Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane rechaza una propuesta para hacerse cargo del Madrid

El francés rechaza sentarse en el banquillo ahora y dice que en verano decidirá si vuelve a entrenar y dónde. "Nos hicimos el harakiri", lamenta Sergio, técnico del Valladolid, sobre el 1-2

zidane real madrid
Zidane, el día de su despedida como entrenador del Madrid. Reuters

El Valladolid pudo ponerse 4-1 al descanso. Tras dos goles anulados por el VAR y un penalti que Alcaraz envió a los carteles publicitarios, el marcador lució un engañoso 1-1. El Madrid temblaba contra un rival que se debate por no hundirse en posiciones de descenso hasta que Oscar Plano —canterano madridista propiedad del Valladolid— provocó en el minuto 50 uno de los penaltis más extraños que se han cometido esta temporada en Primera División. "Nos hicimos el harakiri", dijo Sergio, técnico del equipo local. "Ha sido inexplicable y nos ha hecho mucho daño". El derribo a Odriozola, ejecutado del modo más grosero y evitable, transformó una velada que derivaba hacia el desastre del Madrid. Si acabó imponiéndose fue, como es costumbre este curso, después de múltiples accidentes favorables. El maquillaje del marcador (1-4) apenas disimula la desorientación de un equipo que navega sin rumbo, agarrado este domingo en Zorrilla al punto de penalti y las jugadas a balón parado para explotar errores extraordinarios en el rival.

La victoria mantendrá a Santiago Solari en el cargo una semana más, a falta de mejores alternativas en la lista de la directiva. Presos de las dudas, los mandatarios del Madrid no le confirman en público porque saben que es impopular pero tampoco les disgusta atravesar la crisis con Solari porque les brinda la seguridad de que hará y dirá lo que le manden. El 1-4 les permite ganar tiempo para pensar soluciones que, de momento, no vislumbran tras una semana frenética. En busca de un madero al que aferrarse mientras arrecia el temporal, Florentino Pérez propuso el pasado jueves el nombre de Zinedine Zidane para que asumiera como entrenador. La sonda se hundió en un pozo sin fondo. Zidane no quiere entrenar en las actuales condiciones.

El presidente del Madrid mandó a un empleado del club a que llamara al francés para preguntarle si estaba dispuesto a hacerse cargo del equipo de forma inmediata o a partir de junio. Fue apenas un tanteo. Menos realidad que show para alimento de los medios de comunicación. La respuesta del entrenador, por persona interpuesta, fue más o menos la esperada en el club: negativa pero no concluyente. Zidane dijo que ahora, con la temporada en curso, no aceptaría sentarse en el banquillo. Añadió que a partir de junio se planteará si entrena, o si no, y en caso afirmativo, si lo hace en España o en otra parte. Zidane tiene una oferta formal para dirigir a la Juventus hasta 2022.

La relación entre Florentino Pérez y Zinedine Zidane acabó tan deteriorada tras la renuncia del técnico a dirigir al equipo el pasado mes de junio, que ni el presidente ni su mano derecha, José Ángel Sánchez, se atrevieron a llamarle directamente para ofrecerle el puesto. En su lugar mandaron a un funcionario de rango medio. El contacto resultó poco fructífero. El técnico que guió al Madrid a la conquista de las últimas tres Champions no se ha sentido bien tratado por el club últimamente.

Zidane renunció al cargo de entrenador después la final de Champions ganada en Kiev, cuando descubrió que Florentino Pérez había resuelto mantener a Gareth Bale en el equipo sin consultarle. Zidane había acordado con el presidente que Bale saldría del club y que, en caso de que Cristiano fuera traspasado, le ficharían en su lugar a Mbappé, Neymar o Hazard.

“Suerte con el VAR”

El malestar de Zidane no se apagó en esos contratiempos. Según fuentes próximas a la cúpula madridista, el técnico se molestó cuando se enteró que había dirigentes del club que explicaban su dimisión con argumentos personales. Decían que Zidane pretendía que su hijo Luca, portero del Castilla, se afirmara como segundo portero del primer equipo. El entrenador, según esta versión, se sintió decepcionado cuando el Madrid fichó a Andriy Lunin —ahora cedido en el Leganés— sin traspasar a Kiko Casilla. El movimiento de porteros mantuvo a Luca en un segundo plano.

De cualquier modo Zidane no se siente cómodo ante la idea de regresar al Madrid. La degradación de Javier García Coll, que como director general de coordinación fue mano derecha del técnico francés, tampoco ayuda a convencer a Zidane. García Coll ha sido desplazado de sus antiguas funciones a la Fundación del Madrid. Tras la salida de Zidane en junio de 2018 le fueron cerrando las puertas de acceso a la primera plantilla.

Zidane seguirá mirando los partidos del Madrid por la televisión. El de Zorrilla fue penoso para el equipo blanco durante los primeros 50 minutos. “Fue una primera parte muy loca”, dijo Nacho, tras el encuentro, “hemos entrado muy despistados, muy ordenados. Con el VAR hemos tenido suerte. Al final, la segunda parte ha sido nuestra”.

ACTUALIZACIÓN. Al día siguiente de publicarse esta noticia, el Real Madrid anunció la incorporación inmediata de Zinedine Zidane como entrenador del primer equipo. Más información aquí.

Butragueño no ratifica a Solari

“Solari es un estupendo profesional, pero estamos aquí para hablar del partido”. Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, regateó la pregunta sobre si el entrenador argentino continuará al frente del equipo o será destituido en las próximas horas. Solari explicó el triunfo desde la eficacia en el remate: “Hicimos goles que nos hubieran venido bien en otros partidos pero los metimos hoy”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >