Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo Astudillo parará por Óscar Husillos

El palentino llega como un huracán a los 400m, donde quiere olvidar Birmingham

Óscar Husillos, en la final de 400m del Mundial de Birmingham en marzo.
Óscar Husillos, en la final de 400m del Mundial de Birmingham en marzo. Sportsfile via Getty Images

La víspera de una carrera importante en un campeonato es el momento en que los atletas se ensimisman, se aíslan y se meten mentalmente en su mundo para estar tranquilos. En el hotel Berlín Berlín, mientras Chuso Bragado se recupera de 38 kilómetros marchando bajo un calor abrasador y Adel Mechaal se prepara para los 10.000m con sus plátanos, sus sales minerales para el calor y su café "para ponerse a tono", Óscar Husillos y Lucas Búa huyen a paso rápido hacia el Estadio Olímpico evitando a la prensa y cualquier distracción. Husillos no quiere oír hablar de los hermanos Borlée, los tres belgas que el martes ganaron sus tres eliminatorias de 400m (las semifinales son este miércoles a las 19.30 y la final el viernes a las 21.05 por TDP). Uno de ellos le ha hecho pasar un mal trago a Samuel García. Jonathan Borlée, el gemelo de Kevin, ha ganado su serie con 45,19s, la eliminatoria más rápida en un europeo desde los 45,20s de David Canal en 1998. "Hemos visto las carreras", dice Husillos, seco, impaciente por irse. "Pero mañana es otro día y ellos tienen otra carrera encima. Vamos a ver si el descanso que hemos tomado nos viene bien".

Husillos y Búa son de los mejores 12 europeos del año, y se han ahorrado la serie previa.

"¡Vamos Samu!", gritaban dos valencianos horas antes desde la grada, vestidos con la camiseta de España. Ese grito sonoro que rompía el silencio segundos antes del disparo de salida de la segunda eliminatoria del 400 no logró despertar a tiempo a Samuel García, el único del escuadrón español que no estaba exento de las eliminatorias. El canario reconocía que quizás se había dormido un poco al final, en los últimos 80 metros. “No me esperaba esto”, comentaba sorprendido aún en la zona mixta. “Tenía que haberlo planteado mejor. Tendré que espabilarme de cara a la final”.

Samuel García se ha clasificado por tiempos (4º, con 45,63s) y aspira mejorar su séptimo puesto de los Europeos de Zúrich 2014 si pasa a la final. El toledano Lucas Búa llega con una marca de 45,25s y, según confiesa, sus últimos entrenamientos dicen que tendría que añadirse al trío español de los 44s. “El calor me viene bien, si no hay viento, creo que podría conseguirlo”, dice Búa.

Pero la estrella es Husillos. Su familia desde Astudillo ya tomó el estadio la víspera y estuvo animando a Samuel. Nueve de 14 que han venido, nada menos, a ver al huracán palentino que, en su interior, piensa que rozará la barrera inferior de los 44s. Sus padres, Julio y Carmen, sus dos hermanos Sergio y Oliver y la pequeña Paula de 13 años, además de sus dos tíos que viven en Berlín. “Tenemos las entradas desde Navidades, por si acaso”, comentaba emocionada su madre. En Astudillo, su pueblo, han instalado una pantalla gigante en un teatro municipal para poder ver volar a su mito por el histórico tartán azul del Estadio Olímpico de Berlín. Hay horarios colgados por todo el pueblo. “La gente nos pregunta cuándo corre, está muy animada. En los bares hay fotos de él, para animar el ambiente”, se emociona su padre. “Pero hay que correr”.

Husillos llega tercero en el ránking europeo con una marca de 44,73s, por detrás del favorito, el británico Matthew Hudson-Smith (44,63s), y de Bruno Hortelano (44,69s), que no se enfrentará a él en los 400. Los 43,73 segundos conseguidos el pasado junio en Madrid y el momento de gloria en el Mundial de pista cubierta de Birmingham, donde corrió en 44,92s antes de ser descalificado, han marcado un antes y un después en su nivel de confianza, en sus expectativas. Incluso ha dejado de ver los vídeos de los Michael Johnson y Usain Bolt que tanto le motivaban para la competición. “Mi referente ahora soy yo, si lo pude hacer en esa carrera de Birmingham, pienso que lo puedo volver a hacer. Me gustó mucho cómo les destrocé a los rivales, gané con una autoridad increíble”, rememora Husillos trasladándose mentalmente por segundos a aquella pista traicionera de 200m de doble radio de la que se quiere vengar en Berlín.

Castilla, en liza con el "espíritu yanqui"

Pese a que Bruno Hortelano no se enfrentará con Óscar Husillos en el 400 metros lisos, el palentino mantiene una cuenta pendiente con su amigo y rival de "espíritu yanqui". "Si todo sale bien, y la cabeza la tengo en su sitio, creo que puedo bajar la marca de Bruno en Madrid", aseguraba. Hortelano se convirtió en el plusmarquista español de la distancia tras correr en 44,69s, cumpliendo con los deberes que le había puesto su entrenador, Adrian Durant. Pero ya en la rueda de prensa del lunes, Óscar dejaba claro que no fue solo Bruno, que fueron los dos quienes batieron el récord de España de Cayetano Cornet.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información