Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía espera que lleguen a Madrid unos 500 hinchas argentinos “especialmente violentos”

Más de 4.000 efectivos conforman el dispositivo de seguridad para la final de la Copa Libertadores

Inicio de los preparativos del dispositivo de seguridad en los alrededores del Santiago Bernabéu. En vídeo, gran despliegue de seguridad para el Copa-River

De las decenas de miles de personas que se espera que visiten Madrid este fin de semana para asistir a la final de la Copa Libertadores del próximo domingo, la Policía Nacional calcula que cerca de 500 son "especialmente violentos", según ha explicado el delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes. Casi 4.000 efectivos, en el Santiago Bernabéu y sus inmediaciones, formarán el dispositivo de seguridad que pretende evitar que se repitan los incidentes que hace dos semanas obligaron a suspender en Argentina el partido de vuelta entre River Plate y Boca Juniors.

La Policía Nacional trabaja "estrechamente" con la argentina para tener controladas a esas 500 personas que cuentan con antecedentes penales, según ha declarado en la cadena SER Rodríguez Uribes. Ayer fue devuelto a Argentina nada más llegar al aeropuerto madrileño Maximiliano Mazzaro, un cabecilla de los ultras de Boca, calificado por el delegado de Gobierno como "uno de los barras bravas más peligrosos".

El dispositivo de seguridad estará formado por 2.054 policías nacionales, de los que casi la mitad llegarán de otras provincias a Madrid con motivo del partido. A ello se sumarán 800 guardias civiles que controlarán a las aficiones en el aeropuerto de Madrid-Barajas, 150 policías municipales de Madrid, 80 voluntarios de Cruz Roja y 70 del Servicio de Ambulancias Municipales de Urgencia y Rescate (Samur-Protección Civil). El Real Madrid ha dispuesto 1.700 vigilantes de seguridad para controlar el interior del estadio Santiago Bernabéu.

Dentro del campo, las aficiones de ambos equipos se situarán cada una en un fondo. La de River lo hará en el norte, y la de Boca, en el sur. Los laterales se reservan para la afición neutral. El estadio abrirá sus puertas a las 17.30, tres horas antes del inicio del encuentro. Se prevé que asistan al partido unas 25.000 seguidores por cada equipo. El resto de localidades, hasta las 81.000 que puede albergar el estadio, están reservadas para la Conmebol y la Federación Española de Fútbol.

Las zonas de aficionados se montarán en los carriles centrales del paseo de la Castellana, una a cada lado del estadio. Los seguidores de River tienen reservada la zona norte, entre la plaza de Castilla y la plaza de Cuzco. Los de Boca se situarán junto a la sede del Ministerio de Fomento y la plaza de San Juan de la Cruz.

Los autobuses que trasladen a los jugadores al Bernabéu serán escoltados por la Policía Municipal, que también se encargará de hacer los cortes de tráfico y regular la circulación. El lanzamiento de piedras al autobús de Boca fue lo que desencadenó la suspensión del partido. El dispositivo de movilidad y seguridad para blindar el encuentro incluye el corte de tráfico de la Castellana entre las 9 y las 16.30 entre Plaza de Castilla y Cuzco, a excepción del lateral sentido sur, y en el tramo entre la plaza de San Juan de la Cruz y Raimudo Fernández Villaverde, a excepción del lateral sentido norte.

El delegado del Gobierno en Madrid, ha destacado el importante dispositivo que supondrá el encuentro, dado que se trata de un partido de alto riesgo. Solo el coste de la Policía Nacional será de 650.000 euros, dado el número de horas que deberán hacer los agentes. A esto habría que añadir el coste de las jornadas y horas extras de policías municipales, personal de limpieza, Samur, Protección Civil y personal de vigilancia del Real Madrid. Eso sí, Rodríguez Uribes ha destacado el alto impacto que tendrá esta celebración para la ciudad. Solo en beneficios directos está previsto que se ingresen unos 42 millones de euros con motivo de la final. A ello se unen otros 50 millones de impacto de la marca de España y de Madrid en el exterior. 

Rodríguez Uribes ha insistido en la rueda de prensa en que los gastos que supone la final se calcularán "a posteriori". El delegado del Gobierno ha reconocido que ahora mismo no está regulada esa repercusión a los organizadores, por lo que será necesario ver si es posible y la forma de hacerlo.

La última reunión de coordinación antes del encuentro ha durado casi tres horas y han acudido los representantes de todas las partes implicadas, como Policía Nacional, Policía Municipal y Samur, además de los organizadores. "Es un evento magnífico y es un privilegio que se celebre en Madrid y en España. Solo hay que esperar que se desarrolle con tranquilidad y serenidad y que no haya ningún incidente", ha declarado el delegado.

Ya está previsto el lugar de celebración de la victoria. River Plate ha elegido la Puerta del Sol, al considerar que era muy significativo el lugar y donde se encuentra la estatua del oso y el madroño (integrantes del escudo de Madrid). Por su parte, Boca Juniors ha optado por la plaza de Colón, donde se erige la figura del Cristóbal Colón.

El comisario general de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Castro Estévez, ha explicado a preguntas de EL PAÍS que se está controlando la reventa de entradas, que ya están alcanzando precios muy altos. Eso sí, la policía se está encontrando con la dificultad de que gran parte de ellas se han vendido por Internet. 

El delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, en el centro, preside la última reunión de coordinación para la final de la Copa Libertadores.
El delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, en el centro, preside la última reunión de coordinación para la final de la Copa Libertadores. EP

Pendientes de la confirmación de Macri

Una de las incógnitas que todavía no se ha despejado es si el presidente de argentino Mauricio Macri asistirá a la celebración de la Copa Libertadores en el estadio Santiago Bernabéu. Según ha destacado el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, hasta el momento no está confirmada su visita a Madrid.

Lo que sí ha confirmado el delegado es que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, sí acudirá el domingo por la noche al estadio Santiago Bernabéu.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información