Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Acusamos demasiado el golpe”

El técnico del Barça califica de "accidente" la derrota de su equipo y considera "difícil de explicar" los puntos perdidos en las últimas jornadas

Leganes Barcelona
Gerard Pique, tras un gol del Leganés. ©GTRESONLINE

El curso pasado la primera derrota liguera llegó casi al final, cuando el título estaba en la vitrina azulgrana. En esta solo han bastado seis partidos para ver caer al Barcelona, mortecino ayer en Leganés. Tres puntos perdidos apenas tres días de ceder los dos primeros ante el Girona dejaron mala cara a Valverde tras el partido. “Es difícil de explicar”, dijo el entrenador culé sobre los dos últimos partidos, aunque luego optó por tirar de tópicos: “Esto es fútbol, puede pasar. Lo tienes todo controlado y en un minuto se escapa”.

Valverde quiso guardarse dos pesos pesados como Luis Suárez y Jordi Alba en esta semana con triple actuación en LaLiga. Aparentemente el panorama era propicio para ello. Enfrente estaba el colista, un Leganés que solo había sumado un punto y arrastraba unas sensaciones malísimas. “Ya tenía pensado lo de Luis. También lo de Jordi porque llevaba muchos minutos”, argumentó el técnico del Barcelona, un tanto parco y reacio a dar demasiadas explicaciones.

Porque si sorpresa fue la ausencia de Luis Suárez, más aún fue la inclusión de Vermaelen en el lateral izquierdo. El belga es un central y no tuvo ninguna capacidad para subir por su banda, con lo que el Barça perdió una de sus armas más dañinas. “Es normal que después de un mal resultado se piense que todo ha ido mal, pero es necesario hacer cambios”, insistió

Con el partido volteado en la segunda mitad, el Barça fue incapaz de reaccionar pese a que quedaban muchos minutos para ello. “Lo peor es la sensación de que acusamos demasiado el golpe. No tuvimos soltura en el juego, no sufrimos pero tampoco fuimos capaces de acertar en el último pase”, analizó Valverde, que reconoció que echó en falta más intensidad a la hora de buscar el segundo gol en la primera parte. “Con tan poca renta, te expones a un accidente, como así ha sido”.

Al igual que ante el Girona el domingo, el Barça recibió golpes tras la reanudación. Dos golpes consecutivos que noquearon al equipo y levantaron dudas. Si tras el partido ante la Real Sociedad de hace unas semanas Valverde reconoció estar preocupado, ayer habló de “accidente”. “No hubo sucesión de peligro”, dijo el entrenador que descartó que haya un problema de concentración en las segundas partes. “No creo que entremos mal, pero si en el próximo partido se repite, meteré a todos atrás en el minuto 50”, ironizó Valverde.

Mala manera tuvo Leo Messi de celebrar su partido 700 con el Barça, si se cuentan los amistosos. Al 10 se le vio con el ceño fruncido todo el partido por el exceso de atención de la defensa del Lega, también por alguna patada de más que recibió. Lo cierto es que el 10 perdió su punto, al igual que todo el equipo, en la segunda parte tras mostrarse imparable en la primera.

Si alguien sabe cómo ganarle al Barcelona en los comienzos de Liga ese es Mauricio Pellegrino, lo hizo con el Alavés en la 2016-17 y lo repitió ayer con el Leganés. El técnico argentino apareció con su seriedad habitual pero con un rictus de satisfacción y alivio en su rostro. “Es muy importante para la confianza del vestuario. Por el rival también, pero al final son tres puntos como otros. Ojalá sigamos mejotando y esto sea un clic en la confianza de los jugadores”, dijo el entrenador pepinero, que también quiso destacar que algunos de sus jugadores disputaron su primer partido en Primera anoche.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.