado agotadores desempates rápidos el miércoles, para superar los dieciseisavos.

“Los errores cometidos por ambos en el momento crítico solo se explican por el cansancio, porque han caído en trampas tácticas fáciles de ver para ellos. Xiong ha llegado a esa posición equilibrada por su gran talento, y Leinier por su gran clase. Pero ambos han pagado el desgaste acumulado”. Es la explicación del gran maestro estadounidense Álex Yermolinski, comentarista en directo por internet de la Copa del Mundo.

Xiong ya dio un mal síntoma en plena apertura, cuando reaccionó erróneamente a la novedad planteada por Duda, de 21 años, quien con esta victoria se sitúa ya en el puesto 17 del mundo. Pero el polaco tampoco estuvo fino para aprovechar su gran ventaja de desarrollo, y Xiong logró primero equilibrar, con las piezas negras, y luego quedó mejor. Pero entonces dio el segundo aviso de que no estaba fino, al no activar sus piezas en las casillas más lógicas. La lucha estaba entonces equilibrada, pero la presión del reloj y el cansancio unidos fueron demasiado para Xiong, de 18 años, que omitió un bella -pero previsible- combinación que le dejó perdido.

Leinier Domínguez en un momento de la partida de hoy ampliar foto
Leinier Domínguez en un momento de la partida de hoy

Domínguez había dicho durante el desayuno que se encontraba bien tras descansar mucho el jueves del trepidante maratón de partidas rápidas que ganó el miércoles frente a Hao Wang. Y lo ocurrido durante las primeras horas de su pelea con Grischuk indicaba que tenía razón. Pero, justo al pasar el control de la jugada 40, el cubano residente en San Luis (EEUU) cometió una imprecisión que le dejó algo peor, aunque pronto se repuso, y el empate parecía cantado. Pero Grischuk encontró un último truco, lo aplicó, y Domínguez cayó en la trampa cuando solo necesitaba un par de jugadas precisas más -fáciles para un jugador de su talla- que le hubieran garantizado el medio punto.

La situación de los tres estadounidenses -So también perdió, ante el durísimo ruso Vitiugov- es ahora dramática: si Xiong y Domínguez no lograron recuperarse del cansancio en un día de descanso, es harto improbable que lo hagan con el disgusto encima de una derrota muy desmoralizante. De los otros tres rusos en octavos, Svídler cayó, ante el francés Vachier-Lagrave, y dos hicieron tablas: Niepómniachi ante Yu; y Alexeyenko, con negras, frente a Ding, primer cabeza de serie. El vietnamita Le no hizo el más mínimo intento de luchar por la victoria con blancas frente al armenio Aronián. Y el duelo fratricida entre los azerbaiyanos Mamediárov y Radyábov fue un fiasco, un empate sin lucha que, en opinión de muchos aficionados, debería estar prohibido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información