Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso se enzarza con Red Bull

El piloto asturiano afirma haber recibido ofertas de la escudería energética y esta lo niega

El jefe de Red Bull, Christian Horner.
El jefe de Red Bull, Christian Horner. Getty

Fernando Alonso no tiene previsto abandonar la Fórmula 1 sin hacer ruido. Al menos eso es lo que se desprende del último enfrentamiento en el que se ha visto involucrado el piloto de McLaren. En este caso es con Red Bull y por una cuestión tan simple como una serie de supuestas ofertas que el equipo energético le habría hecho llegar en los últimos años, y que la escudería niega por boca de sus ejecutivos de mayor rango. El primer roce se produjo justo después de que Daniel Ricciardo anunciara, hace poco más de tres semanas, que a partir de 2019 competirá enfundado en el mono de Renault.

Antes de confirmar que el relevo del australiano será Pierre Gasly, Christian Horner, el director de la estructura de Milton Keynes (Gran Bretaña), negó categóricamente que la opción de incorporar al español hubiera estado encima de la mesa. De paso, aprovechó para atizarle. “[ALONSO]Tiende a crear un poco de caos [en los que equipos en los que compite]. No habría sido la alternativa más saludable para Red Bull”, soltó entonces Horner. Hace unos días fue Helmut Marko, máximo responsable de la marca austríaca en la F1 y mano derecha de Dietrich Mateschitz, el propietario de todo el tinglado, quien le echó todavía más leña al fuego. “Si analizas la historia [DE ALONSO], tanto en McLaren como en Ferrari, él siempre tuvo que ser el centro de todo. Eso no encaja con nosotros”, soltó el expiloto austríaco, el gran valedor del Júnior Team, la plataforma de desarrollo de jóvenes corredores de la compañía.

El sarcasmo empleado por Marko y Horner en sus explicaciones no fue bien digerido por el ovetense, especialmente ahora que ya ha anunciado su retirada a final de curso. Ya desde Spa, donde este fin de semana se celebra el Gran Premio de Bélgica, Alonso contraatacó con el detalle de las seis aproximaciones que, siempre según su testimonio, hizo Red Bull a lo largo de la última década para tratar de persuadirle. “De hecho, tuve una en 2007, otra en 2009, en 2011 y en 2013, y dos esta temporada: una en Mónaco y otra en agosto. Estoy contento de que se me pregunte por esto. Los comentarios de Christian Horner y del señor Marko en los que aseguran que genero el caos allí donde voy y que soy alguien con quien es difícil trabajar están completamente fuera de contexto”, arrancó el bicampeón del mundo, de nuevo en Sky, con quien se despachó a gusto. “En primer lugar, nunca han trabajado conmigo para saber cómo soy, y luego, me han perseguido seis veces en los últimos siete años. ¿Y ahora salen con esto? Que son leales a su programa y que tienen compromiso total con los jóvenes pilotos?”, ironizó Alonso, que desveló haberse puesto en contacto con Horner para pedir una explicación en primer lugar, seguida de una rectificación pública: “Es muy raro y nada justo. Le mandé un mensaje a Christian después de sus comentarios de este verano, y él se disculpó por mail. Espero que también se disculpe esta vez”.

Las palabras del de McLaren no terminaron de convencer a los responsables de la división de carreras del búfalo rojo. Horner dijo ayer a Channel 4. “Obviamente, Flavio [Briatore, uno de los agentes de Alonso] se acercó. Incluso la FOM —quien explota los derechos del campeonato— extendió su mano. Pero desde el principio lo tuvimos claro. Es verdad que le ofrecimos un contrato a Fernando, pero fue en 2007 [cuando trataba de escapar de McLaren y terminó en Renault]”.