Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Villa jugará en el Vissel Kobe de Andrés Iniesta

El delantero, a punto de cumplir 37 años, cambia el New York City por el equipo japonés que entrena Juanma Lillo

Villa e Iniesta celebran un gol del Barça en 2012
Villa e Iniesta celebran un gol del Barça en 2012 efe

Cuando David Villa (Tuilla, Asturias; 36 años) empezó a pensar en la posibilidad de cambiar Estados Unidos por Japón, llamó a su amigo Andrés. Y, entonces, Iniesta acabó de convencerle. “Hablamos por teléfono y me transmitió muchas cosas positivas sobre el equipo y sobre lo que ha sido su vida en Japón”, explicaba el delantero español ayer, cuando dio la noticia de su fichaje por el Vissel Kobe, el mismo día que ofreció una conferencia de prensa por sorpresa en el estadio de su nuevo equipo, radicado en una ciudad de millón y medio de habitantes, primero famosa por tener la carne de buey más cara del mundo, luego por ser el destino de uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia, Andrés Iniesta.

Ahora, el líder de la España campeona del mundo —le recibió con este mensaje: “Feliz de volver a compartir vestuario contigo”— tendrá como referencia en ataque además de a Lukas Podolski al máximo goleador de La Roja. “Aquí está el jugador que mejor canaliza el juego técnico y de posesión”, dijo el asturiano en su presentación, además de reconocer que la presencia del de Fuentealbilla en su nuevo destino influyó para que fichara por el Vissel.

En ese mismo acto, el goleador destacó, también, cómo toda la gente que ha ido conociendo del club le ha demostrado “las ganas de que fichara, y eso es algo muy importante”. No hizo falta ofrecer más explicaciones cuando en la misma presentación el futbolista recibió una tarta de cumpleaños. Cumplirá los 37 mañana, día 3 de diciembre, pero su nuevo club, conocida como es la hospitalidad japonesa, no quiso perder la oportunidad de felicitarte, aunque fuera antes de tiempo.

Villa, que ha pasado los últimos tres años en la gran manzana y defendiendo los colores del New York City —equipo en el que ha lucido el brazalete de capitán— cambiará la cultura norteamericana por la nipona y se pondrá a las órdenes de otro español, Juanma Lillo, que empezó a dirigir al equipo a finales de septiembre. Se trata de un club “en construcción” y con aspiraciones, que recibió a su nuevo fichaje —Villa siguió el encuentro desde el palco, al lado de Hiroshi Mikitani, propietario del club y de la empresa Rakuten, patrocinadora del FC Barcelona— con una victoria ante el Vegalta Sendai (3-2) en la última jornada de la temporada.

El español, formado en la cantera del Sporting y ex jugador del Zaragoza, Valencia, Barcelona y Atlético, anunció su fichaje a través de un vídeo cuidadosamente elaborado y que distribuyó a través de las redes sociales. “Está decidido, tengo un nuevo destino, un gran reto me espera: Asia. Nuevos viajes, nuevo país, nueva cultura, nuevos compañeros. ¡Hola, Japón! ¡Hola, Vissel Kobe! Vamos a disfrutar del fútbol juntos”, así lo comunicaba, en la misma semana en la que ya había confirmado que dejaba Nueva York.

“En mis años de profesional he tenido que tomar muchas decisiones importantes. Para un deportista, las que se toman fuera del campo son las más difíciles, y ahora me encuentro en este momento”, concedía. Y seguía: “Durante mi carrera, siempre escuchaba a mi cuerpo, a la gente que está a mi alrededor, a mi intuición antes que nada. Es estos instantes de duda, siempre espero algo que me haga ver las cosas más claras, algún detalle”.

Villa se encontraba en uno de esos momentos de duda de su carrera cuando Iniesta le ayudó a dar el salto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >