Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mazinho: “A Neymar no hay forma de cambiarlo”

El campeón mundial en 1994, exjugador del Celta y padre de Rafinha y Thiago, considera que Brasil debe limpiar con el título en la Copa América la mala imagen del Mundial de 2014

Mazinho, en Barcelona. Ampliar foto
Mazinho, en Barcelona.

“En el patio de mi casa”, dice riendo al ser cuestionado sobre dónde jugará su hijo Rafinha la próxima temporada. Iomar do Nascimento “Mazinho” (Santa Rita, Paraíba, 1966), habla un castellano lento pero perfecto durante la entrevista celebrada en Barcelona. Observa todo lo que pasa a su alrededor, abre los ojos para poner más atención y responde con mucha tranquilidad. En sus años como jugador, fue parte medular de aquel EuroCelta de la década de los 90, al punto de que la afición de Vigo le llamó “O Rei”. También fue pieza clave en la consecución del cuarto título Mundial para Brasil en Estados Unidos 1994. Hoy solamente se ocupa de las carreras de sus dos hijos: Thiago en el Bayern y Rafinha en el Barça.

Pregunta. Brasil está en la Final de la Copa América ¿Para ustedes es una obligación que gane a Perú?

Respuesta. Yo creo que sí. Brasil necesita limpiar la imagen que tenemos del Mundial de 2014. El partido contra Alemania nos ha hecho mucho daño y creo que es el momento. Tenemos la Final de la Copa América, de conseguir un título importante y es por eso que es muy importante para Brasil.

P. Qué fue más escandaloso ¿El Maracanazo de 1950 o el Mineirazo en el 2014?

R. Del 50 no hay comparación. La selección del 50 era de las mejores del mundo. Existe esa fatalidad de haber perdido en casa, en plena inauguración del Maracaná, eso ha dolido mucho más que el resultado de Alemania. Pero son dos cosas muy importantes para nosotros, la final del 50 fue muy dolorosa porque se perdió en casa, y la derrota contra Alemania dolió porque fue el peor resultado, un 7-1. Esa goleada marcó mucho a esa generación.

P. Hace 12 años del último título internacional de la selección ¿A Brasil ya le hace falta un campeonato?

R. Brasil siempre está ahí, siempre busca un título internacional, un Mundial. Brasil siempre ha tenido condiciones fantásticas. Desde que sucedió el problema de Italia 90, a partir de ahí se han hecho cosas importantes. Se ganó en el 94, se llegó a la final del 98 donde se perdió ante Francia. Ganamos otra vez en 2002 y partir de ahí, nos apagamos un poco. Siempre llegamos a cuartos, y es ahí donde comienza la dificultad. Hace falta volver a poner una estrella, la sexta en nuestra camiseta, pero para conseguirlo hay que trabajarlo.

P. ¿Cuál es la diferencia del Brasil de 1970 al Brasil de 1994?

R. Con el de 1970 no hay comparación. La del 70 fue una súper selección. Nosotros –1994–, llegamos para acabar con esos 24 años en los que Brasil sufrió para conseguir un título mundial. La del 70 fue la mejor selección que hemos tenido en todos los Mundiales. No se compara con nada. La nuestra fue de mucho trabajo, y de mucha calidad también, pero la del 70 es otra pasión.

P. Tostão opinó que Neymar vive de la fama ¿Qué consejo le da Mazinho a Ney?

R. Es un chaval muy joven. Tiene esa inquietud, tiene una familia que trabaja muy bien también en ese aspecto. Todo buen jugador de fútbol ya sabe lo que tiene que hacer, Neymar está muy bien preparado. En el campo se nota el jugador que es, lo que puede aportar para su club y su selección. Es el jugador más importante hoy en la selección. Siempre está en su nivel, no lo ha bajado. A Neymar no hace falta darle un buen consejo, su vida es esa desde que empezó. No hay forma de cambiarlo porque ya es su forma de vivir.

P. ¿Le recomendaría regresar al Barça o quedarse en París?

 Neymar hace mucha falta. Pero Brasil ha sabido aprovechar ese momento para que el equipo asuma toda la responsabilidad

R. Eso es muy personal. Todos ellos son clubes importantes, el Barça y el PSG. En Barcelona se había encontrado muy bien, ha estado muy bien como si fuera una familia. Se asoció muy bien con los cracks que hay en el Barça. Pienso yo que sería un mejor momento para él aquí en Barcelona.

P. ¿Brasil ha extrañado a Neymar en la Copa América?

R. Por increíble que parezca yo creo que Neymar hace mucha falta. Pero Brasil ha sabido aprovechar ese momento de quitarle la responsabilidad a Neymar y que la asuma todo el equipo. Hoy en día no son ni Coutinho, ni Gabriel Jesús, ni cualquier otro jugador lo que asumen el mayor peso, es todo el equipo el que lo asume. Todo el equipo trabaja, está buscando su objetivo, haciendo un buen trabajo y ojalá pueda conseguir, todo lo que nosotros queremos, que es esa Copa América.

P. ¿Qué le ha parecido el trabajo de Tite al frente de la selección?

R. Es bastante positivo. Tite llegó para acomodar la casa. Nosotros éramos una selección con mucho desorden. Llegó, puso su carácter, su forma de jugar, ha hecho un grupo sensacional. Es bastante positiva su llegada hasta el momento.

P. Thiago y Rafinha siguen su legado. ¿Qué sensación le produce?

R. Yo me siento muy contento. Feliz por eso. Normalmente todo padre busca desde su profesión que sus hijos puedan hacer lo mismo. Ellos felizmente han tenido esa oportunidad, de aprovechar esos momentos, de aprovecharlos bien. Cuando Thiago tenía tres años y Rafinha uno y medio, siempre estaban conmigo, siempre mostraron esa sed de querer ser atletas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >