Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Leo llegará a los 500”

El entrenador del Barça destaca la capacidad goleadora del argentino y también su dominio del juego, después de firmar 400 goles y 159 asistencias en 435 partidos

Messi celebra su gol 400 en LaLiga ante el Eibar. Ampliar foto
Messi celebra su gol 400 en LaLiga ante el Eibar. PRESSINPHOTO/GTRES

La rutina fue la de siempre, no había porqué cambiar. Llegó al Camp Nou con Luis Suárez, que le cebó un mate (añadir agua calienta a la yerba mate y pasárselo al compañero) nada más comparecer en el Estadi, todavía vestido con ropa de calle. “No le presta atención a los récords, no lleva la cuenta, pero siempre hay alguien que se lo recuerda. Eso no quiere decir que no le gusten”, dicen los que lo conocen. Lionel Messi estaba a pocas horas de marcar su gol número 400 en LaLiga —por supuesto, todos con la camiseta del Barcelona— y estaba como si nada. Sonreía y charlaba con el delantero uruguayo. Una jornada de fútbol más para el rosarino, 13 años, ocho meses y 14 días después desde que Ronaldinho le cediera el balón para que marcara su primer gol en la élite de España, también en la casa azulgrana.

Si en 2005, ante el Albacete, la asistencia para su primer grito de gol se la dio uno de sus grandes valedores como Ronaldinho, frente al Eibar el pase fue de su amigo Luis Suárez. “Trato de hacer lo mejor para el equipo y en este caso el pase fue para Leo, mejor así”, se arrancó el 9 azulgrana; “es para estar orgulloso. Partido a partido demuestra lo grande que es. Feliz, contento por él y por la historia que está marcando en el club”.

No parecía la tarde de Messi en el Camp Nou. Estaba apagado, especialmente poco participativo en el juego. Finalizó el duelo 41 toques, el que menos de los que disputaron los 90 minutos. Luis Suárez, por ejemplo, que no acostumbra a bajar a asociarse en la medular, cerró la planilla ante el Eibar con 47 toques. Ocurre, sin embargo, que no conviene subestimar las expresiones corporales del 10, por momentos ausente, siempre atento cuando el balón cae en su bota izquierda, mucho más cuando está cerca del área. “¿Decir algo sobre Messi?”, cuestionó Valverde. “Lo mismo que en los otros 399. Sus números hablan por sí solos. Son datos que parece difícil que alguien pueda superar, son datos de un fuera de serie”, añadió el preparador azulgrana.

Valverde: “Leo llegará a los 500”

Es curiosa la relación de Messi con el gol. Nunca afloja. Tardó 2.029 días desde su primera diana hasta que marcó la 100, y a partir de entonces no se ha tomado más de tres temporadas en cantar el centenar: 799 días para firmar los 200, 1.116 para los 300 y 1.061 para los 400. A sus 31 años, el rosarino mantiene intacto su ritmo goleador. Nadie tan Pichichi como él en España, seguido por Cristiano Ronaldo (311), Telmo Zarra (251, al que el 10 le había quitado el récord en 2014), Hugo Sánchez (234) y Raúl (228). “Tal y cómo está Leo marcará muchos más. Le queda cuerda”, subrayó Guillermo Amor, responsable de Relaciones Institucionales del club.

Los más grandes

Valverde: “Leo llegará a los 500”

En las grandes ligas de Europa, Messi ya tiene en la mirilla al alemán Uwe Seller (406 goles). En Italia (Silvio Piola, 274), en Inglaterra (Jimmy Greaves, 357) y en Francia (Delio El Tano Onnis, 299 goles) ya miran desde lejos al 10 azulgrana. El rosarino, sin embargo, está séptimo en la tabla de los máximos goleadores de Europa por detrás de Josef Bican (518, 71 los marcó en la liga austríaca y 447 en la checa), Puskas (514, 356 en Hungría y 156 en el Madrid), Schlosser (417), Cristiano Ronaldo (412, tres en Portugal, 84 en la Premier, 311 en LaLiga y 14 en la Seria A), McGrory (410) y Seller.

“Es increíble lo de Leo, será complicado que alguien lo pueda repetir. Esperamos que sean muchos más”, analizó Ter Stegen. Y Valverde miró al futuro: “Tengo la sensación que alcanzará los 500 goles, pero marcar 400 es una barbaridad. Uno no se hace la idea de lo difícil que es hasta que los pone uno detrás de otro. Y no es que sea solo un goleador. Es todo lo que genera, todo lo que hace”.

Messi necesitó 435 partidos para firmar 400 redes, partidos en lo que también cedió 159 asistencias. Suma cinco Balones de Oro y se acaba de consagrar como el máximo ganador de la Bota de Oro (cinco). Y ya va por el sexto, este curso lleva 17 dianas, como nadie en Europa. Otro récord en el horizonte, aunque a Leo le dé lo mismo. O no.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información