Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Zion Williamson es una mina de dólares

La estrella emergente, de 19 años, se asegura contratos por valor de más de 125 millones de euros antes de debutar en la NBA

Zion Williamson, en un campus en Las Vegas. Ampliar foto
Zion Williamson, en un campus en Las Vegas. AFP

Zion. Un nombre especial para una persona especial. Lo eligió su madre, Sharonda Sampson, velocista en sus tiempos en Livingston (Carolina del Norte) y profesora de educación física. Se inspiró en un pasaje de la Biblia en el que aparece el Monte Sion. Y sí, es especial, como persona, y sobre todo como deportista. No ha transcurrido un mes desde que Zion Williamson cumplió 19 años y ya puede afirmar que es más que 100 veces millonario. El número uno del último draft de la NBA firmó su primer contrato con Nueva Orleans por cuatro temporadas y 44 millones de dólares, unos 39,5 millones de euros.

Una minucia si se compara con el que suscribió la semana pasada con la marca de zapatillas y ropa deportiva Jordan Brand, filial de Nike. No queda claro todavía si es el mayor contrato de patrocinio de una marca deportiva con un jugador novato en la NBA. Se recuerda el primero de LeBron James en 2003 con Nike, por valor de 90 millones de dólares, más un bonus de 10, en total casi 90 millones de euros.

El acuerdo de Zion con Jordan Brand es por cinco temporadas y puede ascender, según la prensa estadounidense, a 75 millones de dólares, 69 millones de euros. Varias firmas pugnaban por contratarlo, más aún después del rocambolesco episodio que protagonizó el 23 de febrero en uno de los partidos más esperados de la temporada universitaria, el clásico entre Duke y Carolina del Norte.

La zapatilla de la mayor estrella emergente en el baloncesto mundial saltó hecha pedazos cuando solo habían transcurrido 36 segundos de juego. Se trataba de unas Nike PG 2.5, el modelo que utilizó Paul George, el alero de Oklahoma City y una de las figuras de la NBA. La zapatilla izquierda se rajó bajo la presión del peso de Williamson, que se deslizó sobre el parqué en una postura inadecuada. La lesión dejó fuera del partido al ídolo de la Universidad de Duke, que perdió ante Carolina del Norte por 72-88.

Un 67% de los jugadores de la NBA utilizan zapatillas Nike. La multinacional pretendía inyectar más energía y un perfil más joven en la lista de baloncestistas que optan por su marca filial, Jordan Brand. En este momento se estima que un 7% de los jugadores de la NBA utilizan esta marca. Entre los más destacados, Russell Westbrook y Chris Paul. Williamson supone un impulso para la firma de la legendaria estrella de los Bulls. “En los últimos 34 años, hemos construido una increíble lista de talentos con la misma determinación y grandeza que Michael Jordan”, asegura Howard White, vicepresidente de Jordan Brand. “Hay algo especial en Zion que me recuerda a MJ cuando era más joven”. La imagen de la firma con el famoso logo de Michael Jordan en pleno vuelo es tan potente que el año pasado dio el salto al fútbol y firmó un patrocinio con el PSG. Solo 17 jugadores en activo de la NBA gozaron de una zapatilla oficial personalizada la pasada temporada. Ahora, además de Zion, se incorporan a la lista el MVP de la temporada, el griego Giannis Antetokounmpo, de Milwaukee Bucks, con las Nike Air Zoom Freak 1, y Donovan Mitchell, la estrella de Utah Jazz, con unas Adidas D.O.N.

Barkley considera que con 129 kilos, el ala-pívot debe bajar de peso para poder rendir en la NBA

Williamson ha seguido aumentando su lista de ingresos esta semana con la firma de otro acuerdo que le convertirá durante los próximos tres años en la imagen de 2K, la empresa distribuidora de videojuegos con sede en Novato (California). El acuerdo es por tres años y el jugador de los Pelicans debutará con la firma cuando se lance al mercado el NBA2K20, en septiembre.

Mientras Zion ha firmado en los dos últimos meses contratos por un valor de al menos 140 millones de dólares, unos 125 millones de euros, los Pelicans trabajan para adaptar a las exigencias de la NBA las especiales condiciones físicas de un ala-pívot que mide 2,01 metros y pesa 129 kilos. Las peculiaridades del físico de Williamson han propiciado un debate. Su entrenador en Duke, Mike Krzyzewski, levantó la liebre cuando afirmó que tal vez el jugador de los Pelicans no debía haber participado en la liga de verano porque no estaba en forma. Según algnunos analistas, Williamson tenía un problema de sobrepeso. Terminó jugando solo nueve minutos del partido inaugural en esa liga de verano de los Pelicans antes de sufrir una lesión menor. El equipo, cauteloso, prefirió que no participara ya más. También fue excluido de la preselección del equipo de Estados Unidos que la próxima semana empezará a preparar el Mundial de China que da comienzo el 31 de agosto.

“He oído que pesa 129 kilos”, afirmó el exjugador y analista Charles Barkley. “Con 129 kilos no puede jugar en la NBA, es demasiado estrés para sus rodillas. Es muy grande y muy fuerte, pero todos en la NBA son grandes y fuertes”. Barkley considera que debido a la musculatura de Williamson y a la agilidad con la que se desenvuelve, los Pelicans deberán estudiar cómo optimizar su peculiar estilo de juego. “Tendrán que someter el cuerpo de Zion a algunas pruebas interesantes, porque no se ve gordo”, añade Barkley. “Los Pelicans tendrán que elaborar un plan integral para ver cuál es su peso ideal para jugar en la NBA”.

David Griffin, presidente de operaciones de los Pelicans, explica que están en ello. “Aún no sé si podemos determinar un peso. Zion sigue creciendo. Una de las cosas que se pierde en todo este proceso es que, al igual que Jaxson Hayes [19 años, 2,11 metros], Zion es cada vez más alto. No estamos exactamente seguros de cuándo parará de crecer. Buscaremos las mejores condiciones para que pueda desarrollar su enorme fuerza y velocidad al mismo tiempo que controla su preparación atlética”. Y añadió que, por sus características físicas, Zion también es muy parecido a LeBron James.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información