Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solari: “Nos faltó contundencia”

El técnico y Casemiro coinciden en que el problema del Madrid trasciende el juego y apuntan a la falta de gol de la plantilla

real madrid - barcelona
Vinicius intenta anotar ante Ter Stegen. AP

Las últimas palabras de Julen Lopetegui fueron: “Creamos muchas ocasiones”. El estribillo de las numerosas ocasiones creadas y sucesivamente desperdiciadas espesó la monotonía del hundimiento del Madrid entre agosto y noviembre según se degradaba el proyecto de transición tras la marcha de Cristiano y Zidane. El argumentario irritó a los directivos madridistas, siempre muy atentos a las conferencias de prensa de su entrenador. Hace un año, con Cristiano y con Zidane, el equipo se quedó fuera de la Copa en enero, en cuartos de final, contra el Leganés. Solari, nombrado como entrenador “provisional” para sustituir a Lopetegui, ha ganado tiempo. El Madrid cayó en semifinales contra el Barça. Pero el discurso se petrifica. Como Lopetegui, Solari explicó el derrumbe por la falta de contundencia, cuestión siempre inexorablemente unida al talento natural para convertir goles. Exactamente lo más difícil de entrenar que existe. Un patrimonio que no solo depende del técnico, además, y que implica a la directiva encargada de confeccionar la plantilla.

“Hemos caído con honor”, dijo Solari, más firme que nunca, en el que probablemente sea su discurso más digno en sus más de cuatro meses de ejercicio como responsable de la primera plantilla. “Hemos hecho todo lo posible Pero no fuimos contundentes y ellos han sido muy contundentes”.

Disuelta la BBC con la venta de Cristiano en la canícula, en otoño se instauró la BBA —Bale, Benzema y Asensio—. Al filo del invierno Asensio declaró que él no estaba para “tirar del carro” de un club en crisis y después de la Epifanía la práctica desaforada del golf paralizó los sóleos de Bale. Transcurrido el carnaval, el hormigón del Bernabéu se entibió al sol del calentamiento global, la temperatura subió por encima de los 20 grados, y antes de marzo floreció el cerezo en Chamartín. Llegado el día más decisivo de la temporada, con el palco de los nervios y los socios desasosegados, al Madrid no le quedó más alternativa que agarrarse a Vinicius Júnior, con la consiguiente falta de contundencia. Ningún chaval de 18 años fue contundente en circunstancias equiparables a las que vive el brasileño en estos días.

“El fútbol es, sobre todo, eso”, señaló Solari. “Hay que ser contundentes. Por supuesto que hay que crear ocasiones y jugar bien, pero ser contundentes en los momentos determinados que pueden cambiar el desarrollo de los partidos es lo más importante. Ellos cuando llegaron nos hicieron daño”.

Lopetegui se marchó el 28 de octubre tras sufrir un 5-1 en el Camp Nou, lamentando entre sus amigos que le vendieran a Cristiano para ficharle a Mariano. Solari ha sido más leal a sus jefes. Pero la evidencia apunta a la falta de goleadores en un plantel que no compensa la venta de Cristiano a la Juventus. Esto lo piensan todos en el club, a estas alturas. Especialmente los futbolistas, en alerta ante lo evidente: en los tres clásicos que han disputado esta temporada el balance ha sido de nueve goles contra dos a favor del Barcelona.

 

“Grandísimos jugadores”

 

“El Barcelona tiene grandísimos jugadores adelante que te pueden hacer daño”, explicó Casemiro, único madridista que compareció ante los medios tras la eliminación. “Solo nos ha faltado la puntería. Aquí cuando perdemos, perdemos todos, pero hemos creado muchísimas oportunidades y no hemos matado el partido”.

“Hemos jugado bien”, reflexionó Casemiro. “Sin embargo, el resultado no fue bueno. Claro que esto es complicado para nosotros pero hemos trabajado, hemos peleado, hemos intentado. Espero que la afición nos apoye igual el próximo sábado cuando volvamos a jugar contra el Barça en Liga. Siempre es complicado perder un clásico. Pero nosotros ya tenemos experiencia para saber superar el pasado y daremos todo para ganar un título este año”.

Preguntado por la responsabilidad de Vinicius Júnior, que con 18 años fue el gran recurso ofensivo del Madrid pero erró tres mano a mano con Ter Stegen, el mediocentro se mostró prudente. “Yo creo que si hablamos solo de Vinicius seremos injustos”, dijo Casemiro. “Es un chaval atrevido que no tiene miedo de jugar los grandes partidos. Creo que hoy hicimos una de las mejores primeras partes del año. Estuvimos fantásticos y Vinicius está a un nivel increíble. Está mostrando que es un grandísimo jugador para nosotros”.

A Solari no le queda más remedio que reagrupar a la tropa y seguir avanzando por el desierto. Es su sino desde que asumió el cargo en condiciones igual de críticas o más. “En el fútbol hay que ponerse muy rápido de pie tras la derrota, del mismo modo que cuando ganamos no podemos perder la perspectiva”, dijo. “Por supuesto que estamos tristes. Queríamos jugar la final. Pero felicitamos a nuestro rival porque ha hecho los méritos con su contundencia para pasar”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información