Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Márquez cede otra ‘pole’ por una sanción

El piloto de Honda logra la vuelta rápida en Sepang, pero es penalizado después con seis posiciones en la parrilla de salida por estorbar a Iannone en la clasificación

marquez malasia Ampliar foto
Marc Márquez, durante la clasificación del GP de Malasia. REUTERS

Marc Márquez se volvió a llevar la pole position. La pole número 80 en 185 carreras en el Mundial. Un récord que no para de aumentar, pues esas vueltas rápidas cuentan en los registros por mucho que después no le sirvan para salir desde la primera posición de la parrilla.Como le pasó en Austin a principios de año, como le volvió a pasar este sábado en Malasia. El campeón del mundo saldrá este domingo desde la séptima plaza después de ser sancionado por los comisarios de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) al considerar estos que pilotó de manera irresponsable durante la sesión de clasificación contraviniendo así el reglamento de MotoGP. Ocurrió durante un momento de la sesión, cuando quiso evitar ayudar a Iannone, que rodaba tras él en busca de una buena vuelta y una buena rueda que le ayudara a mejorar sus tiempos. Márquez ralentizó el ritmo y acabó apartándose de la trazada cuando el italiano ya estaba en medio de la curva. La acción es similar a la que protagonizó en el circuito de Austin, cuando fue sancionado con tres posiciones menos en la parrilla de salida aunque entonces pareció ser menos consciente de estar molestando a otro piloto. Sea como fuere, ahora, puesto que se le considera reincidente, la penalización es mayor.

Márquez se había llevado el mejor tiempo en Sepang, un circuito con dos larguísimas rectas en el que hace cuatro años que ni lograba el mejor tiempo de la clasificación ni consigue ganar la carrera. Los problemas de la Honda en aceleración especialmente desde la instauración del sistema electrónico común para todos los equipos de MotoGP y los numerosos cambios que ha experimentado el motor de la RC213V desde entonces le ponían las cosas difíciles al campeón del mundo en este trazado. Si bien, aunque aquí la potencia del propulsor de la Ducati ha destacado por encima del resto en los últimos años, se ha observado un cambio este 2018. La Ducati es una moto muy equilibrada que ya no solo destaca por su velocidad punta, tanto es así que este fin de semana la mejor moto en ese parámetro es la Honda de Márquez, que alcanzó casi los 324 km/h, casi cuatro kilómetros más que la de Dovizioso.

Con una moto así de competitiva en un circuito que vuelve a sentarle bien a la Honda no hubo rival para Márquez, que había adaptado su estilo a este trazado para llevarse la pole sobre el asfalto mojado de Sepang y a pesar incluso de caerse en medio de la cronometrada. Lo logró gracias a un giro medio segundo más rápido que el del segundo, Johan Zarco; nueve décimas más rápido que el del tercer clasificado, Rossi, contento con el rendimiento de su Yamaha. Lo logró Márquez a pesar también de que se cayó en plena sesión y perdió algunos minutos en pista. Al final, todo el esfuerzo le sirvió de poco.

Cambio de horario

La clasificación se disputó finalmente con más de una hora de retraso después de haber tenido que suspenderse la Q1 al cabo de escasos minutos. Había roto a llover en los minutos finales del último libre –con múltiples caídas, entre ellas las de Torres, que dio por terminado su fin de semana con una fractura en el dedo pulgar– y, cuando arrancó la sesión de clasificación el agua acumulada en la pista era tanta que los pilotos apenas pudieron completar unas vueltas de mala manera. El peligro de aquaplanning era enorme hasta que, finalmente, se mostró bandera roja. Las sesiones no se retomaron hasta que no cesó el chaparrón. La clasificación se decidió con la pista todavía empapada, pero practicable.

Lo sucedido durante este sábado y la tónica vista durante todo el fin de semana –ha roto a llover casi cada tarde– obligó a los organizadores del gran premio a tomar una decisión drástica para evitar las fuertes lluvias el domingo en la medida de lo posible. Así pues, y tras la petición de los pilotos el viernes, se ha accedido a reestructurar el horario inicial previsto para el día de las carreras, que se adelantarán todas dos horas. De este modo, Moto3 empezará a las 3 de la madrugada (hora española); Moto2 a las 4.20; y MotoGP será a las 6. Malasia es un país tropical que se ve afectado por el monzón precisamente en el mes de octubre, cuando se disputa el gran premio.

Lorenzo vuelve a abandonar

En esta sesión de clasificación ya no participó Jorge Lorenzo, que decidió retirarse del gran premio después de comprobar que no estaba en condiciones físicas de pilotar su Ducati apenas diez días después de haber sido operado de una lesión en su muñeca izquierda. Lo había intentado el viernes. Salió a la pista en la primera y en la segunda sesión, pero no pudo más que terminar el último a más de tres segundos del primero. “Sentía dolor, especialmente en las frenadas y los cambios de dirección”, informaba su equipo. Por eso decidió abandonar, sobre todo después de comprobar este sábado por la mañana que su muñeca no había mejorado. Michele Pirro, piloto probador de la casa italiana, le sustituye para el resto del gran premio.

Martín aspira al título de Moto3 desde la ‘pole’

Jorge Martín, en el circuito de Sepang.
Jorge Martín, en el circuito de Sepang. Getty Images

N. T., Barcelona

Jorge Martín (Madrid, 20 años) puede proclamarse este fin de semana campeón de Moto3. El líder de la categoría aspira a llevarse el título este domingo después de un afortunado gran premio en Australia, donde terminó quinto en una carrera muy competida que acabó con Bezzecchi en el suelo después de un error cometido por Rodrigo. Gracias a esa carambola, Martín llega a Malasia con 12 puntos de ventaja en la general, de modo que podría sentenciar el campeonato si, por ejemplo, gana la prueba y siempre que Bezzecchi, su principal rival, no acabe entre los cuatro primeros.

Esa es solo una de las múltiples combinaciones que le harían campeón y en las que entraría en juego Di Giannantonio, que todavía tiene opciones matemáticas de ganar el título, siempre que Martín sea segundo o peor. No lo tiene fácil el piloto español, pero ha comenzado el fin de semana como debía: marcando la vuelta rápida. Se ha llevado la pole position, la 11ª de la temporada, y saldrá a pelear por la victoria con Bezzecchi a su lado, en la segunda posición de la parrilla.

También se puede sentenciar este fin de semana el campeonato de Moto2. Con Pecco Bagnaia (Turín, Italia; 21 años) como líder del Mundial con 36 puntos de ventaja respecto de Oliveira, el otro aspirante, el título de la categoría intermedia será para el italiano siempre que se suba al podio e independientemente del resultado del portugués. Si Oliveira gana la carrera, Bagnaia debería terminar entre los siete primeros para ser campeón. Ambos han hecho unos tiempos similares este sábado y se han clasificado sexto Pecco y séptimo Oliveira.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información