Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Lorenzo no podrá subirse a la Honda hasta finales de febrero

El piloto mallorquín es operado de una fractura en el escafoides y no participará del primer test del año en Malasia

Jorge Lorenzo se enfunda la camiseta de Honda por primera vez. Ampliar foto
Jorge Lorenzo se enfunda la camiseta de Honda por primera vez.

Jorge Lorenzo, el fichaje estrella de la temporada 2019, tendrá que perderse por lesión los primeros entrenamientos de pretemporada en Sepang, a principios de febrero. El piloto español se lesionó hace unos días cuando se entrenaba en moto a las afueras de Verona (Italia). Se cayó y se hizo daño en la muñeca izquierda, la misma que ya le impidió terminar en plena forma el curso 2018. Fue operado este lunes de una fractura en el escafoides y necesitará de un tiempo para recuperarse, tal y como informa el equipo. No podrá subirse a la Honda hasta finales de febrero.

El Repsol Honda es equipo con mayor potencial de MotoGP, por capacidad económica, por el volumen de su departamento de carreras, y, especialmente este año, por el equipo que integran Marc Márquez y Jorge Lorenzo, los campeones de la última década. Pero no ha comenzado con buen pie la temporada 2019, esa en la que aspiran a arrasar en el campeonato del mundo de velocidad, porque el campeón del mundo tampoco llegará en plena forma al primer test del año, del 6 al 8 de febrero en Malasia, tras ser operado a principios de diciembre. Márquez tuvo que operarse terminada la pasada temporada de una lesión crónica en el hombro. Y ha pasado el invierno entre el reposo y la recuperación sosegada.

Su compañero Lorenzo, que decidió el año pasado cambiar la Ducati por la Honda, deberá esperar más de lo previsto para subirse al nuevo prototipo con el que competirá este año. Según explicaba el equipo Honda en un comunicado, el mallorquín, a quien se le insertó una placa de titanio para fijar el hueso mediante una técnica mínimamente invasiva, pasará la noche de este lunes en observación en el hospital. Luego necesitará unos cuatro días de reposo antes de comenzar los ejercicios de rehabilitación. Y, “dada la naturaleza de la lesión”, tanto el piloto como el equipo han decidido que el primero se pierda el test en Sepang, ese en el que los que los pilotos marcan la línea de desarrollo a seguir por la fábrica, “para que pueda recuperarse bien”.

El objetivo es que Lorenzo pueda estar totalmente recuperado para cuando se celebre el segundo test oficial, del 23 al 25 de febrero en Qatar, antes de que arranque la temporada en el mismo circuito de Losail el domingo 10 de marzo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información