Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Gamper para la autoestima del Barça

Los azulgrana golean al Boca Juniors con tantos de Malcom, Messi y Rafinha

Rafinha poco antes de obtener el tercer gol del Barça. En vídeo, declaraciones del entrenador del F.C Barcelona, Ernesto Valverde. Getty Images

Aunque cuesta encontrar día, hora y rival en plena decadencia de los torneos veraniegos, el Trofeo Joan Gamper sobrevive como acto de afirmación barcelonista y jornada en honor del fundador del FC Barcelona. No conviene olvidar que Hans Gamper era suizo, protestante y entusiasta seguidor de los mejores equipos centroeuropeos a los que invitaba a jugar por Navidad.

Hoy seguramente estaría muy a favor de la codiciada Champions y de la globalización, que obliga a reparar en China, Japón y Catar, ni que sea por los goles de Iniesta y las clases futbolísticas de Xavi. No es extraño por tanto que los turistas llegados a Barcelona acudan también al Camp Nou para ver al equipo de Messi y después de pasar por caja convivan con los peñistas, que son multitud (160.041 repartidos en 1.245 agrupaciones), protagonistas sin reservas el Gamper.

Barcelona

4-3-3

Ernesto Valverde

1

Cambio Sale Cillessen

Ter Stegen

27

Cambio Sale Busquets

Juan Miranda

3

Cambio Sale Clement Lenglet

Piqué

23

Cambio Sale Vermaelen

Umtiti

20

Cambio Sale Nelson Semedo

Sergi Roberto

22

Cambio Sale Rafinha Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Vidal

7

Cambio Sale Ricard Puig

Coutinho

4

Cambio Sale Arthur Melo

Rakitic

14

1 goles Gol Cambio Sale Ousmane Dembélé

Malcom

10

1 goles Gol Cambio Sale Alcácer

Messi

19

Cambio Sale Luis Suárez

Munir

31

Andrada

2

Goltz

20

Cambio Sale Emanuel Más

Olaza

4

Julio Buffarini

24

Carlos Izquierdoz

15

Cambio Sale Tévez

Nahitan Nández

16

Cambio Sale Agustín Almendra

Wilmar Barrios

30

Cambio Sale Pablo Pérez

Emanuel Reynoso

10

Cambio Sale Cristian Pavon

Edwin Cardona

22

Sebastián Villa

17

Cambio Sale Zárate

Ramón Ábila

Boca Juniors

4-3-3

Guillermo Barros Schelotto

El torneo siempre ha mantenido el carácter de fiesta mayor culer en plena época de fiestas mayores en Cataluña. No ha perdido sentido en tanto que ceremonia de presentación y declaración de intenciones, circunstancia que obliga a los portavoces del club a oficiar de pregoneros y exige a los fichajes rendir pleitesía a la afición del Barça.

La liturgia acostumbra a condicionar el ánimo de la gent blaugrana y, a juzgar por los parlamentos, al equipo le aguardan muchas emociones en el curso 2018-2019. “Tengo la intuición de que va a ser un año histórico”, proclamó el presidente Bartomeu. Y Messi se estrenó como capitán con un discurso sorprendentemente conciso, eficaz y motivador, asumiendo que lleva la cinta heredada de Iniesta: habló bien del equipo y de los fichajes, del pasado y del futuro y asumió el reto barcelonista de volver ganar la Liga de Campeones.

El entrenador se expresa en la alineación, especialmente ambiciosa de momento, más próxima al 4-3-3 que al 4-4-2, siempre dinamizada por un optimista Messi. El 10, que siempre golea cuando se enfrenta a un equipo argentino, marcó diferencias también ante Boca: 3-0. Aunque no tuvieron fluidez, y fueron reiterativos en las pérdidas del balón, los azulgrana sometieron a un rival sin pegada, mejor en lo colectivo que en lo individual, desafortunado en los goles de Malcom y Messi y retratado en el 3-0 excepcional de Rafinha. Los brasileños danzaron alrededor del argentino Messi, cuya determinación contrastó con la fatalidad de Boca, con y sin Tévez.

No se jugó a fin de cuentas un partido sino que se sucedieron un rosario de detalles ante una nutrida representación de seguidores xeneize: la fiereza de Malcom, la exquisitez de Riqui Puig, la pujanza de Miranda o el caño de Pavón a Busquets. La noticia, en cualquier caso, siempre estuvo alrededor de la buena cara de Messi.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información