Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone ya no está solo en el banquillo del Atlético

La Supercopa de Europa destapa al equipo rojiblanco con más recursos y fondo de armario que se recuerda

Simeone celebra con Godín la victoria en la Supercopa de Europa.
Simeone celebra con Godín la victoria en la Supercopa de Europa. REUTERS

“Hemos ganado con fondo de armario. La planificación del equipo para esta temporada estuvo encaminada hacia ese objetivo”, reconoce eufórico un dirigente del Atlético al poco de aterrizar de Tallín. La conquista de la Supercopa de Europa exhibiendo un muestrario de futbolistas capaz de igualarle un marcador en contra al Real Madrid y de pasarle por encima en la prórroga invitan a pensar en el Atlético en una abundancia de recursos que le predispone para pelear por todos los títulos. Hay prudencia en los despachos y entre el cuerpo técnico, pero también consciencia de que lo presenciado en la capital de Estonia a raíz de los cambios realizados durante el partido por Diego Pablo Simeone ha sido un buen bocado de realidad.

Sin su estrella, aún en periodo de puesta a punto, y sin su flamante mediocentro repescado del Villarreal y llamado a sostener al equipo el Atlético creció en el partido. Con 2-1 en el marcador, Simeone reemplazó a Antoine Griezmann por Ángel Correa antes de la hora de juego. En el minuto 70 fue Rodri el sustituido para dar cabida a Vitolo.

Ese doble cambio con el que se forzó la prorroga describe a este Atlético con más recursos del que hasta el propio Simeone admite ya sin ambages que debe ser exigido. “Con la plantilla que tenemos, si están todos bien, está claro que tenemos más oportunidades de ganar”, advierte el entrenador argentino. Correa dio la asistencia a Costa para empatar el partido y Vitolo, además de contribuir a dar empaque al equipo con la pelota, asistió a Koke en el 4-2.

En la entrada de Correa y la demarcación que ocupó también dio señal de esa abundancia. La campaña pasada se elevó a la condición de titular como jugador de banda. La presencia de Diego Costa, Griezmann, Gameiro, Vietto y Fernando Torres le dificultaba su presencia como segundo delantero. Los fracasos de Carrasco y Gaitán le abrieron una puerta en la banda derecha. Pocas veces fue alineado como segunda punta, la posición que mejor le sienta.

Simeone ya no está solo en el banquillo del Atlético

Este curso, el refuerzo del plantel ha generado saturación de jugadores en los costados. Lemar, Vitolo, Gelson Martins e incluso Koke parten mucho desde la banda. En Tallín, Correa entró por Griezmann para ocupar posiciones más centradas y naturales para su fútbol. No solo generó el gol del empate con una jugada en una baldosa muy suya, a Varane y a Ramos los desquició con sus desmarques e incluso les ganó en algún que otro cuerpo a cuerpo. “El trabajo de Simeone con Correa ha sido dejarle claro que con la pelota es muy bueno, pero que su encaje definitivo en el equipo iba a ser cuando lograra combinarlo con la disciplina táctica”, relatan desde el club.

La gestión del Cholo

La suplencia de Vitolo, el segundo cambio introducido por el Cholo, es otro ejemplo de ese fondo de armario que ha disparado las expectativas. Llegó la temporada pasada en el mercado de invier[/TEX]no tras pagar el club su cláusula de 40 millones. En este curso, ya sin el inconveniente de no estar desde el principio, no tiene nada clara su titularidad.

En el caso de Thomas, el tercer cambio que hizo Simeone en Tallin y el que terminó por desequilibrar el partido por presencia física y llegada, es similar al de Correa. También terminó el curso con la condición de casi titular. Con la llegada de Rodri, Simeone ya empezó a atisbarle la posición de mediapunta llegador para ofrecerle minutos cuando no pueda alinearle de mediocentro. Hay en las formas de Simeone de gestionar el plantel una búsqueda continua de poder ofrecerle minutos a jugadores que considera importantes para el funcionamiento del equipo y también del grupo.

Si no puede dárselos en su posición, se los busca en otra. Lucas ya sabe que cuando no pueda jugar de central desplazará al banquillo a Filipe Luis. A Juanfran, cuando llegó Vrasaljko, también le devolvió a sus orígenes adelantándole en algunos partidos. El propio Juanfran explica lo que debe ser la compleja gestión de este Atlético de Madrid tan rico en matices y futbolistas que se intuye: “Yo fui suplente en la final de la Liga Europa, salí y estaba preparado. Ese ejemplo tiene que servir para todos”.