Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Baskonia sigue dando tumbos

Cae ante el Efes (96-85) y sigue sin dar muestras de recuperación pese al cambio en el banquillo

Poirier (i) ante Dunston.
Poirier (i) ante Dunston. EFE

Hay nombres que son onomatopeyas, como el de Brock Motum, el jugador australiano del Anadolu Efes. El nombre parece un golpe; el apellido del zurdo de la cinta, suena al balón que se desliza por la red de la canasta lanzado desde la línea de triples. Motum dejó en evidencia con su eficacia, la irregularidad preocupante del Baskonia, que volvió a caer en otro de sus viajes por Europa y cada vez hace más difícil su acceso a la siguiente fase de la Euroliga, y, por ende, a la Final Four de Vitoria. Con esta dinámica, los baskonistas verán la fase final desde las butacas de la grada. Si encuentran entradas, que en Vitoria se agotaron hace tiempo.

Efes, 96 - Baskonia, 85

Anadolu Efes (25+19+31+21): Micic (16), Beaubois (14), Anderson (7), Moerman (10) y Duston (10) -cinco inicial-, Larkin (-), Balbay (11), Motum (16), Pleiss (4) y Simon (8).

Kirolbet Baskonia (17+25+25+18): Granger (10), Hilliard (15), Shields (3), Shengelia (6) y Poirier (6) -cinco inicial-, Vildoza (-), Voigtmann (15), Huertas (8), Janning (20) y Diop (2).

Arbitros: Robert Lottermoser (Alemania), Damir Javor (Eslovenia) y Aare Halliko (Estonia). Señalaron falta técnica a Granger (min. 36). Eliminaron por faltas personales a Shengelia (min. 40).

 Partido correspondiente a la décima jornada de la Euroliga disputado en el Sinan Erdem Dome de Estambul ante 3.983 espectadores.

Perasovic no ha conseguido enderezar lo que Pedro Martínez dejó en la cancha, aunque tal vez no sea cuestión de entrenador, sino de plantilla, claro, porque los problemas que tuvo el barcelonés se repiten con el croata. El cambio de técnico no se ha reflejado en una modificación sustancial del juego, que mantiene sus debilidades y ha incorporado escasas fortalezas.

Se vio, sí, a un Baskonia más aguerrido en algunas fases, que logró superar los complejos del primer cuarto en el que mandó Beaubois, con su número uno a la espalda, y ya se sabe que no hay peor cuña que la de la misma madera. El jugador de la isla de Guadalupe, que dejó el equipo vitoriano para fichar por el Efes, bombardeó sin piedad la canasta rival para alcanzar una ventaja de ocho puntos tras los primeros diez minutos (25-17).

Se repuso, sin embargo, el Baskonia, que remontó en el segundo parcial, jugando con más serenidad. Voigtmann y Marcelinho se apuntaron al festival de triples que había inaugurado Tornike Shengelia, para apretar el marcador (44-42 al descanso).

Volvieron los baskonistas con las ideas claras después de pasar por el vestuario. Después de ir a remolque toda la segunda parte, reaccionaron para darle la vuelta al marcador y ponerse 59-60 con una canasta de Voigtmann, a falta de cuatro minutos para acabar el tercer cuarto, pero ahí se acabó el Baskonia. Once puntos consecutivos del Efes destrozaron el resurgir del equipo de Perasovic, que cada vez que intentaba acercarse se encontraba con la respuesta de su ex, Beauvois, del onomatopéyico Motum o de Balbay, protagonista de los minutos finales, en los que, a la desesperada, el Baskonia pretendió arreglar el lío en el que se había metido por sus propios errores. Un triple de Vildoza acercó la intentona a cinco puntos (88-83), pero las pérdidas finales por precipitación, y los lanzamientos forzados alejaron de la orilla al equipo de Perasovic, que en Turquía encontró un infierno, como en casi todas las plazas que ha visitado, pero no en la grada, sino en el marcador (96-85).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >