Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roma, antídoto de la Liga

Agobiado en el torneo local, el Madrid asegurará el liderato del grupo con un triunfo

En vídeo, las declaraciones de Dani Carvajal, lateral derecho del Real Madrid, en el entrenamiento de este lunes. AP | Vídeo: Atlas

Florentino Pérez presidió la excursión madridista a la costanera del Tíber y al pisar el estadio Olímpico de Roma declaró en un corrillo de periodistas su fe en que el 3-0 de Eibar sea un accidente. El presidente se carga de optimismo cada vez que compite en el territorio Champions.

La Liga es un camino cada vez más tortuoso para el Real Madrid. En la estela de la goleada recibida en Ipurua, queda la sensación de que esta temporada, sin Cristiano Ronaldo, la cuesta se empinará todavía más los fines de semana. El remanso de la Champions es el santuario del equipo de Chamartín, que este martes visita a la Roma (21.00, Movistar Liga de Campeones) por sexta vez en la historia. Los precedentes —más que el juego declinante— animan al optimismo. El Madrid ha ganado siete de sus 11 enfrentamientos con el equipo de la capital italiana.

Fue precisamente en el partido de ida, en el lejano septiembre, cuando el Madrid vivió su jornada más ilusionante de la temporada. La goleada (3-0) exaltó a Bale, a Modric y a Isco, futbolistas hoy diluidos. De aquel sueño efímero queda poco. Pero una victoria en el Olímpico servirá de antídoto a las mordeduras de la Liga. Tres puntos le asegurarían el liderato del Grupo G y, quién sabe si un nuevo comienzo al calor de renovadas promesas. Si hubo una Decimotercera, la hinchada bien podrá ilusionarse con la Decimocuarta. Por débiles que sean las señales futbolísticas que emite el equipo.

“No todo tiene que ver con la actitud”, dijo Santiago Solari, el técnico, cuando le preguntaron si la irregularidad en LaLiga obedece al desánimo apreciable cada vez que pierden la pelota. “En el fútbol hay muchos factores. Y la responsabilidad siempre es individual. Como en la vida, aquí no existe la responsabilidad colectiva. El todo es la suma de lo que hace cada uno. Si cada uno defiende bien y ataca bien lo haremos bien todos, si uno no defiende bien seremos peores, y si no defienden tres no le podremos ganar a nadie”.

Fue la mayor verdad que dijo Solari desde que es entrenador. Fue lo más parecido a un diagnóstico sobre el desastre de Ipurua.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información