Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Si eres de Alicante, no entras

El Valencia impidió el acceso al estadio Antonio Puchades a los seguidores del Hércules que viajaron sin entrada a los que identificó pidiéndoles el DNI

Imagen de la Ciudad Deportiva de Paterna (Valencia).
Imagen de la Ciudad Deportiva de Paterna (Valencia).

Enfrentados en el grupo tercero de Segunda división B, uno con su filial y el otro con su primer equipo, y lejos de coincidir en Primera división, Valencia y Hércules se han enzarzado en los despachos y han reavivado una vieja rivalidad. El motivo: una decisión del responsable de seguridad de la Ciudad deportiva de Paterna que impidió el domingo el acceso al estadio Antonio Puchades a los seguidores del Hércules que viajaron sin entrada para presenciar el duelo entre el Valencia Mestalla y el equipo alicantino.

Pese al comunicado público y oficial del club blanquinegro a lo largo de la semana, que advirtió que no iba a vender entradas en el estadio a los seguidores visitantes porque sus socios tenían prioridad y para evitar incidentes en las gradas, los aficionados herculanos se desplazaron hasta Paterna con la intención de comprarlas en las taquillas del mini estadio valencianista.

El Valencia aseguró que todas las entradas facilitadas al Hércules ya cubrían el espacio reservado en la grada para la afición visitante

Ante la numerosa presencia de seguidores del Hércules sin localidad, el Valencia decidió, “por motivos de seguridad”, pedir el DNI de todo aquel que se personaba en taquilla para revisar su lugar de procedencia. Así, cualquier aficionado con documento alicantino no pudo conseguir entrada pese a que en taquillas había disponibles ya que el estadio no se llenó. Solo entraron los que habían nacido en la provincia de Valencia.

La medida impidió que seguidores del Valencia nacidos en Alicante, pero con residencia en Valencia, no pudieron acceder al campo y provocó anécdotas tales como que Pepelu, jugador del Levante UD y natural de Dénia, se quedase sin entrar. O que miembros de la peña valencianista José Luis Gayà de Pedreguer (Alicante), que se habían dejado el pase en casa, tampoco pudieran entrar con su DNI. Curiosamente, seguidores del Valencia accedieron a comprar entradas para aficionados del Hércules y hubo cordialidad entre blanquinegros y blanquiazules.

El Valencia esgrimió motivos de seguridad y adujo que todas las entradas facilitadas al Hércules ya cubrían el espacio reservado en la grada para la afición visitante y que no quería comprometer la seguridad de ninguna persona mezclando a los aficionados en el resto del graderío. El Valencia había remitido 365 entradas al Hércules, casi en torno a una cuarta parte del aforo de 1.500 personas del Antonio Puchades para que sus seguidores estuvieran todos juntos. El Puchades no cuenta con una zona acotada para la afición visitante como si tienen otros estadios.

El partido finalizó con empate a cero y sin incidencias entre ambas hinchadas. El picante lo pusieron en las horas siguientes los dirigentes del Hércules que primero remitieron un escrito al Valencia protestando por la medida de exigir el DNI a sus seguidores y anoche anunciaron su decisión de elevar una queja formal a Federación Española, Competición y Dirección General de Deportes de la Comunitat Valenciana ante la contestación del Valencia. Carlos Parodí, director general del club, no encuentra “razonables las explicaciones públicas oficiales del Valencia" y añade que "no hay una disculpa sincera para los ciudadanos alicantinos", al tiempo que acusa al club de desviar la atención "del problema de fondo" y de "buscar culpables sin asumir responsabilidades".

La polémica se ha encendido en el ámbito político. El más duro ha sido el ex alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri Fernández (PSPV), procesado dos veces por prevaricación, quien en su perfil de Facebook censuró en un escrito el proceder del Valencia. “Se imaginan que hubiera un equipo a cuyos partidos no pudieran asistir, porque no se les vende entrada, gente de raza negra. ¿Qué pasaría?... ¿y si otro equipo no dejara entrar en su campo a mujeres?... ¿y si otro no dejara entrar a musulmanes?”. “Pues eso es lo que sucedió el domingo, en el campo del Valencia B, lo que ocurre es que la discriminación fue por razón de nacimiento (del origen de nacimiento en concreto)”, añadió.

El palo al Valencia de Echávarri, que utiliza las redes para sus rencillas personales políticas o futboleras, seguía así: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento. Este artículo -el 14- fue el que infringió el Valencia, un club históricamente acomplejado (les es difícil entender como la tercera ciudad de España no tiene a su equipo como el tercero de España, ni por historia, ni por títulos, ni por estadio, si no que deambula en una clase media con ínfulas de gloria que nunca llega) -sic-”.

El Consell de la Generalitat consideró “inadmisible” y “reprobable” que se margine en un acontecimiento público a aficionados por su lugar de nacimiento, al tiempo que pidió explicaciones al club de Mestalla sobre lo ocurrido en Paterna. Al mismo tiempo, el PP registrará una pregunta en las Cortes Valencianas dirigida al conseller Vicent Marzà, en la que expresa su apoyo al Hércules y a los aficionados afectados por el veto.

Precisamente Vicent Marzà, máximo responsable de la Consellería d’Educació, Investigació, Cultura i Esport de la Generalitat Valencia, publicó en su cuenta de Twitter su opinión posicionándose del lado alicantino: “Consideremos inaceptable el veto del Valencia CF a los aficionados alicantinos. No se puede marginar a nadie en función del lugar donde nace. Hemos pedido explicaciones al club y estudiaremos la manera de evitar que esto vuelva a ocurrir”.

El Valencia, que mantuvo silencio hasta la jornada de ayer, lo rompió con un comunicado en el que insistía en que las medidas fueron para preservar la seguridad de las dos aficiones en el recinto. “El club está habilitado para limitar el número de entradas que se venden a los aficionados del equipo visitante. En taquillas no se registró ninguna solicitud de hoja de reclamaciones”.

En el escrito, el club de Mestalla aprovecha para cargar contra la intervención política: “El Valencia CF expresa su total repulsa hacia aquellas descalificaciones demagógicas o por intereses políticos que, desde el desconocimiento o el aparente propósito de intentar mostrar a raíz de estos hechos un inexistente conflicto entre clubes, aficiones e incluso provincias, se han vertido de modo público contra el club y su honorabilidad (entre ellas alguna procedente de antiguos cargos públicos con procesos judiciales abiertos), en lugar de dirigir dichas energías a ayudar a que un gran club como el Hércules CF esté de nuevo en la categoría que merece por su historia y su numerosa afición”.

El domingo, además del derbi entre el Mestalla y el Hércules se disputó otro partido de rivalidad entre el Atlético Levante y el CD Castellón. El Levante también advirtió de que en taquillas no vendería localidades a seguidores albinegros, después del paquete que el club ya había enviado a Castellón, y así lo hizo. Los seguidores del Castellón no se desplazaron, advertidos por su club, hasta Bunyol y no hubo ningún problema en un recinto en un partido similar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >