Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Alba: “Ni Luis Enrique me tiene que pedir perdón a mí ni yo se lo tengo que pedir a él”

El lateral del Barcelona niega que haya rencillas personales entre él y el seleccionador a falta de dos días para el partido decisivo entre España y Croacia

Jordi Alba, durante la rueda de prensa de este martes.

Los jugadores suelen mostrarse en el campo como un reflejo de lo que son fuera de él. Jordi Alba, un lateral intrépido que no duda al percutir en las defensas rivales, también se ha mostrado valiente este martes. "No me arrepiento de nada. En su día mostré mi deseo de jugar, nada más. Ni Luis Enrique me tiene que pedir perdón a mí ni yo se lo tengo que pedir a él", ha afirmado en una rueda de prensa en su vuelta a la selección tras su ausencia en las primeras dos listas del técnico asturiano.

En ella ha aprovechado además para negar los rumores que apuntan hacia posibles rencillas personales entre él y el seleccionador en el último año de este al frente del Barcelona: "No hay que olvidar el pasado porque no ha pasado nunca nada entre él y yo. Es verdad que no tuve los minutos que quería en la última temporada, pero nunca he tenido un problema con él ni con su cuerpo técnico".

Alba ha sido el principal objeto de debate de una selección que, hasta la derrota por 2-3 en el Benito Villamarín ante Inglaterra, funcionó como un reloj. Incluso tras partidos especialmente brillantes como el 6-0 que España endosó a Croacia, subcampeona del mundo, una pregunta resonaba con fuerza: ¿Por qué no va Jordi Alba?

La intuición apuntaba a las palabras pronunciadas por Alba el 2 de junio de 2017, en las que el catalán celebró la llegada de Ernesto Valverde cuando el técnico asturiano abandonó la entidad azulgrana. "Me irá mejor con Valverde que con Luis Enrique", dijo entonces. "La frase la dije solo por el tema de los minutos, y no me arrepiento de decir que quiero jugar más. Es igual con Valverde que con Luis Enrique: si el día de mañana no me ponen, me tendré que joder", ha aclarado el lateral sobre aquellas declaraciones.

Dos goles y seis asistencias en este inicio de temporada avalan el buen estado de forma de Alba, apartado de las dos primeras convocatorias en favor de Gayá y Marcos Alonso. Fue precisamente por la banda defendida por el jugador del Chelsea, donde Sterling explotó con éxito la espalda de los laterales y los centrales, el espacio en el que más daño hizo Inglaterra.

Así quedó registrado en las anotaciones que hizo el seleccionador antes del descanso, captadas por las cámaras de laSexta. En ellas, junto de la idea de "Sterling descolgado" aparecían otras dos claves: "Presión descoordinada" y "errores individuales". Alba es un buen conocedor del sistema de Luis Enrique, con el que, más allá de las diferencias finales, ganó en 2015 la última Champions del club azulgrana: "Llevo dos entrenamientos y he visto cosas muy parecidas a lo que hacía en el Barcelona. Los dos tenemos carácter. Luis Enrique me conoce perfectamente, igual que yo a él: me ayudó muchísimo en su día", ha dicho el lateral.

El de Hospitalet intentará recuperar un puesto fijo en España este jueves en Zagreb (20.45, TVE), ante más de 30.000 croatas con ganas de revancha tras la derrota de la selección balcánica por 6-0 en el partido de ida. Allí, España se jugará el pase a la final a cuatro de la Liga de las Naciones. "Siempre he dicho que mi objetivo era hacerlo bien en mi club para venir a la selección y que la convocatoria es un premio del seleccionador. Ojalá me pueda quedar aquí", ha zanjado Alba, al tiempo que ha agradecido a Sergio Ramos y Gerard Piqué el apoyo mostrado públicamente en su favor en las últimas semanas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información