Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La eterna revancha de Luis Suárez

El delantero uruguayo, que quedó señalado tras operarse de urgencia para participar en la Copa América, recibe el alta médica mientras que Umtiti será baja durante cinco semanas

Luis Suárez habla con Valverde durante el entrenamiento del viernes. Ampliar foto
Luis Suárez habla con Valverde durante el entrenamiento del viernes. EFE

Luis Suárez anda en busca de revancha. Y no es la primera vez en su carrera. La historia del delantero uruguayo está marcada por su autoexigencia para sortear adversidades. Lo hizo en Nacional de Montevideo, cuando la hinchada se mofaba de su falta de puntería; en el Liverpool, señalado por la prensa británica; también en el Barcelona, que arriesgó con su fichaje después de que la FIFA lo sancionara por el mordisco al italiano Chiellini en el Mundial de Brasil. Esta campaña, se le plantea un nuevo desafío al uruguayo, en la picota (una vez más) tras bajarse de la recta final de la temporada pasada para poder disputar con Uruguay la Copa América. El 9 decidió unilateralmente operarse de la rodilla y no disputar la final de la Copa del Rey ante el Valencia. El Barça cayó ante el equipo que entonces dirigía Marcelino y los pesos pesados del grupo se lo reprocharon: “Nos dejaste tirado”.

Frente al enojo de sus amigos, Luis Suárez intentó explicar su decisión. “La lesión que me llevó a pasar por el quirófano fue a causa de una rotura de menisco que sufrí en la eliminatoria contra el Liverpool. Es por ello que me vi obligado a ser operado y perderme la final ante el Valencia en contra de mi voluntad”, justificó el delantero en un comunicado el pasado mayo. “O se enojaban con Luis en el Barcelona o se enojaban con él en Uruguay. Era una situación difícil la suya”, entiende Martín Lasarte, el extécnico de la Real Sociedad, que hizo debutar al 9 en Primera con Nacional. La rabieta a Messi y compañía se les pasó rápido. El uruguayo terminó sus vacaciones con el rosarino en Ibiza. Eso sí, Luis Suárez optó por llegar una semana antes de lo pactado con el club a la Ciudad Deportiva del Barcelona.

A diferencia de Messi, Luis Suárez no se quería perderse la gira por Estados Unidos. “Para el club, el fichaje de Griezmann era interesante en muchos aspectos. Es uno de los mejores jugadores de LaLiga y también es una manera apretar a Suárez”, aseguran desde los despachos de la Ciudad Deportiva del Barcelona. El vestuario miraba con recelo la llegada del delantero francés, así se lo hicieron saber al presidente y a la secretaría técnica. El club, sin embargo, hizo oídos sordos. “Ya veremos cómo encaja Antoine en el grupo. Es un jugador que siempre se ha adaptado en todos los sitios en los que ha estado”, subrayan en el Barça. Suárez, de entrada, le tendió la mano al francés.

Previa mediación de Diego Godín —íntimo amigo de Griezmann y Luis Suárez—, al uruguayo y al francés se los vio compinchados, conectados por su afición por el mate, en la gira americana. En Estados Unidos coincidieron en los dos amistosos ante el Nápoles, buenas sensaciones para Valverde, sobre todo después de la goleada por 4-0 en el segundo duelo ante el equipo de Carlo Ancelotti. El Txingurri intentó repetir la fórmula frente al Athletic en el estreno en LaLiga, pero el Barça terminó desfigurado y Suárez lesionado en el sóleo. Un nuevo traspié para el charrúa, que empezaba el curso como había terminado el anterior: en la enfermería.

La lesión de Luis Suárez, a diferencia de la Messi, no sufrió complicaciones. “A Luis se le ve con muchas ganas. Esta temporada tiene competencia y lo sabe. Va a ser positivo para el Barça”, entienden en el cuerpo técnico. El delantero uruguayo regresó con tres kilos menos de sus vacaciones. No fue casualidad. Cambió su dieta: nada de alcohol, poca carne roja y mucha verdura. Con la hidratación no tiene problemas, el 9 es un obsesivo del agua. “Cuando era pequeño me dijeron que hace bien y desde entonces tomo mucha agua”, explica. La intención de Luis Suárez era perder peso para no sobrecargar las rodillas, especialmente la derecha.

Se alarga la baja de Umtiti

“Creemos que Luis podrá estar contra el Valencia”, aseguró Valverde, después de que el uruguayo participara junto al grupo en los tres últimos entrenamientos de la plantilla azulgrana. “Sin Leo hay jugadores que tienen que dar un paso adelante, como ya lo hizo Griezmann ante el Betis”, subrayó el preparador azulgrana. Una nueva revancha, nada nuevo para Luis Suárez.

El club comunicó el alta médica del uruguayo y, a la vez, otro contratiempo para Umtiti. Tras realizarle nuevas pruebas al jugador francés, ya lesionado, se le detectó una fisura del segundo metatarsiano del pie derecho. Será baja durante cinco o seis semanas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información