Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay un talento fuera de lo normal y son solidarios”

De la Fuente, seleccionador de estos futbolistas desde 2015, les invita a tomar el testigo de la generación de Xavi e Iniesta

Fabián celebra el primer tanto de España.
Fabián celebra el primer tanto de España. Getty

Luis de la Fuente, el seleccionador que levantó la Eurocopa sub-19 en Grecia en 2015, conquistó en Údine la Eurocopa sub-21 con una parte importante del núcleo duro de aquel grupo, con Jesús Vallejo como capitán, las bajas de Asensio y Rodri, ya instalados en la selección absoluta, y algunas incorporaciones notables, especialmente Marc Roca y Fornals. El técnico riojano les supo dar cabida en el equipo tras la derrota ante Italia. En la rectificación y en la naturalidad con que fue modificando el 4-2-3-1 hacia un 4-3-3 marcado por la generosidad de sus integrantes, estuvo el encaje de la fórmula que le llevó al éxito. Preguntado por el nivel de esta plantilla en términos históricos, De la Fuente dijo que el reto de sus jugadores ahora es demostrar que están a la altura de la herencia que reciben como sucesores de Iniesta, Xavi, Cazorla y Silva.

“Se han ganado el derecho de demostrar que están a la altura”, dijo De la Fuente. “Muy pocas generaciones son capaces de encadenar un Euro sub-19 y un Euro sub-21. Tienen un potencial tremendo. Hay jugadores con un talento fuera de lo normal y se ha formado un grupo muy solidario y cohesionado. Son los valores que toda buena selección tiene para poder triunfar, y a nivel individual tienen suficiente categoría para competir al máximo nivel en la selección absoluta”.

“Este título es muy importante porque compensa el trabajo tan duro que se hace en las bases del fútbol español desde hace muchos años”, concluyó el entrenador. “Esta es una generación brillante que viene de ser campeona de Europa sub-19. Cierra un círculo aunque todavía nos queda un compromiso muy importante como son los Juegos Olímpicos de 2020. Pero es muy importante para el fútbol español que estos chicos tengan el reconocimiento que se merecen no solo a nivel nacional sino en el fútbol europeo”.

Elegido mejor jugador del torneo, Fabián Ruiz, el mediocampista del Nápoles, señaló que la solidaridad defensiva permitió a España encarrilar la final. “La clave”, dijo, “ha sido estar muy unidos y dar el máximo de nosotros. Sabíamos que Alemania era una gran selección que nos pondría las cosas muy difíciles. Hemos sabido sufrir juntos, porque la verdad es que ellos son muy buenos jugadores. Pero creo que el 2-0 nos dio esa tranquilidad que necesitábamos. El equipo se ha juntado y ha dado el máximo, y me parece que hemos sido justos merecedores del título”.

“Empezamos un poco mal por la derrota ante Italia”, recordó, “las cosas se pusieron difíciles porque debimos ganarle por tres goles a Polonia, pero el equipo ha confiado mucho en lo que hacía”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >