Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De padre a hijo: Bonello en la portería

Henry, descendiente del mítico portero maltés que encajó el 12-1 ante España, defenderá la portería de su selección este martes frente a La Roja

A la izquierda, John Bonello en el España-Malta del 12-1, en 1983. A la derecha, su hijo Henry el sábado pasado ante Islas Feroe. En vídeo, el entrenamiento de la selección maltesa antes del encuentro frente a La Roja. EFE / REUTERS | Vídeo: Atlas

"A mí no me meten once goles ni loco, si me los hacen no vuelvo a mi país". Al final fueron 12 tantos los que encajó el envalentonado portero maltés John Bonello en aquel histórico partido clasificatorio para la Eurocopa de 1984 entre España y su rival de este martes. Treinta y seis años después su hijo Henry (30 años), que no había nacido la sevillana noche de autos del 21 de diciembre de 1983 en la que su apellido pasó a la historia del fútbol español, defenderá la portería maltesa este martes en el estadio Ta Qali. El chico llega muy reforzado anímicamente tras detener el pasado sábado un penalti ante las Islas Feroe (2-1) que le ha valido a su país su primera victoria en doce años y medio en un partido de clasificación. Fue el muro de una "heróica Malta", describe la prensa local.

Henry Bonello ya había debutado en 2012 con la selección absoluta en un amistoso ante Liechtenstein, pero hasta el citado último encuentro, no había disputado partido oficial con su selección. La prensa local le calificó como el bastión de una "heróica Malta". Con la misma estatura que su padre (1,90 metros), en sus ocho internacionalidades ha encajado 13 goles. España amenaza seriamente su bagaje de goles en contra. Lo normal es que sufra un tiroteo de los delanteros de Luis Enrique.

Su trayectoria se ha desarrollado por completo en Malta, en equipos como Sliema Wanderers, Vittoriosa Stars, Hibernians, Birkirkara y Valeta, su club actual, que lidera la liga maltesa.

Hace 22 años que la selección española no juega en Malta (0-3 en su última visita, en un partido clasificatorio para el Mundial de 1998, con un 'hat trick' de Julen Guerrero). Por entonces, Henry tenía ocho años uy quizá no imagionaba que tendría la oportunidad de intentar limpiar el apellido en una noche como la de este martes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >