Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A un paso de la mejor España

La selección, que se juega este lunes frente a China un histórico pase a octavos, apuesta por una victoria, aunque así no evite el posible cruce con la arrolladora Estados Unidos

mundial de futbol femenino
Jorge Vilda choca la mano con su segunda, Montse Tomé, en el último entrenamiento previo al partido contra China. EFE

China medirá este lunes (18.00, GOL) la valía de España. Las dos selecciones están empatadas a puntos (tres, aunque las de Vilda tienen mejor diferencia de goles) y se juegan el pase a octavos de final. Para España sería histórico. Del primer Mundial que disputó en su historia, hace cuatro años en Canadá, se marchó en la fase de grupos y sin ganar un solo partido. En Francia, con una selección que ha crecido en competitividad, preparación y con un grupo de jóvenes que está dando la cara y está perfilándose como el bloque del futuro, puede dar el pasito más que se le reclama. Lo pide a gritos el movimiento del fútbol femenino para terminar de despegar, tirar puertas y dar el salto definitivo.

También se clasifican para octavos las cuatro mejores terceras, pero no está el patio para especular. “Estamos en un punto que queremos ser primeras de grupo porque tenemos opciones, por eso queremos ganar contra China. El equipo está yendo a más, plasman los planes en los entrenamientos. La progresión que hemos tenido desde el primer partido ha sido muy buena en cuanto a ritmo. Tenemos ritmo de Mundial y queremos que sea nuestra velocidad de crucero”, aseguró este domingo Vilda con el rostro más serio que de costumbre.

Virginia Torrecilla, que se llevó una patada en el tobillo en el partido contra Alemania, lleva cuatro días entrenándose al margen del grupo. Es bastante improbable que se recupere del esguince de ligamento que sufrió. “Es leve, pero tenemos que probar”, dijo este domingo el técnico al mismo tiempo que aseguró que China “juega al límite del reglamento”. Nahikari también se entrenó al margen del grupo por unas molestias musculares. El esquema que mejor funcionó contra Alemania, con la delantera de la Real Sociedad en punta buscando hacer daño con jugadas al espacio, puede cambiar este lunes en el Stade Oceane si finalmente no se recupera.

Vilda ni da el once ni da pistas sobre él. Pero las caras de las jugadoras hablan por sí solas. A Amanda Sampedro y a Vicky Losada —dos de las que eran intocables— se les ve cabizbajas desde hace días. Titulares en el primer encuentro contra Sudáfrica, vieron el choque contra Alemania desde el banquillo y es muy probable que contra China tampoco salgan de inicio.

“Los partidos y los Mundiales se dan como se dan… hemos venido 23 y en base al momento y al partido, el míster elige a la más adecuada. Cuando se necesite el perfil de Amanda, yo estaré para dar el cien por cien”, dijo la tercera capitana, a la que le preguntaron qué significaría para la absoluta y para el fútbol español clasificarse para octavos de final [aunque puede que contra el transatlántico estadounidense]. “Sería hacer historia, nuestra primera vez. Es lo único en lo que pensamos, estar ahí; lo tenemos en nuestras manos. Con calma, pero estamos deseando que llegue mañana para hacer un buen partido, para que las buenas sensaciones que venimos dando terminen de materializarse. Es la oportunidad para creérnoslo”.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información