Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Girona se busca en el espejo del Manchester City

El equipo revelación del curso pasado se reinventa con Eusebio

Eusebio, en el estreno del Girona en Montilivi ante el Valladolid. Ampliar foto
Eusebio, en el estreno del Girona en Montilivi ante el Valladolid. EFE

Hubo alguien al que no le sorprendió la derrota del Real Madrid la temporada pasada en Montilivi. “Les dije que si no nos poníamos las pilas, íbamos a sudar sangre frente al Girona”, les soltó Kiko Casilla a sus compañeros, tras la histórica victoria del equipo catalán frente al Madrid de Zinedine Zidane (2-1). No le faltaba razón al portero suplente del Madrid, esa noche titular en la casa del cuadro rojiblanco. Entonces, el Girona de Pablo Machín se consolidó como una de las sorpresas de LaLiga, en la que firmó el mejor arranque de un debutante para terminar el año en la décima posición. “Después de lo que se vivió en este estadio la temporada pasada ante el Madrid, nuestra idea es repetirlo tanto en sensaciones como en resultado”, expuso Eusebio Sacristán. Con Machín al frente del banquillo del Sevilla, hoy Eusebio busca reinventar a un Girona cada más cerca del espejo de su hermano mayor, el City de Guardiola —los dos clubes son propiedad del mismo grupo—.

En Montilivi nadie dudaba de que había que respetar, sobre todo respaldar, el trabajo de Machín. Así lo avalaba su currículo: el técnico de Soria había rescatado al equipo del descenso a Segunda B en 2015, para dos años más tarde colarlo por primera vez en su historia en la élite del fútbol español. Sin embargo, en Girona la idea era la de encontrar a un técnico futbolísticamente más afín a la que promulga el City Group. Pocos mejores que Eusebio, compañero de Guardiola en el Dream Team de Johan Cruyff, exentrenador del filial del Barcelona. “Es evidente que el sistema que usábamos con Pablo nos sirvió y funcionó mucho. Hubo muy pocos cambios en sus cuatro años. Ahora se presenta una nueva forma de jugar. Pero hay bastantes similitudes. El míster nos lo dijo muchas veces, quiere poner matices a lo que ya veníamos haciendo”, explica Aday, uno de los capitanes.

“Es cierto que hemos cambiado algunas cosas, como pasar a jugar con línea de cuatro en defensa”, apunta Timor; “es un sistema al que nos vamos adaptando. El año pasado teníamos todo bien aprendido y ahora todo es nuevo”. “Tenemos más trato de balón. Simplemente es poner cosas nuevas, sin dejar nada de lo que hacíamos. Es bueno, es crecer como equipo”, vuelve Aday. Y remata Bernardo: “Ante el Madrid tenemos que ser fieles a lo que el míster ha planteado. La idea es evolucionar lo que hacíamos bien la temporada pasada”.

El Madrid vuelve a Montilivi, esta vez sin Cristiano. “Era el líder natural del equipo, un jugador irremplazable”, analiza Aday. “Tenemos que respetar al Madrid”, dice Eusebio, que le restó importancia al adiós de CR. “Los equipos grandes siempre van a estar por encima de las individualidades. Son muy poderosos”, concluye el preparador del Girona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información