Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chelsea se disculpa por los abusos cometidos en su cantera en los setenta

El club inglés reconoce que su exjefe de ojeadores forzó a numerosos niños

Stamford Bridge, este jueves en el Chelsea-Malmo de Liga Europa.
Stamford Bridge, este jueves en el Chelsea-Malmo de Liga Europa. Reuters

En un largo comunicado, el Chelsea pidió disculpas por los abusos sexuales que se cometieron en su cantera en la década de los setenta. El caso era conocido, también el nombre del abusador: Eddie Heath, jefe de los ojeadores entonces. En un ejercicio de transparencia, el club londinense publicó también el informe que encargó a Charles Geekie, un abogado especializado en protección infantil. El texto de 252 páginas no deja dudas: Heath abusó de numerosos niños durante el tiempo que trabajó para el Chelsea (1968-1979), algunos incluso llegaron a ser violados.

Ya es demasiado tarde para que el “abusador sistemático”, tal como lo cita el informe, rinda cuentas en los juzgados, ya que falleció en 1983, cuatro años después de que fuese despedido del club por “razones deportivas” por el mítico exjugador Geoff Hurst, entonces gerente del Chelsea. Hurst, quien es un héroe en Inglaterra por los tres goles que anotó en la final del Mundial de 1966, no quiso participar en el informe de Geekie. En las páginas se cuenta que nadie más participó en los abusos, pero que estos eran conocidos por parte del personal y siempre se hizo la vista gorda, incluso hubo alguna queja por el comportamiento de Heath que no fue atendida. Numerosos testigos vieron cómo el abusador se comportaba de manera inapropiada con los chavales muy a menudo, realizando insinuaciones totalmente fuera de lugar. Algunos de los denunciantes califican al exjefe de la cantera como “intocable”.

Eddie Heath.
Eddie Heath.

El Chelsea deja claro que los episodios tuvieron lugar en una época muy distinta, varias décadas antes de que desembarcase Román Abramovich, el actual propietario, en Stamford Bridge. Pero la entidad sí que es responsable de haber incluido unas cláusulas de confidencialidad en 2014, cuando compensaron económicamente a algunas víctimas. “No debimos haberlo hecho”, se disculpa el club, que añade que fue mal aconsejado por abogados externos.

Para elaborar su informe, Geekie entrevistó a lo largo de dos años y medio a 139 personas, incluidas 40 supuestas víctimas de Heath. Algunas se vieron personalmente con Bruce Buck, presidente del equipo, que no pudo contener las lágrimas al escuchar los abusos que sufrieron, según informó The Telegraph. El club sigue trabajando para completar todas las indemnizaciones a las víctimas.

En sus disculpas, el Chelsea también hace referencia a los casos de racismo que se vivieron en su cantera durante los ochenta y los noventa, cuando algunos niños sufrieron maltrato por parte del personal del club.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >