Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15 horas como directiva del Barça

La última remodelación de la junta de Bartomeu acaba en fiasco por la entrada y salida de Teresa Basilio

FC Barcelona Ampliar foto
Josep Maria Bartomeu.

Aunque su nombramiento quedaba a expensas de la asamblea de socios del próximo 20 o 21 de octubre, Teresa Basilio Monné ha sido directiva del FC Barcelona durante unas 15 horas, desde que su incorporación fuera anunciada por el portavoz del club Josep Vives después de la reunión del consejo del miércoles hasta ayer por la mañana cuando en un comunicado oficial se anunció que ejercería funciones de asesora cultural del Barça.

El problema es que Basilio no cumplía uno de los requisitos establecidos en el artículo 42 de los Estatutos del club desde la reforma de 2013: tener cinco años de antigüedad, circunstancia que debió pasar por alto a los diferentes departamentos de Barça a pesar de que su número de socio es bastante alto: 138.267 y lleva tres años de socia (el número total de socios censado oficialmente es de 143.459).

El FC informó el mismo miércoles de dos nombramientos más como directivos: Jordi Argemí Puig y Marta Plana Drópez. El caso de Marta Plana plantea también ciertas dudas porque en 2017 fue inhabilitada para ejercer cargos públicos durante cinco años por cobrar una indemnización de manera ilegal, circunstancia que a juicio de la junta azulgrana no es incompatible con su cargo de directiva e impulsora del Barça Innovation Hub.

El nuevo equipo azulgrana está formado por 19 miembros: 17 hombres y dos mujeres (Maria Teixidor y Marta Plana). La nueva Ley del Deporte que podría entrar en vigor en 2020, obligaría a la paridad en las juntas directivas de federaciones, clubes y entidades de Cataluña. El presidente Josep Maria Bartomeu deberá buscar una nueva candidata después de cerrar en falso la remodelación de la ya diezmada junta del Barça.

A la dimisión en noviembre de 2016 de la vicepresidenta económica Susana Monje, se sumaron el 1 de octubre pasado, después de la no suspensión del partido Barça-Las Palmas, las del vicepresidente institucional Carles Vilarrubí y la de Jordi Monés, responsable de los servicios médicos y comisionado del Barça Innovation Hub. El último en abandonar el consejo fue en julio Manel Arroyo, vicepresidente de marketing y media, que comportó también la salida del club de uno de sus ejecutivos más notables como Francesco Calvo. La respuesta de Bartomeu ha sido ascender a vicepresidentes a Jordi Moix y Enrique Tombas.

Más información