Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal prescinde de extremos

Sin Cheryshev y Castillejo, el equipo amarillo invierte en gol: Bacca, Moreno y Ekambi

Gerard Moreno remata a puerta durante la pretemporada.
Gerard Moreno remata a puerta durante la pretemporada. Getty

El mismo entrenador que hace dos años hizo al Villarreal abonar 10 millones de euros al Madrid por Denis Cheryshev, a pesar de que había tenido que pasar por el quirófano por una lesión muscular, vuelve a reclutarlo ahora. Claro que Marcelino García Toral, que no tuvo tiempo entonces para defender su apuesta —el hispano ruso ya había jugado cedido en el Madrigal un año antes, pero el técnico fue despedido en pretemporada— es hoy el entrenador del Valencia. De modo que uno y otro se reencontrarán en Mestalla después de que el jugador apenas haya brillado en el club castellonense.

No jugó mucho con Fran Escribá y tampoco contó demasiado para Javier Calleja, para quien los extremos son prescindibles, por mucho que en los últimos meses de competición le buscara hueco en el equipo con mayor asiduidad. El chico quería estar en el Mundial de Rusia, necesitaba minutos y el club no veía con malos ojos un traspaso aprovechando el escaparate de la gran cita de este verano. Cheryshev marcó cuatro goles con su selección, pero no llegó la oferta esperada. Así que vuelve cedido (con opción de compra) al Valencia, donde ya jugó unos meses.

Cheryshev ya es historia en el Villarreal como también lo es Samu Castillejo, otro extremo que no es de la devoción de Calleja, que persiste en el rombo en el centro del campo, dibujo en el que no tienen cabida los jugadores específicos de banda y sí futbolistas como Trigueros, Fornals y Cazorla, con capacidad de asociación y que centran su posición partiendo de los costados. Castillejo, al que le quedaban dos años de contrato, se marcha al Milan con un contrato de cuatro años.

En la operación de préstamo-venta de Castillejo al Milan ha entrado Carlos Bacca, cuyo pase definitivo ya es del Villarreal después de permanecer un año cedido en La Cerámica. El Milan tasó a Bacca —el colombiano, que cumplirá 32 años en septiembre, anotó 18 goles de amarillo en 44 partidos— en 15 millones, con lo cual, la venta de Castillejo suma más de 30 millones de euros, el total que figuraba en su cláusula de rescisión.

A conciencia, el Villarreal, salvo el repescado Pedraza y Samu Chukwueze, jugador nigeriano de 19 años que el curso pasado causó sensación en el filial amarillo, se queda sin extremos, y apuesta por la cantera, pues ha invertido fuerte en delanteros. A los 15 millones por Bacca, se añaden los 20 millones que el club pagó por recuperar a Gerard Moreno del Espanyol, de quien poseía la mitad de sus derechos, más 18 millones que ha costado Karl Toko Ekambi, con características similares a Bakambu, fichado al Angers. El delantero camerunés ha marcado cinco goles en la pretemporada, en cuatro de ellos asistido por Gerard Moreno, que ha anotado otros tres.

Junto con Bacca, el Villarreal posee un trío atacante de 50 millones de euros para garantizar el gol. Aunque sea sin extremos específicos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.