Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Suárez: “En el cuarto gol, parecíamos juveniles”

Sergio Busquets pide perdón a la afición: “¡Que te pase esto después de lo de Roma…!”

Piqué y Busquets, una vez consumada la eliminación con la derrota por 4-0 ante el Liverpool. En vídeo, declaraciones de Ernesto Valverde y Luis Suárez.

Nada más acabar el encuentro, todos los jugadores del Liverpool y el cuerpo técnico saltaron como un resorte al césped para festejar el logro, los cuatro goles a un Barcelona que apenas pudo competir con un rival y una grada en combustión. Poco más que agachar la cabeza hicieron los azulgrana, que se marcharon con prisas al túnel de vestuarios. Messi lo hizo negando con la cabeza, Vidal con la capucha del abrigo puesta para no ver más allá, Boateng, incomprensiblemente, con una gorra por más que fuera con el chándal del equipo, y todos con el semblante serio, de derrota. Solo Ter Stegen y Sergio Busquets se quedaron unos segundos en el verde de Anfield —al contrario que toda la grada, que saboreó el triunfo cantando junto a su equipo, de pie y abrazados, el You'll Never Walk Alone— para aplaudir y agradecer su compromiso a la afición azulgrana. Pero a nadie se le quitará de la cabeza un fracaso tan estrepitoso como el que firmaron en Anfield.

Busquets tenía su propio análisis de la caída. “Han ido a por el partido, han sido mejores”. Pero Luis Suárez no lo tenía tan claro. “No es que sea actitud, pero estamos en el Barcelona y no puede ser que en dos minutos nos hagan dos goles. Y en el cuarto gol parecíamos juveniles; hay que ser conscientes de todas las críticas que nos van a llover”, explicó el delantero uruguayo, que se explayó: “Somos adultos, llevamos años en esto y debemos hacernos autocrítica, pensar lo que estamos haciendo mal al pensar que estaba todo liquidado”, resolvió. Se refirió, también, a la caída de Roma del curso pasado. “Hemos perdido una oportunidad muy grande. Es la segunda vez. Debo pedir disculpas a la afición porque después de lo de Roma que nos vuelva a pasar esto... Es muy duro perder así”, expuso Busquets; “esta caída ante el Liverpool no se va a olvidar en mucho tiempo, como no se olvidó lo de Roma”.

Más enfadado parecía el presidente Josep Maria Bartomeu. “Es otro palo. Una decepción. Me sabe mal por los aficionados y los socios, por los que han venido aquí”, inició; “y ahora prefiero no dar explicaciones en caliente. Tiempo habrá para reflexionar y pensar en lo que ha pasado en Anfield. Es muy difícil explicarnos nuevamente esta derrota. Por segundo año, una noche nefasta. Ahora toca levantar el ánimo y la Copa, aunque van a ser días duros y difíciles para todos”.

Se señaló, en cualquier caso, a Valverde. “El míster hizo un planteamiento por el que se le felicitó en la ida. Al entrenador no hay que reprocharle. Somos nosotros los que jugamos y hay que pedir perdón por la actitud y las cosas que se vieron porque no fuimos un equipo”, sentenció Suárez. Busquets se sumó: “Somos un equipo para lo bueno y para lo malo y no hay que señalar a nadie. Han sido muchas cosas, pero no es momento para hacer valoraciones negativas porque bastante dolidos estamos. Somos los máximos culpables porque somos los que hemos jugado”. Por lo que Suárez dio la receta para afrontar lo que les viene: "Estamos muy tristes y muy dolidos. Somos seres humanos y sentimos la frustración. Toca hacer y poner pecho a las balas que nos van a venir ahora”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información