El Levante destroza al Betis

El conjunto granota sale del descenso con cuatro goles ante un flojísimo conjunto de Setién

José Luis Morales anota el tercer tanto del Betis ante el Levante.
José Luis Morales anota el tercer tanto del Betis ante el Levante.Kai Försterling (EFE)

El Levante derribó con tres soplidos la casa de papel de Quique Setién. Inconsistente y con los brazos caídos, el Betis sepultó sus escasas opciones europeas en el barrio de Orriols. La tropa de Paco López, hambrienta y cargada de responsabilidad, abatió al once verdiblanco sin despeinarse y se impulsó cuatro puestos en la tabla, marcando tres puntos con el furgón de cola. La cuadrilla azulgrana no cataba una victoria en el Ciutat de València desde el 20 de enero y no ganaba en Liga desde el 16 de febrero, cuando venció en Balaídos. Con un 72% de posesión, el Betis cayó goleado 4-0 en Valencia.

Buscando una solidez que no ha tenido en toda la temporada y que lo ha llevado a ser el equipo más goleado de la categoría con 61 goles, Paco López, elástico respecto a su sistema de juego, volvió al 4-4-2, restando un central y reforzando la medular sin el sancionado Rochina con Vukcevic. Setién, cuestionado en el Betis y sin puntales como Feddal, Lo Celso y William Carvalho, llevó al once cinco cambios respecto a la derrota del domingo ante el Valencia. Regresó Canales pero no fue suficiente para un Betis que se desangra en defensa y al que la temporada, con inminente terremoto en el banquillo y sin objetivos, se le va a hacer muy larga.

Campaña, ex del Sevilla, abrió la brecha camino de tres puntos dorados antes de los 10 minutos de juego. El centrocampista encabezó una salida en banda izquierda que Borja Mayoral, Bardhi y Coke llevaron al costado derecho. Allí, Jason, que pelea por reconciliarse con la grada tras su cacareada salida hacia el Valencia a final de temporada, centró tenso para que el elegante Campaña, con un suave giro de tobillo, marcara con el interior del pie izquierdo. El Betis, hecho un ovillo en la defensa de esa acción, ni cerró el centro ni encimó a Campaña, que sorprendió llegando desde atrás.

Un despeje de Mandi tras un centro de Morales que estuvo a punto de embocar Jason provocó el córner que le daría a Campaña su segundo tanto. El mediocentro envenenó el saque de esquina cerrando el balón y Loren, en su intento de rechazarlo, remató sobre la cara del meta Pau que, sorprendido, se lo comió. La suerte que le ha dado la espalda al conjunto granota esta temporada le acompañó en esa jugada.

En media hora de furia, cortando como si fueran de papel las líneas béticas, el Levante hizo un nuevo gol que invalidó el VAR. Morales llevó el balón a la portería rompiendo la frágil defensa verdiblanca pero el videoarbitraje interpretó que en la acción Bardhi bloqueó a Mandi.

El tercer gol llegó de penalti después de que Jaime Latre consultase con el monitor una entrada de Guardado a Morales. El Comandante transformó el castigo y ya colecciona 11 goles este curso. Coke hizo el cuarto tras rematar una falta lateral a cargo de Bardhi que también necesitó de una consulta al monitor del VAR. Así se hundió el Betis de Setién, más cuestionado que nunca.

“Por supuesto que me siento con fuerzas para seguir. Se nos complica el objetivo de entrar en Europa pero seguiremos peleando mientras matemáticamente siga siendo posible”, dijo el entrenador verdiblanco. "El estado anímico es el motor del cuerpo y ahora mismo el ambiente de tensión que se nos ha generado no es fácil de llevar. Estos días hemos visto que el estado anímico de los jugadores estaba tocado. Se veía a muchos jugadores temerosos con el balón, con desconfianza y mucha tensión y esto nos perjudica mucho a nosotros. El primer gol ha sido una losa porque sabemos que nos cuesta mucho remontar un tanto. Hoy no nos ha salido nada. La realidad es que esta situación hay que aceptarla y afrontar los partidos que nos quedan tratando de recomponernos”.

¿Cree que va seguir como entrenador del Betis?, le preguntaron. "No es algo que yo tenga que contestar. Estoy convencido de que voy a seguir, aunque es verdad que el club está presionado. Hay pocas cosas convincentes que decir después de un resultado como el de hoy pero creo en este proyecto y entiendo que tiene futuro. Me sorprendería si mañana por la mañana me dijesen que no sigo. Asumo con humildad las situaciones de la misma manera que no me vengo arriba cuando las cosas van bien. Es comprensible que una parte de la afición critique a su entrenador. Sé cómo va esto”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS