Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es una victoria increíble y al mismo tiempo una pérdida horrible”

Steve Kerr define el sentimiento contradictorio por la lesión de Durant y la demostración competitiva de los Warriors

Kevin Durant, tras su lesión, se retira acompañado por Ibaka. Ver fotogalería
Kevin Durant, tras su lesión, se retira acompañado por Ibaka. AFP

Ni los Warriors ni los Raptors pudieron sustraerse al varapalo emocional que supuso la lesión en el tendón de Aquiles que sufrió Kevin Durant. La victoria de Golden State es de las que definen la calidad y la dureza competitiva de un equipo. Respondió de la mejor manera cuando estaba contra las cuerdas y a pesar de la desgracia de uno de sus pilares. “Es muy duro lo que le ha sucedido a Kevin”, dijo Steve Kerr. “La vida es más importante que un partido de baloncesto. Nos ha dado todo lo que tenía y se ha sacrificado por nosotros. Me siento mal por él. Es una victoria increíble y al mismo tiempo una pérdida horrible”, sentenció el entrenador de los Warriors. “Kevin estaba jugando muy bien. Su lesión ha sido un verdadero shock. Les doy todo el crédito a nuestros muchachos que han seguido peleando y se han superado”.

Elogió la exhibición de Stephen Curry y Klay Thompson: “Son unos competidores increíbles, grandes tiradores. Mark Jackson (exentrenador de los Warriors) lo dijo hace años: es la mejor pareja de tiradores de todos los tiempos. Pero tal vez lo que la gente no sabe es cuán competitivos son, y eso es lo que han demostrado esta noche”.

Kevin Durant envió un mensaje a través de Instagram: “Me duele profundamente el alma ahora mismo. No puedo mentir, pero ver a mis hermanos cómo han ganado ha sido como si me tomara un vaso de tequila. Me ha dado nueva vida”.

Nick Nurse, el entrenador de los Raptors, fue cuestionado por pedir tiempo muerto en un momento en que su equipo estaba en racha y por una última jugada en la que Kawhi Leonard no tuvo opción de lanzar y el balón tampoco llegó en las mejores buenas condiciones a Kyle Lowry. “Simplemente dejé que el equipo jugara. Kawhi ha cedido el balón porque no tenía opción y al final he pensado que ese triple desde la esquina de Lowry iba a ser un muy buen tiro. Confiaba en que íbamos a tomar las decisiones correctas y tener una buena oportunidad. Tengo mucha fe en esos chicos”.

Marc Gasol habló sobre la necesidad de corregir algunos errores defensivos. “Vamos a seguir en la pelea sin importar el marcador. Debemos hacer un mejor trabajo comunicando defensivamente. Tenemos que repasar el vídeo y ver lo que hemos hecho bien y lo que podemos mejorar. Ellos han hecho un gran trabajo moviendo el balón y encontrando a los jugadores desmarcados”.

“La derrota ha sido dura”, admitió Serge Ibaka. “Hemos estado cerca de conseguir el triunfo. Ahora debemos mirar el vídeo y aprender de nuestros errores para hacerlo mejor en el próximo partido. Tenemos confianza en que podemos ganarles otra vez, no importa que sea en Oakland”. Allí, junto a San Francisco, se disputará el sexto partido de una final que sigue bajo el dominio de los Raptors, pero que ha añadido nuevas opciones al equipo que ha ganado tres títulos en los últimos cuatro años.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >