Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enero alegra a Bautista

Tras un año muy duro, el castellonense derrota a Berdych (6-4, 3-6 y 6-3) y alza el título de Doha, el cuarto éxito consecutivo a comienzos de temporada. Siete de sus nueve títulos son en pista rápida

Bautista celebra su triunfo contra Berdych en la final de Doha.
Bautista celebra su triunfo contra Berdych en la final de Doha. REUTERS

Mientras unos remolonean y otros, la gran mayoría, todavía van quitándose el óxido propio de estos inicios de temporada, Roberto Bautista se levanta cada año como un tiro. Lejos de la pereza, para él enero es sinónimo de disfrute. Este sábado, en Doha, derrotó a Tomas Berdych (6-4, 3-6 y 6-3, en 1h 55m) y volvió a dejar claro que le sienta de fábula la apertura del curso. Elevó el trofeo del emirato, el noveno de su carrera, y enlazó su cuarto éxito consecutivo tras los de Auckland (2016 y 2018) y Chennai (2017).

La jornada anterior ya había protagonizado un sonoro pelotazo al despachar a Novak Djokovic y en la final le puso el lazo a una magnífica semana que le instala en el puesto 23 del ranking, siendo el segundo español después de Rafael Nadal. Además, el buen hacer en el desierto le reafirma como un avezado competir sobre cemento. Con siete títulos, el castellonense (30 años) figura tan solo por detrás del balear (19) y David Ferrer (12).

“Ha sido una de las mejores semanas de mi vida”, expuso el campeón, después de recibir el premio de manos del presidente del París Saint-Germain, Nasser Al-Khelaïfi. “El año pasado fue difícil y ayer [por el viernes] no fue sencillo manejar las emociones. Estoy feliz”, agregó Bautista, que no participaba en el torneo desde 2012 y se une a una nómina de ganadores en la que relucen nombres como los de Boris Becker (1993), Roger Federer (2005, 2006 y 2011), Nadal (2014) o Djokovic (2016 y 2017).

Tras el extenuante esfuerzo ejercido contra Nole y con escaso tiempo para la recuperación, el español abordó a Berdych con las ideas muy claras. Impuso el lenguaje monótono y erosivo de su raqueta, sin fisuras, y logró reponerse a la contundente réplica del checo con el servicio en el segundo parcial. Los buenos días Berdych, en su día cuatro del mundo y finalista de Wimbledon (2010), quedan ya muy lejos y vislumbra la recta final de una carrera sin grandes brillos, a la que siempre le faltó el plus de la mentalidad.

De esta forma, Bautista arranca con buen pie y vuelve a sonreír después de un 2018 muy duro. En lo deportivo, el año pasado acusó una derrota que comprometió una serie de la Copa Davis contra Gran Bretaña y en lo personal, el camaleónico tenista que bien pudo llegar a ser futbolista profesional –goleó como delantero en las categorías inferiores del Villarreal, hasta los 14 años– sufrió un mazazo por la pérdida de su madre Esther a las puertas de Roland Garros.

SABALENKA BRILLA Y 57 ‘ACES’ EN PUNE

Sabalenka besa el trofeo de Shenzhen.
Sabalenka besa el trofeo de Shenzhen. Getty

Al margen del título de Bautista, el sábado dejó otras píldoras tenísticas como el triunfo de Aryna Sabalenka en Sehnzhen. La bielorrusa derrotó a Alison Riske en la final (4-6, 7-6 y 6-3) y sumó el tercer título de su carrera. Con solo 20 años, ya se erige como una de las tenistas con mejor porvenir y acaricia el top-10 de la WTA.

Por otra parte, Roger Federer y Belinda Bencic revalidaron el título obtenido el año pasado en la Copa Hopman al superar a la pareja alemana, formada por Alexander Zverev y Angelique Kerber (4-0, 1-4 y 4-3). Cabe recordad que esta fue la última edición del torneo, puesto que en 2020 será desplazada para celebrar la Copa del Mundo de la ATP.

Además, el día ofreció una tormenta de aces en la final de Pune (India). Kevin Anderson firmó 21, 15 menos que el veterano Ivo Karlovic (36); sin embargo, venció por 7-6, 6-7 y 7-6 y elevó el sexto trofeo de su carrera con 32 años, por los 39 del croata.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información