Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Fútbol tormenta’, el paradigma de Jürgen Klopp

Entrenadores y analistas califican la transición ofensiva del Liverpool como la mejor y la más vanguardista

final champions league
Klopp durante una rueda de prensa en Liverpool previa a la final de la Champions. EFE

Durante una conferencia sobre la evolución del fútbol, Jürgen Klopp emitió una sentencia que definía una de las patas principales en las que se sustenta el vertiginoso estilo que ha llevado al Liverpool por segunda vez consecutiva a la final de la Copa de Europa, este sábado ante el Tottenham. “El mejor mediapunta del mundo es la presión tras pérdida”, exhortó el tecnico alemán ante una audiencia de entrenadores y estudiantes universitarios que sintieron estar ante un visionario que definía el fútbol que viene. “Cuando Klopp dice eso, de alguna manera te está diciendo que el fútbol deber ser más vertical, que la figura del mediapunta clásico ya no es tan necesaria. Cuando llegó al Liverpool les dijo a sus jugadores que había que correr diez metros más de lo que lo hacían hasta entonces para poder ejercer esa presión”, apunta Fabio Capello. Tras la espectacular remontada al Barcelona, Klopp ha contado que se dio cuenta de que esta era posible desde la primera jugada: “El Barcelona dio un pase atrás y mis chicos saltaron como lobos a la presión. Fue un buen comienzo”.

En Alemania se acuñó el término gegenpressing para definir la propuesta presionante de Klopp y en Inglaterra se refieren al storming football (fútbol tormenta) para describir los contragolpes en oleadas que despliega el Liverpool cuando recupera la pelota. “El fútbol del Barcelona es como la música de orquesta, pero yo prefiero el heavy metal. Es fútbol de serenidad y yo quiero fútbol de lucha”, dice Klopp.

Analistas y entrenadores no dudan en calificar la transición defensa-ataque del equipo de Klopp como la mejor del mundo. “Antes era un equipo de más transiciones, pero ahora también cuando tiene que atacar a un equipo posicionado cada vez lo hacen mejor”, opina Xabi Alonso, que apura sus últimos días en el curso de entrenadores en Las Rozas. “En las transiciones, en vez de jugar con los extremos muy abiertos, juegan muy por dentro y a los laterales del equipo contrario los atacan con los suyos, porque Arnold y Robertson son muy profundos. Salah y Mané atacan los espacios entre los centrales y los laterales y Firmino, en vez de hacer la transición hacia adelante y al espacio, es el primer apoyo, descarga el pase y a partir de él salen”. “El Liverpool no tiene grandes centrocampistas, pero si pierdes la pelota en el sitio equivocado el ataque es una estampida. Si la maniobra es más larga, las bandas que abandonan Salah y Mané las aprovechan los laterales”, analiza Jorge Valdano. Detrás de esos ataques espasmódicos hay un trabajo diario que convierte los contragolpes del Liverpool en una armonía frenética. “Se nota que lo tiene muy trabajado, en el Dortmund ya lo hacía con Reus, Mkhitaryan y Lewandowski”, advierte Alonso.

Klopp ha puesto encima de la mesa el debate de si el suyo es el paradigma futbolístico que se impondrá en los próximos años. “Por mi trabajo, yo le sigo desde sus tiempos en el Dortmund. Ya entonces me di cuenta de que era un genio y que en ese fútbol no caben los ruleteros, los jugadores que retienen la pelota y que juegan mucho en horizontal. La clave está en esos dos o tres pases rápidos que hacen tras recuperar la pelota. Si los dan bien estás muerto”, reflexiona un reputado analista que asesora a varios de los grandes clubes de Europa.

“En los últimos partidos de la Champions se ha visto un fútbol más vertical y rápido. Cuando das muchos pases en horizontal los equipos contrarios se posicionan muy bien y es difícil atacarles. Pero para hacer ese fútbol que practica el Liverpool se necesita mucha velocidad, mucha calidad técnica y una excelente preparación física”, apostilla Capello. “Yo creo en una filosofía de juego que es muy emocional, muy rápido y muy fuerte. Mis equipos deben jugar a todo gas y llevarla hasta el límite cada partido”, ha explicado el propio Klopp. “Guardiola, Pochettino y Klopp son la vanguardia del fútbol. La evolución  apunta hacia todos los lados. Pero yo creo en un futuro en manos de gente inteligente y ambiciosa. Raúl, Xavi y Xabi Alonso saben mucho y yo los espero con mucha ilusión”, concluye Valdano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información