Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sudáfrica, el orgullo de un país

Las ‘Banyana Banyama’ gozan de la admiración de sus aficionados gracias a su comportamiento solidario sobre el campo

La selección sudafricana de fútbol femenino, antes de iniciar un partido. rn
La selección sudafricana de fútbol femenino, antes de iniciar un partido.

Las Banyana Banyana, gracias a su compañerismo, la inyección de exuberancia juvenil y la increíble experiencia de su seleccionadora, Desiree Ellis, han conquistado los corazones de los aficionados sudafricanos en todo el país, y la nación verá con ilusión su participación en el Mundial femenino en Francia este junio.

Las chicas dependerán de sus delanteras para empujarlas hacia delante, porque su peligro arriba ha sido una de sus mayores fortalezas con Ellis. Marcaron 24 goles entre marzo y octubre cuando consiguieron perforar la red en 10 partidos consecutivos, y tienen un sinfín de jugadoras con mentalidad ofensiva que ya tienen experiencia jugando al fútbol de clubes fuera de su país de nacimiento. Una pequeña pega es que su efectividad de cara al gol debería mejorar, porque crean muchas más oportunidades de las que materializan.

Thembi Kgatlana, Linda Motlhalo, Rhoda Mulaudzi, Jermaine Seoposenwe, Refiloe Jane y Leandra Smeda son jugadoras que esperan ayudar con goles y asistencias siempre que sea posible con las habilidades que han aprendido en sus viajes.

Sin embargo, existe algo de miedo por su partido inaugural contra España porque no han sido capaces de ganar ninguno de los siete partidos después de su derrota en la final de la Copa de Naciones Africana Femenina de 2018, y su falta de partidos en los que hayan resultado invictas es preocupante. La última vez que las Banyana derrotaron a un conjunto no africano fue en su victoria por 1-0 contra Hungría el pasado mes de marzo, pero esperan cambiar eso en Le Havre, París o Montpellier.

Puede ser que les falte un poco de físico, pero las Banyana han tenido la oportunidad en los últimos años de jugar regularmente contra rivales mejores y más estructurados en la escena internacional, algo que sin duda les resultará muy útil en el Mundial.

Uno de los principales puntos fuertes de Ellis desde que llegó para sustituir a la entrenadora holandesa Vera Pauw es la adaptabilidad de la versatilidad de sus extremas, y durante el tiempo que lleva en el cargo ha probado hasta cinco sistemas diferentes, entre ellos el 4-4-2, el 4-2-3-1 o el 4-3-3.

La flexibilidad de las jugadoras seleccionadas por Ellis, y por Pauw antes que ella, les ha permitido ser capaces de sacar partido a sus puntos fuertes y también detectar los puntos débiles de sus rivales, una capacidad que será fundamental si quieren salir adelante en Francia.

Seleccionadora

Desiree Ellis tiene una historia bastante impresionante con las Banyana. Ellis, que ahora tiene 56 años, es la jugadora que más tiempo ha sido capitana del equipo femenino sudafricano, y participó en su primer partido cuando jugaron contra Suazilandia en 1993 tras el final del Apartheid, y ese día hizo un hat-trick.

Después de ser seleccionadora interina durante 18 meses, en febrero del año pasado Ellis fue nombrada seleccionadora a tiempo completo de las Banyana, que fueron segundas en su primer torneo importante, la Copa de Naciones Africana Femenina, clasificando a Sudáfrica para su primer Mundial femenino.

Jugadora estrella

Thembi Kgatlana es una de las futbolistas de las que más se habla actualmente en África, después de sus proezas para las Banyana en los últimos años, y en particular por el hecho de que en 2018 ganó el galardón de Futbolista Femenina Africana del Año y el del Gol Femenino Africano del Año en los Premios de la CAF después de ser la máxima goleadora en la Copa Africana de Naciones Femenina de 2018.

Esta jugadora de 22 años, actualmente en el Beijing BG Phoenix en China, ya ha jugado más de 50 partidos con su país, y querrá dejar huella en Francia, donde tiene la oportunidad de brillar a nivel mundial.

¿Sabían que...?

A Janine Van Wyk, que será la capitana de las Banyana en Francia, unos empleados de una gasolinera en Sudáfrica le preguntaron si quería participar en un concurso para ganar entradas para el Mundial femenino. Les dijo que ya tenía pensado ir y que tenía una entrada VIP, antes de volver a la gasolinera para darles un par de camisetas de las Banyana.

Breve historia del fútbol femenino en Sudáfrica

El fútbol femenino en Sudáfrica sigue siendo incipiente en gran parte porque su primer partido se jugó en 1993. En realidad, solo empezó a despegar después de 2009, gracias al importante apoyo de Sasol (una empresa de energía integrada sudafricana). En 2012, las Banyana se clasificaron para sus primeros Juegos Olímpicos en Londres, y repitieron esa gesta en 2016. Desde 2006, han terminado siempre entre los cuatro primeros equipos de la Copa de Naciones Africana femenina, que se celebra cada dos años.

En los últimos tiempos, han ganado la Copa COSAFA – un torneo anual para equipos del sur de África – dos años seguidos, primero en 2017, cuando consiguieron el premio al Equipo Femenino Nacional del Año de la CAF en los Premios de la CAF de 2017, y otra vez en 2018, antes de que su actual seleccionadora, Ellis, obtuviese el premio de Entrenadora del Año por sus esfuerzos.

Una de las jugadoras que ha estado presente en todo el crecimiento de las Banyana es la veterana Noko Matlou, que sigue jugando a sus 33 años, más de una década después de convertirse en la primera sudafricana en ganar el premio de Futbolista Femenina Africana del Año en 2008. Ellis ha convertido a esta delantera en defensa y sigue estando fuerte.

¿Qué jugadora sorprenderá a todos en el Mundial?

Linda Motlhalo solo tiene 20 años pero ya ha conseguido que la traspasasen al respetado Houston Dash en Estados Unidos, y actualmente juega en el Beijing BG Phoenix después de conseguir un contrato a principios de este año. “Mimi”, con la camiseta nº 10, deslumbró en la Copa COSAFA de 2018 y fue fundamental en la clasificación para el Mundial.

¿Cuál es el objetivo realista de Sudáfrica en Francia y por qué?

Teniendo en cuenta que es su primera participación en un Mundial femenino, las chicas querrán asegurarse de causar buena impresión y demostrar por qué el fútbol femenino está en auge en Sudáfrica y en África en general. Tienen un grupo difícil con Alemania, España y China, que están entre los 20 mejores equipos de la FIFA, y uno de sus principales objetivos será asegurarse de que sus rivales tengan que luchar en los partidos. Su lema es “sin límites” y querrán estar a la altura en Francia.

Jugadoras federadas: 34.784

Joe Crann escribe en Soccer Laduma. Le pueden seguir aquí en Twitter.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >