Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kieran Trippier, el lateral que quería ser como Beckham

El ex del Tottenham, de 28 años, firma por tres temporadas para ocupar el hueco que deja Juanfran en la banda derecha y se convierte en el segundo jugador inglés de la historia del Atlético

Trippier Atletico
Trippier, en su primer entrenamiento con el Atlético.

Casi un siglo. Para encontrar otro inglés con la camiseta del Atlético hay que remontarse nada menos que hasta la temporada 1923-1924. Un delantero conocido como Drinkwater, que apenas estuvo un año en el club, figuraba hasta ahora como el primer y único representante de los inventores del fútbol en el club rojiblanco. 95 años después, Kieran Trippier se convertirá en el segundo. El lateral derecho, de 28 años y procedente del Tottenham a cambio de 22 millones, llega para cubrir el hueco dejado por Juanfran, dueño de la banda durante los últimos ocho años, y competir con el colombiano Santiago Arias. Canterano del Manchester City, ha destacado bajo las órdenes de Mauricio Pochettino en los Spurs, por quienes firmó tras debutar en la Premier con el Burnley.

Aunque el Atlético intentó el fichaje de Semedo, la negativa del Barça y las tensiones provocadas por el controvertido fichaje de Griezmann acabaron decantando la balanza a favor del inglés, que ya se ha incorporado a la concentración de los rojiblancos en Los Ángeles de San Rafael. En las últimas cuatro temporadas ha alternado el puesto de lateral derecho con el de carrilero en el 3-5-2 al que ha recurrido el técnico argentino en varias ocasiones. De largo recorrido y con tendencia a profundizar por banda, su principal cualidad está en el golpeo de balón, tanto en juego como en parado. Trippier tiene un guante en su pierna derecha que perfeccionó a base de analizar a algunos de los jugadores con mejor toque del mundo.

"Tiene mucha calidad en el último tercio del campo. Es uno de los mejores centradores de la liga", decía sobre él Gareth Southgate, seleccionador inglés. "Es todo práctica", resumía el lateral en una entrevista con The Times, poco después de acabar el Mundial de Rusia 2018, en el que fue el encargado de ejecutar las acciones a balón parado de Inglaterra. "Solía estudiar a Beckham en Youtube cuando era joven. Sus balones cruzados, los pases en largo y en corto, cómo colocaba su cuerpo, la forma en que lanzaba los tiros libres. Fue siempre mi referente, junto a Pirlo. Ahora creo que estoy cerca de su nivel", explicaba el propio Trippier. Precisamente logró de falta su único tanto en el Mundial con un gran golpeo desde la frontal que sirvió para adelantar a los pross en las semifinales ante Croacia. Un gol que no sirvió para mucho (Croacia acabó remontando y metiéndose en la final), pero que le permitió dejar su sello en el mayor escaparate del mundo del fútbol.

Queda por ver cómo se adapta a España un Trippier que la pasada temporada no rindió a su mejor nivel. En una campaña histórica para el Tottenham, en la que alcanzó la final de la Champions, mostró su cara más irregular. El lateral pasó de ser uno de los jugadores más destacados en el Mundial, a no ser ni convocado por Southgate para la fase final de la Liga de Naciones en la que Inglaterra cayó ante Holanda. Sus números se resintieron (un gol y cinco asistencias en 38 partidos en la temporada pasada por los nueve pases de gol que dio en la 2017-2018) e incluso Pochettino llegó a pedirle una mayor implicación defensiva en algún compás de la pasada temporada.

"Es como para cualquier lateral en el mundo. Cuando tienes la posesión y subes, necesitas ser fuerte también para regresar y volver a situarte en una posición defensiva", analizó el técnico de los Spurs, tras un partido ante el Wolverhampton en el que Trippier fue señalado por varios despistes que se tradujeron en goles en contra. "Pero para mi, Kieran merece todo el crédito porque es uno de los mejores jugadores ingleses que hay en la Premier League. Asiste, pasa y centra como los mejores".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >