Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia encamina la Eurocup ante el Alba de Berlín

Un gran Will Thomas guía a la victoria al conjunto taronja, que se llevará el título si gana el viernes

Dubljevic goge un rebote ante Nnoko.
Dubljevic goge un rebote ante Nnoko. EFE

Ocho meses de competición. 24 equipos. Miles y miles de kilómetros recorriendo el viejo continente. Todo por un objetivo, un título: la preciada Eurocup, de la que separa al Valencia Basket una sola victoria después de golpear primero en la final del segundo cetro continental -tras la Euroliga-.

Valencia, 89 - Alba, 75

Valencia Basket (20+21+30+18): Van Rossom (15), Sastre (2), San Emeterio (11), Will Thomas (22), Tobey (3) -cinco titular- Abalde (2), Labeyrie (7), Diot (-), Dubljevic (9), Matt Thomas (16) y Doornakamp (2).

Alba Berlin (13+25+15+22): Siva (17), Hermannsson (16), Giedraitis (9), Sikma (7), Clifford (4) -cinco titular- Saibou (-), Giffey (7), Schneider (-), Wagner (2), Ogbe (1), Thiemann (8) y Nnoko (4).

Arbitros: Radovic (CRO), Mogulkoc (TUR) y Vyklicky (CZE). Sin eliminados.

Incidencias: primer partido de la final de la Eurocopa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.500 espectadores.

Necesita el campeón llegar a dos victorias y el Valencia Basket ha tomado ventaja al derrotar en una abarrotada Fonteta por 14 puntos (89-75) al Alba Berlín, que dirige el ‘viejo rockero’ español Aíto García Reneses. De esta manera, el equipo valenciano tiene su primer match-ball este viernes (20:00) en el Mercedes Benz Arena de la capital alemana. Una segunda victoria en casa del rival le daría al Valencia Basket su séptimo título, cuarto de carácter continental.

El equipo dirigido por Jaume Ponsarnau quería hacer bueno el factor cancha y le ha salido bien la jugada. Liderado por Will Thomas, autor de 22 puntos, y con la maestría en la dirección del incombustible Van Rossom, el Valencia Basket tuvo dos momentos clave para abrirse paso hacia la primera victoria de la final: los últimos minutos del primer cuarto con un parcial de 11-3 y, sobre todo, con un tercer cuarto que resultó demoledor para los alemanes. El resultado con el que concluyó este tercer periodo lo dice todo: 71-53 (con un parcial en diez minutos de 30-15). Una ventaja que los locales supieron administrar en el cuarto y último periodo para completar una noche mágica en la Fonteta. Una antesala de una faena que puede rematar el equipo valenciano en Berlín, en compañía de casi mil aficionados que van a viajar para animar a su equipo.

El mayor obstáculo que se encontrará el viernes el Valencia Basket en Berlín es el factor ambiental: tendrá en contra el viento que le ha ido a favor en el primer partido con una Fonteta que no ha dejado de animar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >