Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La emoción contenida de Corea del Sur

La generación de oro del fútbol coreano que dirige Yoo Duk-yeo tiene como principal objetivo superar la fase de grupos

La selección coreana de fútbol femenino, antes de iniciar un partido. rn
La selección coreana de fútbol femenino, antes de iniciar un partido.

El fútbol femenino en Corea del Sur ha hecho enormes progresos en los últimos años y va a Francia con el objetivo de alcanzar la fase de eliminatorias. En 2010, Corea del Sur ganó el Mundial sub-17 y también llegó a las semifinales del Mundial sub-20 ese año.

Ahora, muchas de estas jugadoras forman parte de la selección absoluta, por lo que se las puede considerar, y con razón, la generación de oro coreana.

El seleccionador, Yoon Duk-yeo, prefiere usar un sistema 4-2-3-1 o un 4-1-4-1, pero también le gusta jugar con muchas variantes distintas de esos dos sistemas. La jugadora más importante es, por supuesto, Ji So-yun, que juega en el Chelsea desde 2014. Su calidad y experiencia son una enorme ayuda dentro y fuera del campo. Corea del Sur tiene en sus filas a otra extraordinaria centrocampista atacante creativa, Lee Min-a, aunque al seleccionador le podría resultar difícil poner a las dos en el campo al mismo tiempo.

La resistencia y la creatividad de Lee pueden ser muy útiles para el equipo, pero su inclusión podría significar que Ji tenga que jugar de manera más defensiva porque Lee prefiere una posición más dirigida al ataque.

La mediocentro es Cho Sohyun, que puede hacer prácticamente de todo. La jugadora del West Ham United tiene más de 100 internacionalidades y es la capitana del equipo (también lo fue en Canadá en 2015). Si Cho está en su mejor forma, Corea tiene posibilidades de clasificarse para la fase de eliminatorias.

El principal punto débil de este equipo, si es que lo tiene, es su defensa. Últimamente, a Yoon se le han lesionado durante largos periodos sus dos porteras preferidas, y por lo que parece, las defensas cometen por lo menos un error garrafal por partido. Además, siempre parecen incómodas cuando juegan contra equipos fuertes físicamente.

Seleccionador

Yoon Deok-yeo jugó de defensa en el equipo nacional y disputó más de 100 partidos en la liga coreana. Participó en el Mundial de Italia en 1990, pero, por desgracia, le expulsaron en el último partido del grupo contra Uruguay, que Corea del Sur perdió 1-0 después de un gol tardío de Daniel Fonseca. Después de colgar las botas, empezó a entrenar a equipos masculinos y dirigió a varios antes de convertirse en seleccionador nacional femenino en 2013. Es una figura paterna para las jugadoras, y a sus 58 años, su objetivo es hacerlo mejor que en 2015, cuando Corea del Sur llegó a octavos de final donde perdió 3-0 contra Francia.

Jugadora estrella

Ji So-yun. La jugadora del Chelsea ha sido elegida en el Equipo del Año de la PFA en los cuatro últimos años y la votaron Jugadora del Año de las Jugadoras de la PFA en 2015. Es la piedra angular de esta selección coreana jugando justo por detrás de la delantera en un sistema 4-2-3-1. Puede tirar, pasar y llevar el tempo del partido para su equipo. También se le dan bien las jugadas a balón parado, como demostró contra el Lyon en la semifinal de la Liga de Campeones.

¿Sabía que...?

A Jang Seul-gi se la conoce como “la perra galesa” por la forma de su cuerpo. Quizás no sea el apodo más halagador, pero ha dicho en varias ocasiones que le gusta mucho. Es una de las jugadoras favoritas de los aficionados surcoreanos – y de sus compañeras de equipo – sobre todo por sus cualidades futbolísticas, pero también porque siempre parece llevar una sonrisa en la cara.

Breve historia del fútbol femenino en Corea del Sur

Los registros muestran que se celebró un partido de fútbol femenino en Seúl en 1949, pero el primer partido de fútbol femenino internacional no se jugó hasta 1990. Por desgracia, Corea perdió 13-1 contra Japón. La KFA decidió formar un equipo femenino para los Juegos Asiáticos de 1990, pero, por increíble que resulte, se vio obligada a utilizar a deportistas de otras disciplinas porque no había jugadoras por aquel entonces. A pesar de ello, ganaron uno de sus cinco partidos en los Juegos Asiáticos de 1990 y perdieron los otros cuatro.

En el plano internacional, su mejor momento tuvo lugar en 2010 con su victoria antes mencionada en el Mundial sub-17 y un tercer puesto en el Mundial sub-20. Mucha gente en Corea del Sur esperaba que la selección absoluta cosechase algún éxito después de eso, pero nunca lo consiguió. Este verano, Corea participará en su tercer Mundial. En 2003, perdió sus tres partidos en Estados Unidos, pero consiguió llegar a octavos de final en Canadá hace cuatro años.

La liga nacional se llama la Liga WK y en ella juegan ocho equipos. El año pasado, uno de los equipos femeninos más importantes, el Daegyo, dejó de existir, pero la competición nunca estuvo en peligro. El Incheon Hyundai Steel Red Angels ha Ganado los seis últimos títulos.

¿Qué jugadora sorprenderá a todos en el Mundial?

Yeo Min-ji ganó el Balón de Oro y la Bota de Oro al mismo tiempo en el Mundial sub-17 en 2010. Desde entonces, ha sufrido muchas lesiones y le ha costado estar a la altura de las grandes expectativas que creó hace nueve años. Sin embargo, ahora ha vuelto a su mejor nivel y está lista para asombrar al mundo este verano.

¿Cuál es el objetivo realista de Corea del Sur en Francia y por qué?

Corea del Sur tiene puestas sus esperanzas en que el equipo llegue a la fase de eliminatorias, pero Francia, Noruega y Nigeria son rivales difíciles en el grupo. Corea del Sur es buena en ataque, pero preocupa la defensa, especialmente contra las dos potencias europeas.

Presupuesto anual del equipo nacional femenino (comparado con el masculino)

N/a.

Jugadoras federadas:

1.539.

Hyung Seo escribe en Footballist. Pueden seguirle aquí en Twitter.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >