Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone amplía su contrato con el Atlético hasta 2022

El técnico argentino, cuya vinculación acababa en 2020, extiende dos años su compromiso con los colchoneros

Simeone, durante un partido con el Atlético.
Simeone, durante un partido con el Atlético. AFP

En medio de la consternación institucional del caso Briñas, el emblemático trabajador de la cantera rojiblanca que ha confesado haber abusado sexualmente de un menor —otros cuatro tambiénaseguran haber sido víctimas—, el Atlético de Madrid anunció ayer  la ampliación del contrato de Diego Pablo Simeone hasta 2022. En un momento tan delicado, la figura del entrenador argentino vuelve a erigirse y a confirmarse como el faro totémico elegido para alumbrar al Atlético y su futuro en los próximos tres años y medio. Tras un mes largo de negociaciones, el club ligó el anuncio de la renovación al 14 de febrero, en relación al dorsal que Simeone lucía en su etapa de jugador, y al día de San Valentin mediante el hastag “enamorado del Atlético”.

El anterior compromiso de Simeone concluía en 2020 a razón de unos 15 millones de euros netos por temporada. En referencia a esta ampliación contractual, el club siempre ha negado que el técnico vaya a percibir emolumentos superiores a los de su estrella Antoine Griezmann, que se sitúan en torno a los 20 millones de euros al año. Hasta ahora, en cada renovación, Simeone era premiado como el empleado mejor pagado del club. Cada acuerdo que negociaba su hermana Natalia Simeone era un reconocimiento implícito a su condición de artífice principal —estatus que no ha variado durante esta última negociación— de los éxitos deportivos que han disparado el crecimiento económico de la entidad y el valor de la marca Atlético. Gane un poco más o un poco menos que Griezmann, solo Pep Guardiola estaría por delante en el escalafón los entrenadores que más cobran. En LaLiga, el Cholo ya lideraba con creces este ranking.

Para lo bueno y para lo malo, este el Atlético de Simeone. Un club —llegó en 2011— y un equipo revitalizados desde la púrpura de los siete títulos conquistados (una Liga, dos Ligas Europa, una Copa del Rey, dos Supercopas de Europa y una Supercopas de España) e incluso las dos finales de la Copa de Europa perdidas. Todo bajo el molde de un estilo que entronca con las raíces identitarias de defensa, intensidad y contragolpe. Por encima de si el juego que despliega es más o menos atractivo, este es el argumento, junto a la palabra estabilidad, que más se esgrime en los despachos del club para justificar la nueva ampliación del contrato. De cumplirlo, Simeone alcanzaría 11 temporadas consecutivas en el club, todo un hito en una entidad que en los tiempos de Jesús Gil fue una máquina imparable de fagocitar entrenadores.

No solo en el espacio temporal Simeone ha equiparado su estancia en el banquillo del club a la de los tradicionales mánagers ingleses. También ha construido esa equivalencia desde la asunción de poder y responsabilidades. Nada que tenga que ver con el fútbol se ejecuta sin ser consultado y, sin su visto bueno, en la mayoría de las ocasiones.

La renovación de Simeone también llega en un momento de zozobra deportiva tras las derrotas ante el Betis y en el derbi que han distanciado al equipo a siete puntos del Barcelona en LaLiga, la eliminación de la Copa a manos del Girona y con la eliminatoria de los octavos de final de la Liga de Campeones contra la Juventus de Turin a la vuelta de la esquina.

"Agradezco a Enrique [Cerezo], a Miguel [Ángel Marín] y a Andrea [Berta] y a toda la gente del Atlético de Madrid su apoyo a la continuidad de este proyecto. Nos espera un futuro hacia el 2022 con mucha ilusión, pero también con muchos desafíos. Creo que lo que me genera volver a renovar con el Atlético de Madrid es todo lo que veo de cara al futuro. Veo gente involucrada para seguir creciendo, veo ilusión y veo juventud", ha dicho Simeone sobre su renovación en un vídeo difundido por el club a través de las redes sociales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >