Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Gasol y los Raptors dan el primer toque de atención a los Warriors

El camerunés Siakam y el pívot español, en su mejor partido en ataque con Toronto, lideran el triunfo ante un rival deslucido y que echa de menos a Kevin Durant (118-109)

En vídeo, Marc Gasol intenta frenar a Stephen Curry. AP | Vídeo: Reuters

El primer partido de una final de la NBA en Toronto acabó en un festival de los Raptors y supuso un serio toque de atención para los Warriors (118-109). La imagen de Andre Iguodala cojeando mientras se retiraba maldiciendo con la cabeza gacha y la de Stephen Curry cruzando algunas palabras con Drake, el famoso rapero y acérrimo seguidor del equipo canadiense que presencia todos los partidos en primera fila, resume la contrariedad que supuso la derrota para los Warriors. El equipo que juega su quinta final consecutiva y aspira a su tercer título seguido -los Lakers y los Bulls fueron los últimos que lo consiguieron-, salió muy mal parado de su primer duelo en Toronto.

TORONTO, 118; GOLDEN STATE, 109 (1-0)

Toronto: Lowry (7), Danny Green (11), Leonard (23), Siakam (32), Marc Gasol (20) –equipo inicial-; Powell (2), Ibaka (5), McCaw (3) y VanVleet (15).

Golden State: Stephen Curry (34), Thompson (21), Iguodala (6), Draymond Green (10), Bell (2) –equipo inicial-; Jerebko (6), McKinnie (3), Cousins (3), Looney (9), Cook (6) y Livingston (6).

Parciales: 25-21, 34-28, 29-32 y 30-28.

Scotiabank de Toronto. 19.800 espectadores.

Segundo partido. Día 3, en Toronto (2.00, #Vamos y Movistar Deportes)

El camerunés Pascal Siakam y el español Marc Gasol, debutantes en una final de la NBA, tomaron el centro del escenario, marcaron el ritmo ofensivo y se hicieron fuertes en el rebote. Los Warriors se centraron en el marcaje a Kawhi Leonard, pero no acertaron a defender las rápidas transiciones de los Raptors y tampoco acertaron en el ajuste de los marcajes. Siakam anotó 32 puntos, a los que añadió ocho rebotes, cinco asistencias, un robo y dos tapones.

Marc Gasol cuadró su mejor actuación en ataque desde que firmó por los Raptors en febrero procedente de los Grizzlies. Sumó dos triples, 20 puntos, con un 6 de 10 en tiros de campo, siete rebotes, una asistencia, dos robos y un tapón. Y fue eliminado por seis faltas, pero cuando ya todo estaba resuelto. El pívot de Sant Boi se muestra mucho más reacio a los lanzamientos en su nueva etapa con los Raptors. Pero en el primer partido de la final se mostró más agresivo y aumentó su eficacia. Hasta ahora promediaba poco más de 10 puntos los ‘playoffs’, una cifra que dobló en el duelo ante los Warriors.

Kawhi Leonard, a pesar del marcaje al que fue sometido, sobre todo por parte de Iguodala, acabó con 23 puntos, pese a su mal porcentaje (5 de 14), ocho rebotes y cinco asistencias. Los Raptors dominaron de principio a fin, con ventajas que rondaron casi siempre entre los 10 y los 14 puntos. Pero los Warriors se acercaron en más de una ocasión a cuatro puntos. El equipo que dirige Nick Nurse, con Sergio Scariolo como ayudante, dominó la recta final sin excesivos agobios. Desde que puso el 100-88, y a pesar de que Lowry cometió su quinta falta y quedaban más de siete minutos, mantuvo a raya a su rival. Serge Ibaka no estuvo acertado en el tiro y aportó cinco puntos y tres rebotes en 17 minutos.

Los Warriors, que en la final del Oeste barrieron por 4-0 a Portland a pesar de la ausencia del lesionado Kevin Durant, esta vez lo echaron de menos. No pudieron imponer su ritmo y eso les provocó muchas dificultades en ataque y notables lagunas en defensa. Steve Kerr situó en el quinteto titular a Jordan Bell como pívot. Y más tarde dio entrada a DeMarcus Cousins, que reapareció así después de haberse lesionado el 18 de abril. Ni el uno ni el otro estuvieron acertados.

Stephen Curry fue una vez más el puntal ofensivo de su equipo, con cuatro triples, 34 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias. Y Draymond Green consiguió un triple doble, con 10 puntos y otros tantos rebotes y asistencias. Klay Thompson añadió 21 puntos. Pero a los Warriors les faltó un punto de finura a su juego, perdieron seis balones más que su rival y acusaron los malos porcentajes de tiro de Iguodala que falló los cuatro triples que lanzó, Draymond Green, con un 2 de 9, y no lograron frenar a Siakam, Marc Gasol y Van Vleet. El primer partido dejó un buen sabor de boca al equipo canadiense y sembró algunas dudas en los Warriors, que esperan poder recuperar cuanto antes a Kevin Durant, si es posible ya para el segundo partido. Lo necesitan tanto como algunos ajustes que les permitan recuperar la solvencia de su juego y la consistencia defensiva imprescindible para frenar a unos Raptors muy eficaces y en estado de gracia.

Siakam, de 25 años, llegó a Estados Unidos en 2013 para estudiar en un colegio de Texas. Se graduó por la Universidad de Nuevo México y fue elegido en el puesto 27 del draft de 2016. Esta es su tercera temporada en la NBA y la primera en que se ha afianzado como titular. Tras el partido ante los Warriors, dedicó su actuación a su padre, fallecido en 2014 en un accidente de circulación. “Ha estado brillante y ha jugado a un nivel superior al del resto de jugadores”, le elogió el entrenador de los Warriors, Steve Kerr.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >