Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran desafío de Monchi

El Sevilla gasta 144 millones en 11 fichajes, la mayor inversión de su historia, para el proyecto con Lopetegui

Monchi y el presidente Castro, en la presentación de Lopes. Ampliar foto
Monchi y el presidente Castro, en la presentación de Lopes.

“Duermo poco. Hoy, en concreto, cuatro horas y doce minutos. Pero no me quita el sueño haber diseñado una planificación arriesgada, que supone la mayor inversión en la historia del Sevilla”. Las palabras de Monchi, director deportivo del club andaluz, en la presentación de Rony Lopes, undécimo fichaje, representan a la perfección el estado de ánimo del hombre que ha edificado al nuevo Sevilla después de dos años de trabajo en la Roma. La vuelta de Monchi a su equipo de toda la vida supone un enorme desafío para el gaditano, una de las claves del crecimiento de la entidad en este siglo. Ahora, Monchi, con una tremenda ascendencia sobre la afición del Sevilla, ha llegado con galones al pasar de director deportivo a subdirector general de la entidad. Significa esto que ha gozado de plenos poderes para fichar a Julen Lopetegui como entrenador por encima del desagrado de una hinchada que no perdonaba (ni perdona) al vasco su fichaje por el Madrid antes de dirigir a España en el pasado Mundial de Rusia.

MÁS INFORMACIÓN

Monchi, con una autoridad incontestable, no solo firmó a Lopetegui. Diseñó con absoluta libertad una plantilla en la que ha invertido ya 144 millones de euros en fichajes. Se trata de la cifra más alta en la historia de la entidad. “Hay muchos cambios importantes. Estoy contento con estos once fichajes y no hemos escatimado esfuerzos en la inversión”, aseveró Monchi. Entre entradas y salidas, el Sevilla ha movido más de 200 millones de euros. En el verano de 2001, Monchi, en su primer curso como director deportivo en Primera División, formó un equipo sin invertir ni un euro en fichajes. Futbolistas como Torrado o Toedtli llegaron a coste cero para que el Sevilla acabara en una decente novena plaza. Este verano, Koundé, Ocampos, Diego Carlos, Dabbur, Jordán, De Jong, Oliver Torres, Fernando, Gudelj, Reguilón y Rony Lopes han desembarcado en este plantel tan renovado.

La autoridad del gestor es tan alta que no dudó en autorizar la venta del máximo goleador del equipo, Ben Yedder, por un total de 43 millones de euros al Mónaco. En el esplendor de su poder, suaviza las críticas por el adiós de los dos jugadores más importantes del Sevilla el pasado curso: el propio Ben Yedder y Sarabia (fichado por el PSG). “Hemos tomado esta decisión ante una gran oferta del Mónaco. Cuento con tres delanteros (Munir, De Jong y Dabbur) y el míster juega solo con un punta”, aclara Monchi.

El objetivo de este nuevo Sevilla es recuperar la cuarta plaza que el Valencia ha ocupado en los dos últimos ejercicios. La última vez que los andaluces fueron cuartos se produjo en 2017 de la mano de Jorge Sampaoli en el banquillo y el propio Monchi en la dirección deportiva antes de irse a Roma.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información