Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Henry: “¿Por qué no va a ganar el Atlético la Champions?”

El técnico del Mónaco valora la candidatura rojiblanca al título y Simeone elogia el esfuerzo de los suyos tras el desgaste de la Liga

Simeone y Henry se saludan antes del partido.
Simeone y Henry se saludan antes del partido. AP

Aunque los dos vestían de negro y observaban el partido pertrechados bajo abrigos reforzados contra el frío, Thierry Henry y Diego Simeone se parecieron más bien poco durante los 90 minutos. La estampa del francés, casi siempre le dibujaba con los brazos abiertos y el gesto de la cara torcido, como si no entendiera lo que estaba pasando. Miraba a sus jugadores como si el cuerpo le pidiera parar el partido, agarrarles de la cintura y moverlos por todo el campo como si de un conductor de autoescuela se tratase. “Lo he visto como si fuera un jugador más”, bromeó Henry al referirse al comportamiento de Simeone, hiperactivo, como siempre, durante toda la noche.

“El partido fue muy bueno hasta el minuto 70. Interpretamos bien cómo arrancar, por dónde hacerles daño en la parte ofensiva, y tuvimos movilidad para buscar los espacios porque ellos estaban encerrados”, se arrancó El Cholo, antes de matizar qué fue lo que hizo que en esos minutos finales todo cambiara. “Se nos acabó la energía”, indicó; “el choque del sábado ante el Barça fue muy duro, el equipo se quedó sin energías y el rival, como en todos los partidos de Champions, se creció”, añadió después.

La realidad es que el penalti señalado por el árbitro finlandés, Matthias Gestranius, que le costó la segunda tarjeta amarilla a Savic, bien pudo cambiar el signo del partido si Falcao hubiera acertado a convertirlo. Pero el colombiano erró su tercer lanzamiento en Champions (el mayor número de fallos en la competición) y la reacción quedó anulada. “Recuerdo los momentos vividos con el equipo, el cariño de la gente, que en todo el momento me lo ha demostrado. Estoy muy agradecido con todos ellos, me llevo este lindo recuerdo conmigo”, confesó el colombiano, que antes del encuentro recibió una placa de manos de Diego Godín, por su etapa como rojiblanco (2011-2013).

“Lo más importante era estar en octavos, sobre todo después de lo que pasó el año pasado”, se sumó Griezmann, recordando la última eliminación en la fase de grupos, la única que no ha superado el equipo rojiblanco en las últimas seis temporadas, la séptima en nueve participaciones. “Es verdad que nos hemos relajado y cuando pasa esto cualquiera nos hace daño. Pero nos tenemos que quedar con la gran primera parte que hemos hecho”, valoró el francés, que marcó su cuarto tanto en esta fase, igualando su mejor registro hasta el momento, el logrado en el curso 2015-2016.

“Hemos estado un poco tímidos”, se atrevió a decir Henry, en referencia al mal comienzo de partido de su equipo, que encajó dos goles en 25 minutos. El primero, el de Koke, el más rápido en la historia del equipo rojiblanco en la Liga de Campeones. “Te meten un gol tan temprano y todo es más difícil”, se lamentó Henry, que, sin embargo, quiso dejar un mensaje para los aficionados del Atlético. “¿Por qué no van a ganar la Champions? Claro que sí, la final es además en su estadio”, señaló el francés, aunque eso sí, había un pero aguardando. “Aunque qué voy a decir de la Juventus, del Barcelona, del Real Madrid... Hay muchos equipos que pueden ganarla”, completó después.

“Ha sido una noche mágica”, la definió por su parte Correa, en un exceso de bombo para un encuentro que el Atlético tuvo controlado desde el comienzo y en el que no llegó a tambalearse incluso con un jugador menos en los últimos compases. Y aunque Simeone compareció antes que Henry, como si hubieran intercambiado mensajes telepáticamente (además de ponerse de acuerdo con el negro de su vestimenta) replicó a su colega acerca de la candidatura al título: “De nada nos sirve ilusionarnos con la final, e imaginar que la jugaremos en nuestra casa porque la realidad es lo que cuenta y será eso a lo que obedezcamos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >