Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leo Messi: “Hay que estar juntos, no es momento de criticar”

El argentino pide unidad al Camp Nou, que reprochó el juego de Coutinho: “Es feo que despidan a un compañero así”

Leo Messi lanza la falta que pone el 3-0 para el Barcelona. En vídeo, Jurgen Klopp, entrenador del Liverpool, se declara admirador del 10. Getty Images | Vídeo: Atlas

Quedó tendido en el suelo. No podía más. Ya lo había hecho todo. O casi. Después de una carrera final eléctrica y explosiva, agotada la poca gasolina que le quedaba por el carril del 11, mientras seguía el avance de Dembélé, Messi llegó a tirar la pared con el francés. El 10 acertó, Dembélé, no. Era lo único que le faltaba para cerrar un partido histórico: una asistencia. Por momentos defendió como un lateral, en otros administró el juego como un 6, marcó como un goleador de área, también como tirador de misiles desde 30 metros con una falta directa para el archivo. Además, ejerció de capitán. Primero para liderar una larga arenga antes del partido; después del duelo para defender a Coutinho de los pitos de la hinchada.

“Estamos en un momento definitivo, un momento muy lindo en el que tenemos que estar más que nunca todos juntos. Lo dijimos a principio de curso, que esto lo vamos a conseguir juntos. No es momento de criticar a nadie”. Así explicó el 10 su gesto al Camp Nou, cuando pidió más aplausos y menos silbidos. La afición no había aceptado un par de errores de Coutinho, que ya se había enfrentado a los seguidores del Barcelona en el partido ante el United, y dejó el campo entre reproches. “Es feo ver que despidan a un compañero así. No entro en si su gesto estuvo bien o mal, sino en que ahora hay que estar todos juntos, unidos en lo que nos queda”, subrayó Messi.

Después de 14 años de su primer tanto con el Barcelona un 1 de mayo ante el Albacete, el 10 volvió a ejercer de goleador ante el Liverpool, también de capitán. Es su primer año como portador del brazalete; su desempeño como artillero es el de siempre. Con su doblete ante el Liverpool llegó a las 600 dianas con el Barcelona, a la cabeza de la tabla de máximos goleadores históricos del club. Le siguen, desde muy lejos, Cesar (232) y Kubala (194).

Ya sabían de su magia 32 de los 37 equipos a los que se había enfrentado en la Champions, ahora también Jürgen Klopp. “Messi por momentos es imparable. Es un jugador de primera clase mundial. El 2-0 no ha sido su más bonito, pero demuestra su habilidad. La falta no la podemos defender más, soy un gran admirador suyo, como todos”, aseguró el técnico alemán, después de su primer duelo en el Camp Nou. Para la anécdota quedará también que Messi batió por primera vez a Alisson.

El gol 600 justo 14 años después

Hace ayer justo 14 años, Messi marcaba su primer gol con el Barça, ante el Albacete. Contra el Liverpool este miércoles llegó a los 600 entre todas las competiciones.

Ocho goles de falta directa ha anotado el 10 esta temporada, su mejor registro.

502 goles ha marcado el Barça en la Liga de Campeones. Solo el Madrid, con 551, tiene más dianas.

36 remates ha necesitado Luis Suárez en esta Champions para su primer gol.

Ter Stegen tiene el porcentaje más alto de paradas en esta edición de la Copa de Europa, un 82,1%.

Cinco asistencias lleva Alba en la Champions, su cifra más elevada en un curso europeo.

“Entramos en su juego; están acostumbrados a un fútbol de mucho ritmo, muy físico. Nosotros estamos más acostumbrados a tener la pelota, por eso estábamos un poco asfixiados”, aseguró el 10. Fino para jugar, duro para marcar. Disputó 24 balones, ganó 15. “Eso habla del compromiso de Leo con el equipo, con el club y con sus compañeros. Era un partido marcado en el calendario. Todos vimos el nivel del rival, su potencial físico y técnico. Hacía falta eso que puso Leo, que los jugadores se metieran en esa dinámica. Si Leo va, va todo el mundo”, destacó Valverde.

“Messi es de otro planeta”, apuntó Arturo Vidal. “Todo lo hace bien: presionó muchísimo, corrió un montón y, además, metió dos golazos”, completó el chileno. Y Jordi Alba, uno de los socios predilectos del 10, se sumó a los elogios para el argentino. “Es un jugador único que no vamos a encontrar nunca. Nos tenemos que aprovechar de eso. Cuando no esté, el Barça lo echará de menos. Ver a Leo cada día en entrenamientos y partidos es una maravilla”, sostuvo el lateral.

El vestuario lo celebró por Messi, por supuesto también por la victoria ante el Liverpool. “Hemos jugado una de las mejores primeras partes de la temporada. Será difícil en su estadio”, dijo Alba. “Ha sido el partido más duro que hemos jugado este año”, completó Vidal. Y cerró Messi: “En el primer tiempo fuimos superiores. En el segundo, ellos nos apretaron. Pero, aunque no crearon muchas ocasiones, no nos dejaban salir. Sabían que un gol como visitante te da mucho en una eliminatoria. Pudimos evitarlo”. El Barça sufrió para ganar. Lo corroboró Messi, exhausto después de una nueva exhibición. Y van…

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información