Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ter Stegen nos ha salvado”

Sergi Roberto y todo el vestuario piropean al portero, que mantuvo las tablas en un partido en el que el Barça vivió de parches

Valverde, durante el duelo en San Mamés.
Valverde, durante el duelo en San Mamés. AP

En la conferencia de prensa previa al último entrenamiento de la semana, Valverde fue diáfano: “Si Messi está al cien por cien, seguramente jugará porque es un partido fundamental”. Su palabra, sin embargo, se quedó en el olvido al pisar San Mamés. “Bueno, quizá no esté al cien por cien, pero está muy cerca”, reconoció su ayudante, Ion Aspiazu, minutos antes de comenzar el duelo; “es un partido importante y tenemos que poner nuestro mejor once”. El 10, claro, salió de la partida. Entre otras cosas porque no hay parche que valga para suplir a La Pulga, santo y seña del Barça. Y menos en una noche en la que el equipo azulgrana era todo remiendos. Como la banda izquierda, ocupada por Semedo, Vidal y Coutinho, todo diestros que se encontraban en el mismo carril por primera vez en el curso. Parches, en cualquier caso, que le bastaron al equipo para empatar en La Catedral. Mérito también de los guantes de Ter Stegen.

Hace tiempo que Valverde decidió que Arthur era el timón del Barça en el eje del campo, el futbolista que guardaba la pelota y ponía la pausa. “Se tiene que acostumbrar a jugarlo todo”, se le escapó al técnico cuando explicó su primera lesión muscular. Pero se volvió a romper, esta vez en el bíceps femoral de la pierna izquierda, y tampoco hay un recambio que ofrezca mantener la posesión. Y menos Arturo Vidal, su antítesis, que recoge el testigo por decisión técnica. En San Mamés, cómodo en el choque pero torpe en la composición, salió de volante izquierdo. Tras dos entregas calamitosas —Yuri casi marca en una de ellas—, Valverde le ordenó regresar a la derecha para ocupar el vacío defensivo de Messi. Fue un parche del parche.

Ocurrió que el técnico debió inventar más emplastos, como poner a Semedo en la retaguardia izquierda porque Alba estaba sancionado. Una apuesta que ya conocía pero que evidencia que no hay suplente porque no cuenta con Miranda [el lateral no pudo jugar con el filial y se quedó en la grada de San Mamés]. Semedo, sin embargo, funcionó porque desde que dio su primera asistencia del curso (frente al Levante) ha cogido la confianza que le faltaba.

Confianza es justo de lo que carece Coutinho, el mayor parche de Valverde desde hace tiempo porque lo ha jugado todo desde que Dembélé se lesionó, por más que sus números sean raquíticos sin entrar a valorar que es el fichaje más caro en la historia del club (160 millones). “Me gusta porque siempre encara, siempre es valiente”, le defiende el técnico a cada ocasión que puede. Eso hizo de nuevo ante el Athletic, aunque el resultado fue el mismo que en las últimas fechas: ni fu ni fa. Más o menos lo que le ocurrió a Messi, que jugó al ralentí. “Si jugó es que está al cien por cien. Pero nos hicieron marcas muy rigurosas y eso perjudicó nuestras contras”, reivindicó Luis Suárez. Así lo cree Valverde: “Leo está bien. Si juega es porque está convencido”.

“Faltó comunicación”

Pero nadie dio con la tecla para batir al Athletic. “Faltó comunicación en el primer tiempo, como avisar de que uno está solo, y es algo que debemos corregir. También llevamos muchos partidos y eso puede notarse ante un rival más descansado…”, dijo Suárez. “Febrero es bastante duro y puede ser cansancio, sí”, agregó Ter Stegen. “Si ganas, el cansancio se pasa y si no, parece que es un hándicap, pero no queremos poner esa excusa”, respondió Valverde.

Con esos ingredientes y con un fútbol muy alejado del original, Valverde tardó una hora en hacer un cambio. Aleñá por Vidal; toque por músculo. “Cuando no ganas, siempre se apunta a alguien porque no ha dado un par de pases bien. Parece que porque haga un cambio esté señalando a uno y no es así, sino que debía hacer otras cosas”, convino Valverde. A falta de un cuarto de hora, hizo el segundo: Dembélé por Coutinho.

Poco tiempo para que el Barça cuajara, a excepción de Ter Stegen, que con sus manos da puntos —ha parado 30 de los últimos 34 disparos que le han hecho—, como expresó con las paradas a Williams, Susaeta y Raúl García. “Ha hecho una parada genial y otra también, aunque en esa la ha liado primero…”, bromeó el Txingurri. “Ter Stegen es uno de los mejores del mundo. Lo volvió a demostrar, pero para eso está el portero”, indicó Luis Suárez. “Nos ha salvado, tal vez sin él, hubiéramos encajado algún gol”, indicó Sergi Roberto. “Estoy contento con mi juego, pero no sé si he sido el mejor del equipo. Intento hacer lo máximo para el equipo. En defensa estamos bien últimamente”, respondió Ter Stegen.

Fue un empate de un Barça con más parches que aplausos. Rakitic, en cualquier caso, lo dejó claro: “Lo que hicimos hasta ahora está muy bien porque estamos por encima de todos”.

Gaizka Garitano diseñó un plan para que resolviera Iker Muniain

Al plan de Gaizka Garitano solo le faltó un gol y le sobró la actuación de Ter Stegen para que le saliera perfecto. El técnico del Athletic diseñó el partido con 14 jugadores. “Si Iker Muniain no ha sido titular es para que estuviera fresco la última media hora”, argumentó. “Hemos estado muy bien, contentos con el punto, pero si contamos las ocasiones pudimos haber ganado. Ter Stegen ha estado sensacional”. Las palabras del entrenador fueron refrendadas por el director deportivo Rafa Alkorta: “Estuvimos muy bien, sólidos, e hicimos lo suficiente para ganar. Quizá nos estábamos hundiendo en el segundo tiempo y con los cambios nos animamos”. Los jugadores coincidieron en el diagnóstico con los técnicos. “Hay que valorar que dejamos sin marcar al Barça, uno de los mejores equipos del mundo, de los que tiene más pegada”, insistió Muniain. “Y al final por oportunidades merecíamos el triunfo. Valoramos mucho el punto”. Y cerró Yeray: “Hemos dado muy buenas sensaciones porque somos uno, desde el portero al delantero centro. Cerramos bien y pudimos marcar”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información